García Montero inaugura la extensión del Cervantes en El Paso (EE.UU.) para promover el español como “lengua de mestizaje y entendimiento”

Afirma que la nueva presencia del Instituto en la ciudad tejana “tiene un valor simbólico fundamental por ser un lugar de frontera, de convivencia”

Luis García Montero saluda a Ben Arriola en presencia de Santiago Cabanas durante la inauguración.

El director del Instituto Cervantes inauguró el pasado 23 de junio la extensión de la institución en El Paso (Texas, Estados Unidos), que tiene, dijo, “un valor simbólico fundamental por ser un lugar de frontera, de convivencia” que ha sabido “conservar con orgullo las mejores tradiciones hispánicas”. Para Luis García Montero, su puesta en marcha tendrá gran importancia en el objetivo del Cervantes de promover el español como “lengua de mestizaje y entendimiento” tanto en EE.UU. como en el panorama internacional.

Esta primera extensión (no será la última) del Instituto en aquel país dependerá del centro de Albuquerque, en el vecino estado de Nuevo México, que también cuenta, como Texas, con un alto porcentaje de población hispana. Se ubica en el recinto de la Universidad de Southwest, que le ha cedido de manera gratuita unas instalaciones donde ofrecerá, entre otros servicios, clases de español (perfeccionamiento de lectura y escritura para escolares, formación para profesores…) y actividades que fomenten el orgullo por la cultura hispánica.

García Montero dijo en la inauguración que Estados Unidos es “un punto de referencia fundamental para la comunidad panhispánica” formada por más de 500 millones de personas que hablan el español, la segunda lengua materna del mundo (tras el chino) y la segunda de comunicación internacional (por detrás del inglés).

Nuestro objetivo, insistió, es divulgar y defender la presencia y el futuro de la cultura hispánica en EE.UU., que es el segundo país con mayor número de hablantes nativos de español, solo por detrás de México y por delante de Colombia, España y otros, hasta alcanzar los 23 países. Esta comunidad lingüística y cultural basada en el español y en una historia común debe mantener los lazos comunes, respetando la diversidad y la convivencia, y defendiendo y sintiendo el orgullo de una historia común.

García Montero recordó que la apertura de esta nueva presencia en la segunda ciudad de la larga frontera que separa Estados Unidos y México (la primera es San Diego) se lleva a cabo coincidiendo con el 30.º aniversario de la creación del Instituto en 1991, una decisión que fue “fruto de la democracia”, y que solo fue posible materializar entonces.

La cultura, vacuna contra el supremacismo

“El paisaje fronterizo de El Paso es una llamada al entendimiento cultural, a la apuesta por los derechos humanos desde la cultura más creativa”, sentenció. El Instituto Cervantes en El Paso centrará su labor en la cultura, con programa enfocados en el mestizaje y el respeto, en el entendimiento y en la historia compartida, porque “la cultura es la mejor vacuna contra el supremacismo y el racismo”. En cuanto a la enseñanza del español, destacó que se darán clases pensadas para diversas profesiones, entre ellos médicos y enfermeros, dado que la Universidad de Southwest cuenta con un reconocido prestigio en la docencia de estas disciplinas sanitarias, que cursan numerosos alumnos.

“Nos llevamos a España en el corazón el nombre de El Paso como algo nuestro”, concluyó García Montero, no sin recordar que la nueva extensión se suma a otras destacadas presencias del Cervantes en el país: los centros de Nueva York, Chicago y Albuquerque, así como el Observatorio de las lenguas hispánicas ubicado en la Universidad de Harvard (Boston).

En la ceremonia de inauguración, presentada por la periodista y escritora Silvia Grijalba, directora del centro de Albuquerque, también intervinieron el presidente de la Universidad de Southwest, Ben Arriola; el alcalde de El Paso, Oscar Leeser, y el embajador de España, Santiago Cabanas.

Nuevas oportunidades

Ben Arriola auguró que la extensión del Cervantes abrirá muchas oportunidades para los estudiantes del estado de Texas, y contribuirá a estrechar los lazos entre el Instituto y la Universidad, así como el entendimiento entre los dos países.

También el alcalde de El Paso insistió en la importancia de la comunidad hispanohablante (recordó que él mismo procede de Chihuahua, México) y en las nuevas oportunidades que brinda la apertura de la extensión cervantina en la ciudad. Oscar Leeser animó a todos a “trabajar juntos para crecer” y destacó la importancia de un día que será recordado cada año en estas fechas en toda la ciudad.

Para el embajador de España, por su parte, la “importante” apertura del Cervantes en la frontera con México contribuirá a que nuestra lengua sea “un instrumento de fraternidad y de entendimiento”.

La ceremonia, que fue precedida del descubrimiento de una placa conmemorativa, se cerró con la lectura y entrega, por parte juez del Condado, Ricardo Samaniego, de la anunciada proclamación del Día del Instituto Cervantes, que a partir de ahora se celebrará cada 23 de junio. El colofón lo puso el guitarrista español Juani de la Isla con un breve concierto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *