Feijóo se refiere al autogobierno gallego como la historia de un éxito de la España de las autonomías

Y resalta en el 40ª aniversario del Estatuto de Autonomía el protagonismo del conjunto de la sociedad gallega

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, durante su intervención en la clausura de la jornada conmemorativa del 40 aniversario de la promulgación del Estatuto de Autonomía de Galicia.

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, se refirió el pasado 12 abril al autogobierno gallego como la historia de un éxito de la España de las Autonomías cuyo protagonismo corresponde al conjunto de la sociedad gallega.

Durante la clausura de la jornada conmemorativa del 40 aniversario de la promulgación del Estatuto de Autonomía de Galicia, Feijóo destacó que frente a ese modelo estable, en el que la unidad de los gallegos es un principio sagrado –“y la ruptura social el peor de los pecados que puede cometer un gobernante”-, existe otro que lleva a una crisis crónica en la que resulta difícil recomponer los más mínimos consensos.

“Y no debemos olvidar que ese proceso que sume en la incertidumbre a una de las comunidades que antaño fue la vanguardia de España, se inicia con una reforma estatutaria precipitada y frustrante”, recordó, incidiendo en la necesidad de ser extremadamente cuidadosos a la hora de derogar, “aunque sea parcialmente”, lo que funciona y suscita un acuerdo generalizado de la inmensa mayoría de la población.

A lo largo de su intervención, Feijóo subrayó que además de consolidarse una “autonomía del bienestar”, con servicios públicos de calidad, la Galicia autogobernada asume el reto de dar una respuesta propia a la crisis del 2008, mediante medidas maduras y no siempre fáciles de adoptar y de entender. “La autonomía se responsabiliza y se corresponsabiliza de decisiones trascendentes dando una prueba más que notable de solidez y madurez”, dijo, recordando que el autogobierno vuelve a legitimarse en momentos en los que, al acierto en las decisiones políticas debe sumarse la responsabilidad social para que el desenlace sea esperanzador.

Sobre este punto, destacó que esa responsabilidad evidenciada en la crisis económica, se reedita en la gestión de la crisis de la Covid-19, “en la que las comunidades autónomas estamos gestionando la situación más crítica, desde el punto de vista sanitario, de los últimos 100 años en España”.

Núñez Feijóo y el presidente del Parlamento, Miguel Ángel Santalices, muestran un ejemplar antiguo del Estatuto al presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas.

El responsable del Gobierno gallego quiso también agradecer la presencia en el acto del presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; “una manera excelente de subrayar que la Constitución y el Estatuto de Autonomía son expresiones diferentes de una misma soberanía democrática”, sostuvo, incidiendo en que con la Constitución del 78, “España y Galicia se fundan y se funden como democracias, para convertirse en realidades complementarias”.

Asimismo, valoró que el Estatuto de Autonomía celebre el 40 aniversario de su promulgación acompañado por la doctrina académica y el periodismo, dos compañías que siempre estuvieron al lado del proceso autonómico gallego, garantizando tanto el rigor jurídico como la cercanía ciudadana y la libertad de prensa. “El papel de los que aportaron y aportan su visión académica fue y es esencial”, dijo, refiriéndose además a la contribución de los medios gallegos a la gran obra colectiva del autogobierno.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *