Feijóo convoca a los partidos políticos para abordar la previsible convocatoria electoral en julio

Tras conocer los informes que sitúan el principio del verano como el momento más seguro

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, compareció para dar cuenta de la actual situación con respecto al coronavirus.

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, convocó ayer a los partidos políticos gallegos para abordar la convocatoria electoral, tras conocer los informes de los expertos que sitúan el principio del verano como el momento más seguro. “Acabo de remitir estos informes a los partidos políticos para que puedan evaluarlos y los convoco a una reunión mañana [por hoy] para escuchar sus opiniones y reflexiones. A partir de la opinión de los expertos -y también escucharé la opinión de los partidos políticos-, tomaré la decisión que creo sea la más responsable”, ahondó.

Después de que la pandemia obligara a suspender el proceso electoral previsto para el 5 de abril, y con el compromiso de activarlo de nuevo “en el plazo más breve posible”, Feijóo trasladó el 13 de mayo el contenido de los informes sanitarios -informe del área de Salud Pública de la Xunta, del presidente de la Sociedad Gallega de Medicina Intensiva, del presidente de la Sociedad de Urgencias y Emergencias de Galicia y del jefe de enfermedades infecciosas del hospital de A Coruña- y del informe de la Asesoría Jurídica de la Xunta, encaminados a orientar una decisión “que no es, en ningún caso, sencilla”.

Así, desde el punto de vista sanitario, y siempre que se mantengan las previsiones, el presidente de la Xunta trasladó que los expertos coinciden en que el momento que puede ofrecer menos incertidumbres para poder votar es el principio del verano, siendo la seguridad sanitaria mayor cuanto antes se celebren los comicios. Por el contrario, las incertidumbres se incrementan cuanto más avance el año, restando garantías para que se pueda celebrar un proceso electoral en condiciones sanitarias idóneas.

Sobre este último punto, explicó, entre otros aspectos, que los meses de mayor recepción de visitantes en la Comunidad son julio y agosto, “lo que puede exponernos a más contagios importados”; las condiciones meteorológicas del verano -temperaturas mayores, rayos ultravioleta- podrían contribuir a reducir el impacto del virus; “y los modelos epidemiológicos no descartan un nuevo pico de la enfermedad con más probabilidad después del verano”, añadió.

El responsable del Ejecutivo gallego resaltó que el informe jurídico subraya que se dan las condiciones jurídicas para la convocatoria y celebración de unas nuevas elecciones, considerando que se se estima que las condiciones pueden ser peores en otoño, lo prudente y correcto es proceder a una nueva convocatoria a la mayor brevedad, para no poner en peligro el derecho fundamental del sufragio activo y pasivo.

“En definitiva, la Asesoría Jurídica indica que las elecciones podrían convocarse a la mayor brevedad; y los informes sanitarios concluyen que el mejor momento para la celebración de las elecciones cuenta con mayores garantías a principios del verano que a finales del verano”, expuso.

La prioridad, la lucha contra la pandemia

En cualquiera caso, Feijóo aseveró que el Gobierno gallego sigue trabajando en la prioridad, que no es otra que la lucha contra la pandemia y la reactivación social, laboral y económica de las familias y de las empresas gallegas. “En Galicia contuvimos más el virus pero, mientras no haya una vacuna, sigue existiendo ahora, seguirá existiendo en julio y seguirá existiendo en septiembre; y esta obligada convocatoria electoral no va a variar la prioridad de la Xunta, ni la de -estoy convencido- los partidos políticos de Galicia”, aseveró, subrayando que esta misma semana se espera contar con los resultados definitivos de la primera ola del informe epidemiológico, cuyos primeros datos permiten llegar a una conclusión: Galicia contuvo más el virus y la población gallega afectada se sitúa en el entorno del 1%.

En esta misma línea, destacó que la Administración autonómica ya tiene prácticamente ultimado un protocolo de reactivación sociosanitaria referido a centros de día, de mayores y de discapacidad; con un marco de actuación general y líneas específicas para garantizar la apertura paulatina, gradual y segura.

“La semana pasada aprobamos un protocolo sobre la reactivación de la Atención Primaria y este lunes aprobamos también un protocolo para la reactivación de la actividad común hospitalaria, un protocolo clínico asistencial para el uso de plasma hiperinmune y un protocolo de finalización en la realización de las pruebas test a todos los profesionales -sanitarios y no sanitarios- del Sergas”, añadió, además de la aprobación de un plan para garantizar la reincorporación de los empleados públicos al trabajo presencial de forma gradual y segura.

Por último, Feijóo incidió también en la necesidad de evitar las improvisaciones en el ámbito educativo. Al respecto, resaltó la reunión que la Consellería mantendría esa misma tarde con Anpas y sindicatos para abordar la posición de Galicia ante la Conferencia sectorial que tiene lugar hoy. “Es imprescindible conocer los protocolos de vuelta a las aulas, saber cómo se va a iniciar el próximo curso y también, cómo y en qué casos se pueden retomar parcialmente las tareas educativas en lo que queda de curso”, recalcó.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *