José María Oliver pide un mayor apoyo a las entidades de la emigración

El presidente de la Confederación Apferf señala que tras la actual crisis las autoridades deberían adecuar las ayudas a la situación de las asociaciones

José María Oliver.

El presidente de la Confederación de Asociaciones de Padres de Familias Españolas Residentes en Francia (Confederación Apferf), José María Oliver, afirmó que la actual crisis provocada por el coronavirus debería servir para que las entidades de la emigración se adapten a las necesidades del momento y para que la Administración les facilite los medios necesarios para ser más eficaces en los servicios a los españoles en el exterior.

En una carta dirigida a los miembros de la Confederación, Oliver reclama en concreto que los programas para jóvenes se adecuen a la situación actual de las entidades en Europa y no se impongan condiciones casi imposibles para el desarrollo de entidades de jóvenes, como por ejemplo que tengan que contar con 50 jóvenes de menos de 30 años.

También se refiere a los Consejos de Residentes Españoles (CRE), que en su opinión no funcionan, y afirma que “la mayoría de los temas que se discuten en el Consejo General de Emigración no se relacionan con los problemas que tenemos en Europa”.

Pero antes de realizar estos cambios, Oliver señala que las nuevas autoridades del Gobierno español en materia de emigración “antes de tomar decisiones necesitan conocer de viva voz lo que piensan las organizaciones de los emigrantes, el trabajo que a lo largo de los años han realizado y las dificultades que encuentran”. En este sentido recuerda el trabajo realizado desde la Confederación Apferf a favor de las clases de Lengua y Cultura españolas en Francia.

En la misiva, Oliver agradece el mensaje enviado por el embajador español en Francia, José Manuel Albares, a las asociaciones el pasado 24 de marzo. Elogia la actuación de las autoridades españolas en Francia al ponerse al servicio de la colectividad y confía en que, cuando se normalice la situación, las entidades sigan siendo consideradas “canal de representación de la colonia española en Francia” –tal y como indica el embajador en su carta– y la situación no sea como ahora, con las asociaciones “trabajando olvidadas, muchas desapareciendo, sin el apoyo y reconocimiento de nuestras Autoridades, sin medios para que sigan defendiendo los intereses de la colonia española como lo vienen haciendo desde hace décadas”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.