Galicia pondrá en marcha un Plan de choque en dependencia para mejorar la atención a este colectivo

El objetivo es agilizar el sistema, reducir los tiempos de espera en las valoraciones y crear nuevas vías preferentes

El titular del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, avanzó el pasado 26 de mayo en la rueda de prensa del Consello la puesta en marcha de un plan de choque en dependencia para agilizar el sistema, reducir los tiempos de espera en las valoraciones y crear nuevas vías preferentes.

Durante su intervención, Feijóo destacó que el primer objetivo será reducir el formulario para solicitar la dependencia que supera las 26 páginas, a menos de la mitad. Para esto, explicó que junto a la solicitud tan sólo será necesario presentar un informe médico y un informe social. “Se van a suprimir las duplicidades, actualizar algunos formularios y reducir drásticamente el papeleo”, aseveró.

Como segundo paso de la solicitud de dependencia, Feijóo se refirió al llamado PIA: la prestación que precisa cada persona en función de su situación y que, a día de hoy, necesita un trámite distinto de la solicitud inicial, no pudiendo iniciarse hasta que la persona ya tiene concedido su grado de dependencia. Sobre este punto, anunció que la Xunta fusionará la solicitud del grado con la del PIA, para que el ciudadano tenga que hacer un solo trámite desde el inicio del proceso hasta que obtiene su ayuda. Además, se redefinirá el concepto de PIA, para hacerlo más completo y duradero. Traerá aparejado, automáticamente, una prestación económica pública, e incluirá opciones alternativas al servicio preferido por la persona dependiente, mientras no haya plaza en su opción prioritaria.

El plan de choque en dependencia también incluirá medidas para agilizar y facilitar el trabajo de los profesionales públicos que valoran la dependencia. Entre ellas, se crearán nuevos centros de valoración; se contará con equipos de valoración itinerantes, que acudirán a los territorios donde haya más lista de espera y a los domicilios de las personas que no puedan ir por ellas mismas a los servicios sociales; se optimizarán las rutas que siguen los valoradores a domicilio; se mejorará el modelo de gestión de citas; y se pondrán en marcha nuevos equipos de valoración.

“Y también se crean nuevas vías preferentes para las personas que padezcan patologías muy graves”, añadió, precisando que se trata del mismo sistema que ya permitió que las solicitudes de las personas con ELA se tramiten en menos de un mes.

Además de la simplificación normativa y administrativa, de la redefinición del PIA, de la agilización de las valoraciones y de la creación de nuevas vías preferentes, el titular de la Xunta resaltó que esta iniciativa incluye otras novedades como facilidades para justificar los pagos de los bonos de residencia, centro de día, ayuda en el hogar o asistente personal; reducir el papeleo para percibir la ayuda por cuidador en el entorno familiar; y universalizar el uso de la Historia Social Única Electrónica para la comunicación entre los servicios sociales autonómicos, los municipales y los servicios sanitarios.

Por último, se realizará una campaña didáctica sobre el proceso de solicitud de la dependencia, para que todos los gallegos puedan tenerlo claro.

El presidente del Gobierno gallego subrayó que con este plan de choque, Galicia abordará “la reforma más ambiciosa de la gestión de la dependencia desde el año 2006, corrigiendo problemas estructurales, poniendo fin a algunas inercias y simplificando el lío de normas administrativas para solicitar este derecho”, afirmó, con el objetivo de llegar antes y con menos dificultades a las personas que más lo precisen.

Feijóo recordó que, a día de hoy, más del 76% del coste del sistema gallego de atención a la dependencia es sostenido en exclusiva por la Comunidad, mientras que de las arcas estatales sale menos del 24%.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *