Feijóo reconoce el esfuerzo colectivo de todos los gallegos que ejercen de embajadores de su tierra

Agradece la implicación de Felipe VI como jefe de Estado y como Embajador Vitalicio del Camino

El Rey Felipe VI, a su llegada al Palacio de Fonseca para la inauguración del Congreso Mundial Xacobeo.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, destacó que en este Año Santo 21-22 Galicia se vuelve a abrir al mundo para acoger al peregrino que busca inspiración y sosiego. “Desde nuestra tierra vuelve a alzarse una bandera para superar los momentos difíciles. No nos resignamos a que la crisis del coronavirus frustrara la ilusión de tantos peregrinos que quieren acudir a este confín para encontrar inspiración y sosiego. Galicia los necesitaba y ellos necesitan a Galicia”, dijo, resaltando que, con este objetivo, la Comunidad se empeñó en hacer de esta tierra un destino confiable y seguro.

Durante el acto de inauguración del I Congreso Mundial Xacobeo de la Academia Xacobea, presidido el pasado 3 de junio por el Rey Felipe VI, Feijóo quiso reconocer el esfuerzo colectivo de todos los gallegos que ejercen de embajadores de su tierra y gracias a los cuales Galicia vuelve a ejercer de anfitriona. “El feliz descubrimiento de la tumba del Apóstol Santiago y el impulso oficial a la Ruta Xacobea, no habrían sido suficientes sin un pueblo que arropase con sus valores al peregrino que se dirige a Compostela”, ahondó, agradeciendo también la implicación de Felipe VI como jefe de Estado y como Embajador Vitalicio del Camino de Santiago.

“Esa ruta que empezó siendo una aventura sobre la que pesaba la incredulidad de muchos, se impone como símbolo y realidad que abrazan hombres y mujeres de todas las épocas”, afirmó, subrayando que Galicia crea un Camino por el que pueden transitar todos, y en el que las amistades se refuerzan y las enemistades se diluyen.

Inauguración del I Congreso Mundial Xacobeo de la Academia Xacobea, presidida por el Rey Felipe VI.

A lo largo de su intervención, el presidente del Ejecutivo autonómico afirmó también que la Comunidad se siente orgullosa de ayudar a modelar el mundo desde una visión humanista. “Y, a cambio, el mundo también modeló a Galicia, haciendo de ella una tierra de puertas abiertas y puentes tendidos hacia todas las culturas”, afirmó, trasladando el deseo de que esa universalidad innata no sea una gloria del pasado, sino que forme parte del futuro.

Durante su intervención, en la que mezcló el castellano y la lengua gallega, Felipe VI destacó “la gran virtud de la Ruta Xacobea” de “hacer compatible lo local y lo global” y el carácter internacional del Camino “con peregrinos de muy diferentes culturas, realidades y formas de ver el mundo”. “Por ello, no es sorprendente que en los testimonios que se recopilan de los peregrinos haya siempre referencias al reencuentro con uno mismo, al sentimiento de hermandad con los demás caminantes, a la comunión con la naturaleza o al sosiego que se siente cuando se culmina una etapa…”

El Rey concluyó su discurso destacando que “el peregrino puede caminar solo, pero sintiéndose parte de una gran comunidad que le proporciona ayuda y aliento. Las circunstancias adversas que forman parte del momento que nos ha tocado vivir, requieren reforzar los afectos entre personas, comunidades y naciones. Requieren, en suma, inspirarse en los Caminos que han unido a Galicia y a toda España para seguir transitando por ellos durante las ‘mil primaveras’ a las que se refirió Álvaro Cunqueiro”.

El Rey el resto de autoridades visitaron la Biblioteca América del Colegio Fonseca, creada en 1926 por el emigrante gallego afincado en Buenos Aires, Gumersindo Busto.

La obra de un emigrante

Al concluir su intervención, Don Felipe, acompañado de las autoridades, se dirigió a la Biblioteca América del Colegio Fonseca, creada en 1926 por el emigrante gallego afincado en Buenos Aires, Gumersindo Busto, dando a esta biblioteca el objetivo de nutrir de conocimientos sobre América a los estudiantes de este lado del Océano, pasando a ser un recurso muy importante de la Universidad de Santiago de Compostela y un ejemplo real y vivo de la vinculación entre Galicia y América, con un valor bibliográfico excepcional y muy simbólico como testimonio del potencial de cooperación entre los pueblos iberoamericanos.

El Colegio de Fonseca, en Santiago, acogió la inauguración de este evento -a la que asistió también la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, entre otras autoridades- que se desarrolló hasta el día 5 entre la capital gallega y Padrón. El Congreso reunió a especialistas procedentes del ámbito autonómico, estatal e internacional para debatir sobre las rutas a Compostela, el fenómeno jacobeo y la experiencia de las peregrinaciones en general.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *