El especial ‘Historias de ida e volta’ de mayo documenta la prensa de la emigración gallega

El nuevo capítulo del proyecto web realizado por la Secretaría Xeral da Emigración y el Consello da Cultura Galega documenta la importante labor editorial de las asociaciones de la diáspora al poner en marcha diferentes periódicos, boletines y revistas

Historias de ida e volta
Publicación de la Hermandad Gallega de Venezuela de 1970.

El especial Historias de ida e volta, un proyecto web realizado por el Consello da Cultura Galega (CCG) en colaboración con la Secretaría Xeral da Emigración, llega a mayo documentando la labor editorial de la prensa de la emigración.

En el último tercio del siglo XIX, las asociaciones de emigrantes gallegos iniciaron una importante labor editorial al poner en marcha diferentes periódicos, boletines y revistas. Además de mantener informada la colectividad, estas publicaciones contribuyeron a crear una conciencia política y cultural propia para los y las gallegas. El especial Historias de ida e volta, proyecto del Arquivo da Emigración Galega (AEG) del Consello da Cultura Galega (CCG) que cuenta con el apoyo de la Secretaría Xeral da Emigración, selecciona algunas de las cabeceras editadas por las sociedades de emigrantes en América y Europa durante el siglo XX.

“Una de las características de nuestra emigración fue su esfuerzo de integración en las sociedades de acogida, sin olvidar la defensa de su propia identidad cultural”, comienza el especial. En ese afán por protegerla, “algunos sectores de la élite de la colectividad emigrada iniciaron en el último tercio del siglo XIX una labor propagandística e informativa con la edición de periódicos y revistas”, continúa. Hoy en día, estas publicaciones dan testimonio de la importancia que tuvo el fenómeno migratorio, al tiempo que reflejan su evolución y las principales características de sus protagonistas.

Las cabeceras fundadas por las asociaciones de emigrantes tenían como objetivo informar de las actividades organizadas por la entidad y dar cuenta de su funcionamiento. Entre sus páginas también se reproducían noticias sobre Galicia, así como fotografías y artículos alrededor de sus paisajes, de su patrimonio o de las figuras más relevantes de su cultura. Además, destaca la presencia gallega en los títulos de las publicaciones, “que nos retrotraen a nuestra patria y a nuestra lengua” con términos cómo ‘Galicia’, ‘gallego’, ‘adiante’, ‘airiños’, ‘terra’, ‘alborada’ o ‘saudade’, como explica el especial. De hecho, la primera publicación gallega editada al otro lado mar se divulgó bajo el título de La Gaita Gallega (La Habana, 1872).

La entrega número 29 de Historias de ida e volta, titulada “Voceiros da colectividade galega na emigración”, selecciona algunas de estas revistas y periódicos con el fin de mostrar como eran las “publicaciones hechas por las asociaciones de los y las emigrantes gallegas en los principales países de acogida durante el siglo XX”. Comienza con la revista Galicia, portavoz oficial del Centro Gallego de Buenos Aires, que sobresale por la calidad de sus artículos alrededor de la cultura, la política, la economía, el patrimonio y la literatura gallegas. Los contenidos de índole cultural fueron el pilar central de Alén mar, la revista de la Asociación Argentina de Hijos de Gallegos, que también incluía algunos artículos reivindicativos de la cultura gallega en la Argentina y otros críticos con la situación social de Galicia. Mientras, boletines como Golada, editado en Buenos Aires por la Sociedad del Ayuntamiento de Golada, tenían entre sus propósitos contribuir a que perduraran en la memoria de sus socios y socias las tradiciones propias de sus villas natales.

Además de en la Argentina, la prensa de la emigración tuvo una presencia destacada en otros países de América. En Cuba, la Sociedad de Beneficencia Naturales de Galicia creó la revista La Vida Gallega en Cuba para divulgar la cultura, historia y lengua gallegas en la isla, objetivo coincidente con el de la revista dirigida por Adolfo V. Calveiro Cultura Gallega. Con idéntica finalidad, se editaron en Montevideo las cabeceras Guíeiro y Ecos da Terra. A pesar de que la orientación cultural era predominante en este tipo de cabeceras, algunas sociedades también las emplearon como medio de promoción y de comunicación directa con la colectividad. Es el caso de los boletines y periódicos étnicos Alborada, Hermandad Gallega de Venezuela y Lonxe da Terriña, publicados en Sao Paulo, Caracas y Santiago de Chile, respectivamente.

Aunque las gallegas y gallegos asentados en el Canadá fueron menos numéricamente, también “crearon sus asociaciones recreativas y culturales y dejaron su huella”, indica el especial. Los centros de la colectividad gallega en Montreal y Toronto pusieron en marcha varias revistas, entre las que es preciso mencionar la Revista Deportiva. Centro Gallego de Montreal por su temática especializada en deportes. Por otra parte, en Nueva York, la Casa Galicia de Unidad Gallega publicaba anualmente un “libro-memoria” para informar del trabajo de la sociedad y de sus actividades y, en México D. F., el Centro Gallego hacía el propio a través de la edición de Anduriña.

A mediados del siglo XX se inicia un cambio de tendencia y la emigración gallega empieza a establecerse en países europeos. En Francia, la Casa de Galicia de París, que ya había publicado con anterioridad varios boletines, lanza A Lareira para informar de temas de interés a las y los emigrantes gallegos allí asentados. Asimismo, tanto en Hannover (Alemania) como en Ginebra (Suiza), la colectividad emigrada tuvo también sus cabeceras: Fogar de Breogán y Revista de A Nosa Galiza, ambas editadas en lengua gallega.

Complementan el especial algunas publicaciones creadas por los centros de emigrantes gallegos residentes en diferentes ciudades españolas. Entre ellas, se incluyen Alborada. Órgano del Centro Gallego de Barcelona; Mundo Gallego. Revista del Centro Gallego de Madrid; Anduriña. Portavoz del Lar Gallego de Sevilla y O Xistral. Voceiro do Centro Galego de Bizkaia en Barakaldo.

El proyecto Historias de ida e volta

El Consello da Cultura Galega, en colaboración con la Secretaría Xeral da Emigración, mantiene el especial Historias de ida e volta para dar a conocer aquellos materiales que documentan el fenómeno migratorio. En más de veinte entregas se documentaron los procesos de salida y llegada, la vida social y cultural, etc., para, de este modo, explicar todo el ciclo migratorio a partir de los materiales que custodia el Arquivo da Emigración Galega.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.