Feijóo culminó su estancia en Uruguay con una visita a la Asociación Española, la primera mutua de la emigración creada en el continente

Destacó que los programas de atención social de la Secretaría Xeral da Emigración llegaron a más de 30.000 gallegos durante el año pasado

Núñez Feijóo visitó a un paciente originario de Padrón.
Le explicaron los procedimientos que realizan.
Feijóo con el personal de cardiología.
Con la directiva de la Asociación Española.
Firmando el convenio entre la Secretaría da Emigración y la Asociación Española.
Se despide del presidente de 'La Española'.
Saludando a un conductor de ambulancia.
Saludando a un emigrante oriundo de Carballo.
Núñez Feijóo realizó unas declaraciones a los medios.
Departiendo con algunos empleados del hospital.
Visitando el laboratorio.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, aprovechó la última jornada de su estancia en Uruguay para visitar la Asociación Española de Montevideo, la primera mutua española fundada en el país hace 166 años, donde además fue sorprendido por la visita a un emigrante retornado que hacía tres días llegó a Montevideo de paseo y tuvo que ser intervenido de urgencia tras sufrir un infarto.

Pasada la media mañana del sábado 1 de febrero en capital uruguaya, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, el delegado de la Xunta para el Río de la Plata, Alejandro López Dobarro, acompañados por el embajador español en Uruguay, José Gómez-Llera, fueron recibidos en la puerta del viejo hospital de la Asociación Española de Montevideo por el actual presidente, Gerardo García y por quien será seguramente el futuro presidente de la institución, Fernando García, si tras las elecciones próximas se mantiene la mayoría electoral de la lista que gobierna en esta institución desde hace décadas.

También, estaban allí varios directivos de la mutua médica y el gerente general, Julio Martínez, así como una multitud de medios de comunicación, todo lo que llevó a que varios curiosos que salían del hospital consultaran quien venía.

Esta demostración de cariño y respeto por el mandatario del Gobierno gallego se replicó en todos los centros que ha visitado en esta margen del Plata, y mientras caminaba rumbo al nuevo laboratorio automatizado de ‘La Española’ le paró un hombre que estaba esperando a ser atendido y poniéndose delante de su camino le preguntó: “Feijóo, puedo sacarme una foto contigo”. Ante la afirmativa mientras otro le sacaba la fotografía con el teléfono, le dijo que era de Carballo.

Luego, el presidente gallego seguiría el recorrido del laboratorio de última generación, donde dialogó con sus empleados para luego cruzar rumbo al nuevo hospital que lleva el nombre de Óscar Magurno, en recuerdo del gerente general de la institución que ha consolidado a la misma como una de las más importante del país.

Un gallego salvado horas antes

En el hospital Magurno, Feijóo y su directiva recorrieron el Cardiocentro, donde están los equipos de última generación para realizar intervenciones con las técnicas más sorprendentes que posibilitan verdaderos milagros en los pacientes.

Allí les recibió el director del servicio de Hemodinamia y Cardiología Intervencionista, doctor Daniel Mallo, con todo su equipo, que lucían en sus batas una bandera de Galicia.

En tanto dentro del quirófano le mostraban la última intervención realizada horas antes en una gran pantalla que les sirve para ver dentro del organismo el procedimiento vascular que están realizando, luego le invitarían a visitar al paciente en su sala.

España Exterior dialogó en exclusiva antes de la visita con Antonio Espiñeira, el paciente operado a última hora del viernes 31, el que había llegado a Uruguay en 1963 proveniente de su Padrón natal.

Espiñeira trabajó en Montevideo primero en su almacén y bar en la zona de Pocitos y luego en el barrio del Reducto, para terminar su vida laboral como repartidor de panificados.

Antonio se jubiló y retornó a Galicia, y el pasado 29 de enero había llegado al aeropuerto de Montevideo para pasar un tiempo en la ciudad visitando familia y amigos. Y justo el viernes 31 de enero se produjo lo impensado cuando un infarto le llevó a que los paramédicos le trasladaran de urgencia a la Asociación Española, que era la más cercana y donde tenía asistencia por el convenio existente con la Xunta de Galicia.

Una vez allí fue evaluado y se preparó todo para realizarle un procedimiento que le devolvió la capacidad cardíaca necesaria para tener una calidad de vida igual o mejor a la que tenía.

“Me trataron de maravilla aquí” en ‘La Española’, nos comentaba Antonio a pesar de que antes no era socio de esta mutualista, pero los médicos y la institución no miran procedencia de sus pacientes ya que es un centro de referencia de atención cardíaca de todo el Uruguay y allí se intervienen a pacientes de todo el sistema de salud.

Momentos después, el presidente Feijóo junto al doctor Mallo y un fotógrafo y cámara, registraron el emocionante encuentro entre ambos gallegos.

Firma de acuerdos

Posteriormente, en la sala de sesiones, se firmó el acuerdo entre el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, y el presidente de ‘La Española’, Gerardo García, siendo el resto de la delegación y directiva de la mutua los testigos del mismo.

Era la primera vez que el presidente Feijóo visitaba las instalaciones de la Asociación Española y reflexionó sentirse impresionado por la calidad y avanzadas prestaciones médicas que allí se desarrollan, así como también por la emergencia de paramédicos que tienen en una amplia flota de ambulancias.

Renueva el compromiso con los gallegos del exterior

De esta forma, tras su visita de dos días a Uruguay, el presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, refrendó el compromiso de la Xunta con los gallegos en el exterior y destacó al dialogar con los periodistas presentes que los programas de atención social de la Secretaría Xeral da Emigración llegaron a más de 30.000 gallegos durante el año pasado.

Feijóo aseveró que la firma de los convenios con el Hogar Español, Casa de Galicia y la Asociación Española, ponen de manifiesto que los valores de fraternidad y solidaridad que caracterizaron a los primeros gallegos de la diáspora siguen inspirando también el trabajo de la Xunta. “Con los protocolos firmados hoy, Galicia se vuelve a comprometer con los nobles objetivos que los gallegos de la diáspora iniciaron”, dijo, recordando que la Casa de Galicia, que suma 102 años, mantiene el compromiso de atención en el ámbito sanitario, así como también en el académico.

Asimismo, destacó que el Hogar Español de Montevideo, que nació hace seis décadas con el objetivo de acoger a los ancianos gallegos que cuando no tenían más fuerzas para trabajar o padecían dolencias que los llevaban a no valerse por sí mismos, contaban con un hogar donde poder pasar los últimos años de su vida contenidos y atendidos por una gran familia.

Y sobre la Asociación Española, que es la primera mutua de asistencia médica creada en el continente americano hace 166 años, subrayó que presta cobertura a más de 190.000 socios, con un equipo humano de casi 8.000 trabajadores, agregando el presidente de la misma Gerardo García, que “somos la institución que más gallegos tiene como socios en el país”.

Durante el acto, el presidente de la Xunta trasladó también la posibilidad de que los médicos que estén acabando su formación o aquellos que quieran desarrollar una formación continuada puedan hacerlo en los hospitales gallegos en cualquier especialidad.

Feijóo concluyó agradeciendo la hospitalidad y el interés que las distintas instituciones de este país muestran siempre por Galicia y abogó por seguir colaborando en el futuro. “Saben que siempre podrán contar con Galicia”, sentenció.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *