Feijóo recuerda que las puertas de Galicia están siempre abiertas para los gallegos en el exterior

El presidente de la Xunta citó el reto demográfico como el principal problema de la Comunidad en el Debate sobre el Estado de la Autonomía a pesar de la mejora del saldo migratorio desde el año 2009

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, durante su intervención en el Debate sobre el estado de la Autonomía en el Parlamento gallego con el escaño que ocupaba Valeriano Martínez en primer término decorado con una flor y con sendos ejemplares de la Constitución española y del Estatuto de Autonomía de Galicia.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, no se olvidó de la emigración gallega en el Debate sobre el Estado de la Autonomía celebrado en el Parlamento de Galicia entre los días 13 y 15 de octubre. En su intervención inicial, en la que expuso su análisis de la coyuntura actual en la Comunidad y anunció su proyecto de futuro, Núñez Feijóo recordó que “están abiertas las puertas para todos los gallegos del exterior, pero eso casi sobra decirlo… porque esta siempre fue y siempre será su casa”.

El titular del Ejecutivo autonómico aseguró que “el reto demográfico es el problema número uno de Galicia”. “De poco vale trabajar por la prosperidad de nuestra tierra -explicó- si nos quedamos sin gallegas y gallegos que disfruten de ella. Y la vitalidad poblacional de mañana depende de la altura de miras que tengamos hoy” no sólo en Galicia, sino también en España y en Europa. Feijóo situó este asunto entre las reflexiones que compartió con los diputados del Parlamento gallego sobre lo que definió como “los temas estructurales de los que pende el futuro de nuestra tierra”, para añadir que “Galicia merece conjugarse en futuro”.

Pese a recordar que en los últimos años Galicia logró mejorar el saldo migratorio, puesto que desde 2009 entraron en la Comunidad casi 72.000 personas más de las que salieron, el presidente del Gobierno gallego afirmó que “tenemos que asumir que esto no es suficiente para compensar la caída constante del número de nacimientos”. Y citó las proyecciones europeas que apuntan a que en el año 2050, en Ourense y en Lugo habrá tantos jubilados como personas en edad de trabajar. “Es una estadística demoledora que pone de manifiesto la gravedad de la situación demográfica que estamos viviendo. No solo en Galicia. También en el resto de España y de Europa”.

Núñez Feijóo señaló que aunque “se habla mucho y muy frívolamente de la inmigración”, en referencia quizás a Vox, afirmó que “desde Galicia creemos que se debe hablar de este asunto, sí, pero con una seriedad que en estos momentos se echa en falta”. Y abogó por “ser capaces entre todos de impulsar un debate sereno sobre la necesidad de una inmigración legal y ordenada que contribuya al desarrollo laboral y económico, pero también al desarrollo social de la tierra”.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, durante su intervención en el Debate sobre el estado de la Autonomía en el Parlamento gallego.

«Puertas siempre abiertas»

Asimismo indicó que “desde luego nuestras puertas siempre están abiertas a todas las personas nacidas fuera que quieran vivir como gallegos en Galicia, con todo lo que eso implica”. Y en este punto de su intervención fue donde se refirió a los gallegos del exterior, con el guiño que realizó para promover el retorno a su tierra, si lo consideran oportuno.

El titular de la Xunta realizó un repaso de las medidas que su gobierno ha ido poniendo en marcha para beneficiar a los hogares gallegos y construir una Galicia cada vez más familiar. “Pero seguimos queriendo ir más allá. Y eso lo haremos en 2022”, ratificó.

Entre el resto de iniciativas que anunció para el próximo año cabe resaltar la gratuidad de las guarderías, de la que se beneficiarán 20.000 menores y que tendrá un coste anual de 30 millones de euros para las arcas de la Xunta. Además, las residencias de mayores tendrán limitadas a 25 personas las unidades de convivencia y habrá descuentos en el transporte público para las familias numerosas.

El presidente del Gobierno gallego abrió y cerró su intervención inicial en el Debate con un recuerdo al conselleiro de Facenda e Administración Pública, Valeriano Martínez, fallecido una semana antes en su despacho mientras trabajaba. Feijóo agradeció y ensalzó su labor al servicio de la Administración y de Galicia y volvió a mostrarse muy emocionado con su recuerdo y muy afectado por su pérdida.

La líder de la oposición, Ana Pontón (BNG).

Propuestas aprobadas

El día 15 se votaron las 120 propuestas de resolución presentadas por los tres partidos políticos con representación en el Parlamento (PPdeG, BNG y PSdeG-PSOE), un máximo de 40 por cada formación. Salieron adelante 49, siendo 40 de ellas las firmadas por el Partido Popular de Galicia, que tiene mayoría absoluta en la Cámara.

Hubo unanimidad entre las fuerzas para exigir al Estado que se ponga fin a la deuda histórica en materia de infraestructuras. Otras 8 salieron adelante por acuerdo; entre ellas, las del PP de exigencia de modernización del sector público, de un plan de lucha contra la explotación sexual y la trata, la defensa del empoderamiento de la mujer en el ámbito económico o la implantación de un plan de dinamización del medio rural. Y del PSdeG lograron luz verde otras sobre la creación de 2.000 nuevas plazas públicas de residencias y la reforma del sistema de cuidados y una de rechazo del nacionalismo.

Críticas de la oposición que presenta dos modelos diferentes de Estatuto

Los partidos de la oposición censuraron la labor del Gobierno gallego. La portavoz del Bloque Nacionalista Galego (BNG), Ana Pontón, pidió un nuevo estatus político de nación frente a lo que denominó la “Galicia pequeña” de Feijóo. Al presidente del Ejecutivo autonómico le acusó de “abrazar al PP más ultra, más centralista y más antigallego” y a la Xunta de “tratar a Galicia como un satélite de Madrid”, “entre el servilismo a (Pablo) Casado y la confrontación con (Pedro) Sánchez”. En el apartado de la propuestas, la líder de la oposición apostó por contar con una tarifa eléctrica propia en la Comunidad.

Gonzalo Caballero (PSdeG-PSOE).

Por su parte, el secretario xeral del PSde-PSOE, Gonzalo Caballero, se afanó en defender al presidente del Gobierno de España, el socialista Pedro Sánchez, y acusó a Núñez Feijóo de bajar los impuestos porque “el Estado pone encima de la mesa el dinero”. Caballero denunció lo que consideraba la “Arcadia feliz de Feijóo” a pesar de la crisis que achacó a la atención primaria de la sanidad y a los recortes de profesores que señaló en la educación. Apostó por recetas políticas expansivas para reforzar los servicios públicos y generar empleo.

Los representantes del BNG y el PSdeG coincidieron en pedir una reforma del Estatuto de Autonomía, pero discreparon en su enfoque presentando dos modelos diferentes de Comunidad. Mientras Ana Pontón estiró los límites del autogobierno y las competencias hasta exigir un nuevo estatus de nación para Galicia, Gonzalo Caballero defendió la modificación desmarcándose por completo de cualquier visión independentista. Por su parte el portavoz del PPdeG, Pedro Puy, ofreció un discurso basado en la idea de que Galicia presenta parámetros mucho mejores que el resto de España.

UN comentario en “Feijóo recuerda que las puertas de Galicia están siempre abiertas para los gallegos en el exterior

  1. Es la primera vez que un presidente de la Xunta de Galicia dedica en el Parlamento un discurso tan intenso sobre el problema mas importante de la Autonomía: La pirámide poblacional. Ha dejado muy claro que «se trata del principal problema de Galicia». Ya era hora de que así se reconociese.
    En general los políticos gallegos parecen miopes, cuando en el Parlamento pasan por alto tan angustioso problema, para el futuro de nuestra Comunidad.
    Es cierto que en la última década, el gobierno gallego llevó a cabo diversas iniciativas para fomentar el regreso de familias gallegas en la emigración. También el incremento de becas para que cursen estudios en Galicia jóvenes de la emigración, fomentando estímulos para quedarse….Pero todo ello es insuficiente ante la magnitud del problema. Lo mas desconcertante es que la sociedad gallega parece que «non esperta do seu sono» y mira para otro lado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *