Fallece el presidente de honor de la Casa de Asturias Centro Asturiano de Montevideo

Horacio Díaz, de 94 años, fue un colaborador incansable de la colonia

El actual titular de la Casa de Asturias Centros Asturiano, José Pérez, cuando le otorgo el titulo de presidente de honor a Horacio Díaz en 2013.

La colectividad asturiana de Uruguay lamentó el fallecimiento de quien era el presidente de honor de la institución Casa de Asturias Centro Asturiano de Montevideo, Horacio Díaz.

El sepelio se llevó a cabo el pasado 21 de junio en la capital uruguaya donde Horacio Díaz García residía desde que llegó procedente de su Asturias natal.

Con sus 94 años, Díaz García, había sido presidente del Centro Asturiano Casa de Asturias en varios períodos, y desde agosto del 2013 era el presidente de honor de la institución fusionada.

También había sido vicepresidente de la mutua sanitaria Casa de Galicia, además de un empresario que siempre colaboró con la colectividad española, tanto en el Hogar Español como en su institución asturiana, donde no perdía ninguna de sus celebraciones ni reuniones gastronómicas tradicionales.

Durante esta pandemia han sido varios los directivos de la colectividad española que han fallecido y por cuestiones de protocolo sus sepelios han sido de concurrencia reducida

2 comentarios en “Fallece el presidente de honor de la Casa de Asturias Centro Asturiano de Montevideo

  1. El 19 de junio de 2021 se fue mi papá a los 92 años, seguro ya está entre Montañas y prados de nuestra querida Asturias. Hijo de Antonio Diaz de Calsaleiro Prada y de María del Carmen García de la Arquera. Presidente de honor del CENTRO ASTURIANO CASA DE ASTURIAS DEL URUGUAY DON HORACIO DIAZ GARCÍA, apoyó y transmitió los valores de la familia tradicional asturiana ayende el mar y tuvo la buena fortuna de luego de muchos años poder ir y venir de URUGUAY a ASTURIAS y de ASTURIAS a URUGUAY varias veces, recuperando los lazos con sus hermanas, sobrinos, familiares y amigos, lazos que lógicamente en los años 1948 -49 todo emigrante temía perder cuando salía al mundo. La realidad como hombre trabajador y excepcional que fue, después de 24 años de trabajo incansable como emigrante decidió visitar su ASTURIAS PATRIA QUERIDA, QUE DURANTE 18 AÑOS PARA MI HERMANA MAYOR ALICIA PARA MIS 13 AÑOS Y LOS 10 DE MI HERMANA MARTITA había sido la canción diaria sobre su camioneta de reparto de un almacén en la zona de Carrasco Montevideo Uruguay, fue en ese año 1973 en el que junto a mi madre MARTA BERNARDO decidieron visitar a ambas familias en pueblos del centro de su Asturias del alma, podía haber vuelto antes sólo pero mi padre no concebía la vida sin todas nosotras. Y este hombre generoso con lo suyo había decidido que para volver por primera vez lo tenía que hacer así con todas. Le fue concedido el mayor placer que puede concebir un abuelo contar con la confianza de sus hijas y yernos permitiendo y a su vez agradeciéndole que también en los años que pasaron luego de ese gran viaje llevará en diferentes momentos a sus nueve nietos, RODRIGO, JIMENA, DIEGO, LETICIA, MARIELA, MARIA JOSE, JUAN PEDRO, ALFONSO Y LUCIA. Cada uno de ellos camino por los senderos y carreteras de esa hermosa Asturias con mil colores de verde, de la que nunca nos dejaba de hablar. Estuvimos en su casa en Prada, y realizamos por muchas semanas el recorrido de Prada, Puente Vega, Pravia y por esa carreterina que pasaba por la puerta de su casa, también para el otro lado hacíamos Prada, El Pozo, Mouruso y Salas que como mágico hilo del destino era la tierra de mis abuelos los padres de mi madre, mi madre nació aquí en Uruguay al igual que nosotras y cómo dice la canción los hilos de la luna debía ser cuarto menguante el día que el barco llegaba al Uruguay con mi padre porque ella allí en el puerto quedó prendada de aquel asturiano emigrante que en ese momento tenía como destino final el puerto de Buenos Aires Argentina y la ciudad de Rosario provincia de Santa Fe. Y reiteró como cosa del destino inexorable mi padre vendría definitivamente al Uruguay en 1951 donde lo recibió esa colectividad asturiana pujante y acogedora que le ayudó a incorporarse a esa sociedad Montevideana primero como Mozo de Bar y luego como comerciante con la ayuda de quien luego sería su suegro y del Sr Arango a quien él sentía como padre aquí en el Uruguay . En 1954 se casó con mi mamá como ya dije Marta Bernardo Menendez hija de Don José Bernardo de la zona de Mouruso y de Maria Aracele Menendez de la zona de FIGARES, que ya vivían en Montevideo Uruguay. Quizás en otro momento continúe escribiendo sobre su vida y su historia, anécdotas y tiempo disfrutado juntos por hoy esto que nos fue compartido por él en largas charlas de sobremesa y que me hace sentir nos hace sentir a mi y a mis hermanas las hijas más orgullosas del planeta. Padre excepcional que desde el día que nos dio la vida, compartimos su vida de forma total aprendiendo absolutamente todos los valores que lo signaron como el hombre integro y respetado que siempre fue, esto recién empieza, se que con el tiempo se me agolparán en la mente muchos recuerdos imágenes de días especiales fotos guardadas en nuestras retina de sus hermanas y hermanos de sangre y de la vida cosas que tendré la necesidad de compartir para que quienes las compartieron con nosotros las recuerden con cariño como nosotras y que para quienes recién las conozcan les quede clara la dimensión. Que alcanzó este hombre de poca escuela por lis factores de la guerra pero de una condición humana increíble, de una generosidad desmedida, y con un don de gentes que le permitió crecer en todos los ámbitos en los que estuvo. Gracias papá por ser nuestra primera escuela, ejemplo de dignidad y responsabilidad para enfrentar la vida cada día agradecido de poder disfrutarla, gracias papá te queremos,te quiero mucho mucho y podrás haberte ido al cielo pero sabemos que desde allí rodeado de quienes se fueron antes que tu, tus padres, tus hermanos, tu ahijado Horacin pero especialmente con tu nieta Ana que nos marcó a fuego con el dolor más grande ininaginable, cuidarás de todos nosotros como hasta hoy. Gracias papá seguirás siendo el mejor padre para nosotras un beso al cielo y un agradecimiento a Dios por la vida tan llena que nos permitió vivir con el. Beso enorme al cielo, el día del abuelo 19 de junio aquí en Uruguay, quedará signado para nuestras futuras generaciones con las historia y anécdotas de este gran abuelo, el mejor para nuestros hijos.

    Tu hija Mabel orgullosa del padre que me regaló la vida

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *