Feijóo anuncia medidas de conciliación para atender las necesidades que resurgen con la desescalada

Se trata de un paquete extraordinario que cuenta con una inversión de 40 millones de euros

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, a su llegada a la rueda de prensa del Consello.

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, explicó el pasado 29 de mayo en la rueda de prensa del Consello un paquete extraordinario de medidas de conciliación para, con una inversión de 40 millones de euros, atender a las necesidades que resurgen con la desescalada.

Feijóo explicó que se trata de un Bono coidado extraordinario para la infancia, para que aquellas familias en las que los progenitores trabajan puedan conciliar; de un Bono coidado extraordinario para aquellos mayores y dependientes que acudían a centros de día; de la reactivación de los campamentos de verano a partir de mediados de julio; y de una orden de ayudas para escuelas infantiles y centros de día, con el objetivo de hacer frente a sus costes fijos durante la suspensión de la actividad.

Subrayó que este paquete de medidas coincide con la decisión de que “las escuelas infantiles, los centros de día y ocupacionales de la Comunidad no retomen su actividad hasta el curso que viene”, dada la imposibilidad de garantizar la distancia física necesaria. Una decisión adoptada después de escuchar a la comunidad médica y a los representantes de los centros de día y de las escuelas infantiles, tanto públicas como privadas, y a las entidades de discapacidad.

A lo largo de su intervención, Feijóo resaltó que este paquete extraordinario cuenta con cuatro grupos de beneficiarios: las familias con niños de hasta 12 años; los jóvenes de entre 8 y 18 años; las personas mayores o con discapacidad que eran usuarias de un centro de día u ocupacional; y las empresas que gestionan escuelas infantiles, espacios infantiles, ludotecas y centros de día privados.

Así, para las familias con niños de hasta 12 años, Feijóo subrayó que el Bono coidado extraordinario para la infancia, dotado con una inversión total de 18 millones, contará con una ayuda de 500 euros al mes y estará vigente mientras estén cerrados los centros, pudiéndose aplicar con efectos retroactivos desde la declaración de la emergencia sanitaria, el pasado 13 de marzo.

Las condiciones son que los progenitores trabajen fuera de la casa, que los ingresos de la familia no superen los 806 euros netos al mes por miembro y que los servicios de atención a domicilio se contratasen después de la declaración de emergencia sanitaria.

El presidente de la Xunta avanzó también la reactivación de los campamentos de verano. “Entendemos que a mediados de julio podremos abrir esos albergues con una serie de medidas y protocolos para intentar también la conciliación durante las vacaciones a esas familias que tengan hijos de entre 8 y 18 años“, explicó.

Atención a dependientes

Para las personas mayores y con discapacidad que acudían a un centro de día u ocupacional, Feijóo resaltó la puesta a su disposición de un Bono coidado extraordinario para la dependencia, con una inversión de 11 millones de euros y dotado igualmente con 500 euros al mes, para cubrir la atención que se contratase desde la declaración de la emergencia sanitaria hasta que reabran los centros.

Asimismo, y para aquellas personas dependientes que necesiten de atención terapéutica, el titular de la Xunta destacó la creación de una línea de ayudas específica dotada con 1 millón de euros, con el objetivo de colaborar en el pago de sesiones de terapias de estimulación y rehabilitación.

En relación a las empresas que atendían a todas estas familias en el ámbito de la infancia y de las personas mayores, Feijóo subrayó que las escuelas infantiles privadas podrán contar con una línea de ayudas extraordinaria con un presupuesto de 6 millones de euros, vinculada a que se acogiesen a la gratuidad para segundos hijos y sucesivos. Además, los centros de día privados accederán a una orden de ayudas para hacer frente a sus costes fijos durante la suspensión de la actividad, con una aportación de 4 millones de euros.

El presidente de la Xunta incidió en que se trata “de un paquete extraordinario ante una situación extraordinaria para una conciliación familiar en un momento de extraordinaria dificultad” y será trasladado a la Mesa de Diálogo Social para su análisis y aprobación definitiva.

Otras actuaciones para diversos sectores

El Consello da Xunta aprobó también destinar 16 millones de euros para apoyar a autónomos y pymes del comercio, el turismo, servicios y transporte e impulsar la instalación de medidas de protección para trabajadores y clientes. Además, los agricultores y ganaderos podrán percibir el anticipo de las ayudas de la PAC gracias a la colaboración con diferentes entidades financieras para abrir una línea de préstamos a interés cero. Y se blindarán los apoyos a los centros especiales de empleo y a las empresas de inserción laboral, así como se destinarán 8 millones de euros para complementar las prestaciones de menor cuantía de trabajadores en ERTE y para mayores de 55 años que perdieron su empleo.

Mientras que el día 22 el Consello dio el visto bueno a destinar 2,8 millones de euros a un nuevo paquete de ayudas a los ayuntamientos para sufragar medidas sociales de apoyo a los más vulnerables ante los efectos de la Covid-19. Feijóo explicó que Galicia recibió hasta el momento 17 millones en materia de políticas sociales del Gobierno central y el 50% se distribuirá a los ayuntamientos. Ese mismo día, se anunció que la Xunta flexibilizará las condiciones de adjudicación del suelo empresarial de su propiedad para facilitar la reactivación de la economía.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *