Gobierno y Junta acuerdan un paquete de medidas urgentes y estructurales para afrontar la sequía

Para acometer actuaciones prioritarias en materia de desaladoras, conexiones, presas y depuración

Juanma Moreno y la ministra y vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, en su encuentro.

La Junta de Andalucía y el Gobierno de España acordaron un nuevo paquete de medidas urgentes y estructurales para hacer frente a la falta de agua en la Comunidad, entre las que se encuentran la reactivación de obras hidráulicas prioritarias, impulso a los proyectos de desaladoras pendientes de ejecución, captación de agua desde cuencas próximas a Andalucía a través de desaladoras capaces de aumentar su rendimiento o trabajos de mejora en presas de la Comunidad, entre otras actuaciones. Lo anunciaron el 22 de febrero el presidente de la Junta, Juanma Moreno, y la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, tras su reunión en el Palacio de San Telmo, la tercera que celebran en cinco meses, para seguir abordando el problema de la sequía en Andalucía, sus efectos y las posibles soluciones a adoptar de forma conjunta.

Un nuevo paquete de medidas que, según anunciaron, será evaluado periódicamente a través de las reuniones semanales que seguirá manteniendo el grupo de trabajo que conforman equipos técnicos de ambas administraciones. En materia de desaladoras, mientras se ponen en marcha los proyectos de las previstas en Málaga y Almería, se abordó la forma de captar agua de desaladoras que estén ubicadas fuera de Andalucía, y que tengan capacidad para ello. “Hemos identificado de dónde puede proceder esa agua, desde desaladoras del Mediterráneo español que sabemos que no están a pleno rendimiento. Hemos hablado sobre la manera en la que podría estar disponible para ser trasladada, pero corresponde a la Junta decidir dónde desembarcarían esos barcos”, avanzó la vicepresidenta.

“Es cierto que estamos trabajando en el ámbito de la desalación. También viendo escenarios de transportar agua en barco, para organizarnos y anticiparnos, y tener a punto la logística que sea necesaria. Esa planificación es fundamental para que todos empujemos. Vamos a hacer lo humanamente posible”, explicó Moreno.

En esa línea, aclaró que esta vía de abastecimiento será un recurso de urgencia, pero para el que Andalucía debe estar preparada. “Los barcos son un último recurso, una opción límite. Estamos trabajando con los operadores y acondicionando los puertos de Algeciras, Málaga y Carboneras, para que barcos con 100.000 metros cúbicos de agua puedan descargar. Ojalá no tengamos que usarlo, pero nuestro deber es dibujar todos los escenarios posibles”, completó Moreno. En efecto, explicaron que el planteamiento es que el Gobierno cubra el coste del agua desalada, y la Junta el transporte del agua hasta la Comunidad, así como la colocación y adecuación de las tomas necesarias en los puertos andaluces señalados.

Agua en la agenda de Europa

Durante su comparecencia, Moreno recordó las actuaciones que el Gobierno andaluz ya viene afrontando, y que han permitido disponer de 252 hectómetros cúbicos más de agua en la Comunidad: “La Junta de Andalucía ha ejecutado ya más de 1.500 millones en obras, y llegaremos a 4.000 al final de la legislatura. La prioridad en materia de inversión en la Comunidad es el agua. Nuestro objetivo es complementarlo con el esfuerzo del Estado, de Europa y también de diputaciones y ayuntamientos. Hemos evitado que pueblos enteros se hayan quedado sin agua, y que se haya mantenido la producción en el campo”.

“Hablamos de un problema que empieza a estar presente en toda Europa. Lo que antes no era un problema, ahora lo son, como los incendios. Las políticas de agua son estratégicas. Queremos que el agua esté mucho más presente en la agenda de la Unión Europea, y que haya un comisario del agua. Ahí, las regiones del sur deben ser reconocidas con una especial singularidad. El cambio climático va a condicionar nuestro futuro”, reflexionó el presidente.

“De cara a ese futuro incierto que tenemos por delante en cuanto a ausencia de lluvias, debemos prepararnos. Hay mucha preocupación sobre todo en zonas como Almería, que necesita obras ya; Málaga, o el norte de la provincia de Córdoba, en el Valle de los Pedroches. Por ello, queremos generar un clima de confianza mutua entre ambas administraciones, y también sobre todo para que lo perciban los ciudadanos. A esos sectores que están teniendo carencias y limitaciones de agua. A todos ellos, les trasladamos que hay un esfuerzo coordinado enfocado a subsanar ese déficit hídrico que tenemos en toda Andalucía”, añadió Moreno, que apuntó otro ámbito, el de la eficiencia, en el que se debe mejorar la gestión del agua para evitar fugas a través de herramientas como la digitalización.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.