Feijóo apela a un diálogo sosegado y multilateral para abordar el modelo de financiación autonómica

Aboga por centrarlo en las personas y no en los territorios según el coste real de servicios como la sanidad o la educación

Núñez Feijóo con el Rey, los expresidentes Felipe González y Mariano Rajoy y la vicepresidenta Nadia Calviño, entre otras autoridades, en el Foro La Toja, por el que pasaron también los presidentes de España, Pedro Sánchez, y Portugal, Antonio Costa.

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, apeló el pasado 30 de septiembre a un diálogo sosegado y multilateral para abordar el modelo de financiación autonómica, centrado en las personas y no en los territorios. Durante su participación en la mesa La financiación de las autonomías: atender a la diversidad y a la cohesión, enmarcada en el Foro La Toja-Vínculo Atlántico, junto con los presidentes de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig; de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; y de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, Feijóo remarcó que la financiación autonómica es clave para que funcionen los servicios públicos de España, recordando que el 50% del gasto público del país lo gestionan las comunidades.

“Si no hay una buena financiación autonómica no habrá buenos servicios públicos y, por consiguiente, no estamos hablando de un problema político, sino de un problema de personas, que son las que emplean los servicios”, ahondó, abogando por un sistema de financiación “justa, sin ganadores ni perdedores”, acorde al coste real de servicios como la sanidad o la educación.

A lo largo del debate, Feijóo hizo hincapié, en que al igual que en estos 40 años de democracia, durante la pandemia las comunidades acreditaron que son “un gran modelo”, siendo responsables durante el momento de estrés máximo. Asimismo, insistió en la necesidad de establecer un sistema de cogobernanza “real y seria”. Y, en este sentido, a modo de ejemplo, lamentó que actualmente los fondos europeos de reconstrucción conlleven gasto corriente a las comunidades. El presidente de la Xunta concluyó pidiendo también “rigor y cogobernanza” en el criterio de reparto de los fondos Next Generation.

Un día antes, Núñez Feijóo había acompañado al Rey Felipe VI, en la inauguración de este foro, donde el titular de la Xunta expuso la combinación de valores y hechos como la base del autogobierno gallego a través del cual Galicia consiguió un grado de desarrollo y bienestar desconocidos en su historia. “Los gallegos aprendemos que la democracia es hermosa y muy útil. Con ella satisfacemos nuestros deseos de libertad y, al mismo tiempo, resolvemos problemas cotidianos y estimulamos el talento individual y colectivo”, resaltó. Y apeló a cuidar los valores democráticos y defenderlos sin tregua tanto en la acción política cotidiana como en los foros de pensamiento, frente “a los cantos de sirenas” de los populismos y sus intentos de hacer naufragar la nave democrática.

El 4 de octubre, el presidente gallego acompañó a la Reina Letizia en la inauguración del IX Congreso Internacional sobre Nutrición y Salud FAO-Conxemar, donde defendió la dieta atlántica rica en productos del mar como la mejor manera de impulsar una alimentación de futuro saludable y sostenible. Feijóo se refirió al valor del mar como fuente de bienestar e incidió en la necesidad de fomentar la concienciación y difusión sobre la importancia del consumo de estos productos. Y recordó el peso económico y social de la cadena mar-industria en la Comunidad, con 9.000 millones de euros anuales de facturación y alrededor 50.000 empleos directos.

Los sectores prioritarios de Galicia para los fondos de la UE

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, incidió el pasado 29 de septiembre en los cinco sectores prioritarios en la candidatura gallega a los Next Generation -sanidad, automoción, agroalimentario, forestal y energético- y pidió, nuevamente, al Gobierno central que las comunidades no sean “meras oficinas gestoras” de las decisiones sobre los fondos europeos que señale el Gobierno: “Nosotros lo que pedimos es claridad de criterios para adjudicar esos fondos y una garantía de cohesión territorial de España”.

En respuesta a los grupos en el Pleno de la Cámara, Feijóo recordó que, desde el primer momento, Galicia puso en marcha una comisión de expertos -formada por economistas, profesores, empresas y Xunta- para concretar las prioridades, además de constituirse una comisión parlamentaria que estuvo diez meses trabajando con este mismo objetivo. “Una comisión en la que comparecieron 49 agentes económicos y sociales, en la que se elaboraron 150 informes, se incorporaron 52 enmiendas y se propusieron 506 epígrafes”, dijo y aprovechó para invitar al PSdeG a si “tiene alguna prioridad” presentarla y poder estudiarla.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *