El especial ‘Historias de ida e volta’ muestra el papel de las sociedades microterritoriales de emigrantes en Argentina

Este especial es un proyecto web realizado por la Secretaría Xeral da Emigración y el Consello da Cultura Galega, que ofrece fotografías y documentos que ayudan a entender las nuevas realidades migratorias a América de los años centrales del siglo XX

Historias de ida e volta
Sociedad Saviñao y sus Contornos, años 40. Fondo: Consello da Cultura Galega. Arquivo da Emigración Galega.

El especial ‘Historias de ida e volta’, un proyecto web realizado por el Consello da Cultura Galega (CCG) en colaboración con la Secretaría Xeral da Emigración, llega documentando el papel de las sociedades microterritoriales de emigrantes en Argentina.

Argentina fue un país de acogida para millares de emigrantes y exiliados gallegos que, desde la otra orilla del Atlántico, participaron activamente en la configuración social y política de Galicia. En el territorio austral pusieron en marcha un importante movimiento asociativo con el que buscaban la integración de los emigrantes, al tiempo que procuraban preservar la identidad cultural gallega. El nuevo especial de ‘Historias de ida e volta’, proyecto del Arquivo da Emigración Galega (AEG) del Consello da Cultura Galega (CCG) que cuenta con el apoyo de la Secretaría Xeral da Emigración, lleva por título As asociacións microterritoriais da emigración galega en Arxentina y muestra en veinte imágenes y documentos algunos ejemplos representativos de estas sociedades.

“Podemos observar como las estadísticas migratorias argentinas proporcionan cifras asombrosas referidas al volumen de gallegos y gallegas que arribaron a la tierra porteña”, subraya el especial que da dos datos relevantes: entre los años 1857 y 1930, de los dos millones de españoles que llegaron a tierras argentinas, más de la mitad eran de Galicia, mientras que en la ola que se produjo entre 1946 y 1960 emigraron al país austral más de 100.000 gallegos. Aquellos que primero habían emprendido la aventura migratoria se habían ocupado de tejer redes de apoyo y solidaridad entre los emigrantes que “servían de guía a los que acababan de llegar” y que dieron lugar a un importante movimiento asociativo. “Los emigrantes gallegos utilizaron todas las modalidades de origen territorial —regional, provincial, comarcal, local e incluso parroquial— a la hora de crear asociaciones étnicas diseminadas por el territorio argentino”, continúa.

La entrega número 28 de ‘Historias de ida e volta’ profundiza en este tipo de asociaciones étnicas “que proliferaron en Argentina como representantes de un partido judicial, ayuntamiento o parroquia gallegos”. Procurar el bienestar de sus comunidades de origen y contribuir al desarrollo de proyectos en su tierra natal eran los objetivos de estas sociedades, que fueron el corazón de la construcción de las primeras escuelas, cementerios y lavaderos públicos en las parroquias gallegas. Además, destaca también la participación que tuvieron en iniciativas de carácter político, como las campañas en apoyo a refugiados o por la defensa de la España republicana. Sin embargo, por su carácter microterritorial, algunas de estas sociedades se escindieron o se unieron con otras homólogas. “Muchas de ellas ingresaron en la Federación de Sociedades Gallegas o quedaron diluidas en el Centro Gallego de Buenos Aires, según sus intereses e ideales políticos”, explica el especial. Este fue el caso, por ejemplo, del Centro Recreativo del Partido de Becerreá, que, tras su creación en 1927, pronto pasó a integrarse en la Federación de Sociedades Gallegas, con la que compartía un ideario republicano y agrarista.

Formar parte de la directiva de una de estas asociaciones era un modo de reafirmar el ascenso social y económico de los emigrantes en el país de acogida. La fotografía de los directivos de la sociedad Chantada y su Partido y las de las comisiones del Centro Redondela y su Distrito y de la Sociedad Saviñao y sus Contornos forman parte de las imágenes que se incluyen en este especial, en el que también se recogen otras de la masa asociativa de entidades como el Centro Partido de Carballino.

La celebración de reuniones festivas era una práctica habitual en estas sociedades, pues contribuían a mantener los vínculos de amistad y vecindario entre los miembros y a preservar los patrones culturales de sus lugares de origen. A modo de ejemplo, la nueva entrega incorpora la imagen de una fiesta organizada por la sociedad Hijos de Silleda de Protección Mutua, así como la invitación a la Romería Gallega de la Unión Residentes de Santiago de Compostela.

La música gallega se erigió, asimismo, como una señal de identidad cultural al otro lado mar, por lo que algunas sociedades crearon sus propios coros. Fue el caso de Parroquias Unidas del Ayuntamiento de Rianjo y su Coro Castelao. Además, estas asociaciones étnicas también solían organizar homenajes a vecinos ilustres, como la realizada por los socios y socias de Hijos de Rianjo a Castelao.

Al margen de fortalecer los vínculos sociales y culturales, el especial recoge el papel que estas entidades tuvieron en causas de carácter político, como la Sociedad Residentes del Municipio de Porriño, destacada por el apoyo material prestado para la campaña de solidaridad con el bando republicano en la Guerra Civil española.

La entrega se complementa con otras imágenes que recogen los estatutos que regían el funcionamiento de estas entidades o las asambleas generales que organizaban con carácter periódico. Además, también deja constancia de las importantes aportaciones que hicieron para la construcción de escuelas en sus ayuntamientos natales, como la creada por la Unión Hispanoamericana Pro-Valle Miñor en la parroquia de A Ramallosa.

El proyecto ‘Historias de ida e volta’

El Consello da Cultura Galega, en colaboración con la Secretaría Xeral da Emigración, mantiene el especial ‘Historias de ida e volta’ para dar a conocer aquellos materiales que documentan el fenómeno migratorio. En más de veinte entregas se documentaron los procesos de salida y llegada, la vida social y cultural, etc., para, de este modo, explicar todo el ciclo migratorio a partir de los materiales que custodia el Arquivo da Emigración Galega.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.