La Asociación Buscando Raíces de descendientes de canarios en Uruguay muestra su cara más solidaria

Esta entidad se fundó en 1996 en Tala, la localidad creada por un emigrante isleño / Cuenta con el reconocimiento de la Comunidad y con una casa de cultura canaria

Los directivos de la entidad con las mascarillas que donaron.
Entrega de las mascarillas elaboradas por la Asociación al personal sanitario del hospital de Tala.

La Asociación Buscando Raíces Grupo Tala de Descendientes Canarios muestra su cara más solidaria ayudando a la comunidad al mismo tiempo que intenta mantener el mayor número posible de actividades en la ciudad más canaria de Uruguay que fue fundada hace 160 años por el lanzaroteño Ildefonso de León.

El dos de mayo de 1860 Ildefonso de León, emigrante de las Islas Canarias oriundo de Lanzarote, funda con el nombre de San Salvador de Tala un poblado ubicado a ochenta kilómetros al norte de Montevideo, en el departamento de Canelones, en el cruce de las rutas 7 y 12.

En la actualidad casi el 80% de la población de esta zona es de origen canario y conservan muchas características de sus orígenes y tradiciones, como por ejemplo la cultura del gofio.

En octubre de 1996 se funda la Asociación Buscando Raíces Grupo Tala de Descendientes Canarios, quienes actualmente están presididos por Júpiter Rodríguez, acompañado por Luis Pérez Hocho como vicepresidente, Claudia Lucía Pardo en la Secretaría, Rossana Hernández como tesorera, Carlos Aversa de protesorero y los vocales Élida Hernández y Alicia Fontes.

La finalidad de esta institución es la de profundizar más en la cultura y en la riqueza que esos abuelos les legaron y que, de alguna forma, estaba un tanto adormecida, pero que en este casi cuarto de siglo han conseguido reactivarla y hoy se sienten “orgullosos de ser canarios”.

La asociación es reconocida en El Tala donde cuenta con una casa de la cultura canaria en la que funcionan talleres que enseñan manualidades, cocina, además de un grupo de danza que ha conquistado primeros premios en los certámenes que se han presentado.

Hace unos años tuvieron una rondalla que ha dejado de funcionar ya que no hay en la zona músicos que utilicen instrumentos canarios, pero las danzas continúan dirigidas por Roberto D’Angelo y Reyino Aversa, aunque desde el inicio de la pandemia, no se está bailando según las recomendaciones gubernamentales.

Cuerpo de baile de la entidad.

Hace ya diez años funcionan talleres de repostería, panadería y decoración en azúcar que continúan este año siguiendo el protocolo sanitario.

En 2019 se comenzó con talleres de costura y fue en ellos donde se elaboraron tapabocas que fueron entregados a la municipalidad y a los centros sanitarios de la ciudad que tanta falta están haciendo allí.

Clases de costura organizadas durante la pandemia.

El año pasado también se dieron clases de yoga, tejidos y bricolaje que posibilitaron llevar adelante la cuarentena a muchos vecinos en forma entretenidas.

La pandemia impidió que durante 2020 se realizaran las excursiones tradicionales por distintos lugares del país, y que el cuerpo de danzas participara en eventos culturales, pero un curso de fotografía permitió disfrutar de los recuerdos en una gran exposición.

El pasado mes de octubre de 2020 tuvieron que suspender la fiesta aniversario que todos los años se realiza con un gran tenderete, pero la directiva tiene esperanzas que pronto pasará esta pandemia y la asociación vuelva a ser un faro de alegría en la región más canaria del Uruguay.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *