Firmado el protocolo para garantizar que todos los gallegos dispongan de servicios financieros en su ayuntamiento

Los vecinos de los 40 ayuntamientos beneficiados dispondrán de un cajero en su municipio y podrán acceder a servicios de asistencia financiera y de formación en banca electrónica

El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, y el presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), Alfredo García, firmaron el protocolo de colaboración.

El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, y el presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), Alfredo García, firmaron el pasado 30 de octubre el protocolo de colaboración para garantizar que toda la población gallega tenga acceso a servicios financieros en su ayuntamiento, de modo que dispongan de un cajero automático en su municipio y puedan acceder también a servicios de asistencia financiera y de formación en banca electrónica.

El objetivo de la Xunta de Galicia es conseguir la colaboración de las administraciones locales para actuar en los 40 ayuntamientos que carecen de una entidad financiera en su territorio, lo que beneficiará a unos 52.000 gallegos que residen en estos municipios. Aquellos ayuntamientos interesados que así lo decidan, suscribirán de manera voluntaria un convenio de colaboración con la Administración gallega, toda vez que el compromiso del Gobierno gallego es asumir de manera mayoritaria el coste de este servicio pionero.

La previsión de la Xunta es licitar un contrato que incluya, en primer lugar, la instalación de un cajero automático en cada uno de los municipios que no disponen de entidad financiera. Con esta medida, los habitantes de cada uno de los ayuntamientos podrán efectuar gestiones comunes como la retirada e ingreso de dinero en metálico, la actualización de las libretas bancarias o el pago de recibos sin desplazarse a otros municipios.

Además, el contrato -que se sacará a concurso público- incluirá dos servicios que serán prestados por personal de la entidad a la que se le adjudique el contrato: un servicio de asistencia financiera al ciudadano, para solucionar de manera presencial las dudas de los clientes; y otro de formación en banca electrónica, para que los ciudadanos adquieran nociones básicas para utilizar servicios bancarios que están disponibles a través de las nuevas tecnologías.

Ayuntamientos beneficiados

En este momento, un total de 40 ayuntamientos gallegos -el 13% del total- carecen de una entidad de crédito. La provincia más afectada es la de Ourense, donde no tienen servicios financieros 25 municipios (Xunqueira de Ambía, Xunqueira de Espadanedo, Lobeira, Piñor, Punxín, Baltar, Os Blancos, Porqueira, Rairiz de Veiga, Trasmiras, Taboadela, Arnoia, Beade, Carballeda de Avia, Cenlle, Melón, A Bola, Pontedeva, Verea, Chandrexa de Queixa, Larouco, Petín, Castrelo do Val, Monterrei y Oímbra). El resto de ayuntamientos se distribuyen entre la provincia de A Coruña, con diez municipios (Aranga, Coirós, Paderne, Vilarmaior, Vilasantar, Cabanas, Lousame, Dodro, Santiso e Toques); cuatro en la provincia de Lugo (Negueira de Muñiz, Ribeira de Piquín, Ribas de Sil e O Páramo); y un municipio en la de Pontevedra (Dozón).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.