La residencia Española Hogar conmemora sus 59º años de vida con una celebración íntima

Dada la situación sanitaria por el covid, la entidad optó por festejar el aniversario solo entre los residentes

Española Hogar
El presidente de Española Hogar, Fernando García, charlando con José García durante la preparación de la paella.

Los 59 años del Hogar Española de Montevideo, ahora Española Hogar, se celebraron con una paella hecha por el residente asturiano José García, bajo un estricto protocolo de protección sanitaria por la pandemia que aún asola el Uruguay.

Aquella idea lanzada a la colectividad española por el emigrante gallego Gumersindo Álvarez Blanco, que llegó a Montevideo con 19 años de edad casi sin saber leer y estudió por la noche en la escuela y liceo nocturno tras trabajar todo el día, para recibirse de enfermero, cumplió el pasado 7 de abril los 59 años de existencia, aunque ahora con otro nombre: Española Hogar en lugar de Hogar Español.

Gumersindo descubría en el hospital público donde trabajaba, el Maciel, a muchos compatriotas que no tenían familia y pasaban las necesidades básicas tras llegar a una edad avanzada que no les permitía trabajar por razones de salud.

Fue a inicios de la década del sesenta cuando, compartiendo su experiencia, contagió a otros españoles para construir lo que sería el buque insignia de la colectividad, el Hogar Español de Ancianos que nacería el día 7 de abril de 1964, funcionando primero en una casona del barrio de Sayago para, años después, comprar el terrero que hoy ocupa en la calle Instrucciones, escriturando el mismo a nombre del Estado español.

Española Hogar
Una de las residentes posa para la foto del 59º aniversario.

En la actualidad, tras recibir inversiones millonarias por parte de todos los gobiernos españoles y varias comunidades autónomas, la crítica situación económica y la pandemia del covid, llevó a que la directiva y las instituciones propietarias de la institución entregaran la administración de este a la mutua Asociación Española Primera de Socorros Mutuos, que desde 1853 ha crecido hasta tal punto de contar en la actualidad con uno de los mayores hospitales equipado con las más novedosas tecnologías del Uruguay.

Si bien las condiciones de la pandemia que aún registra muertes en el país, han impedido realizar un festejo multitudinario, la directiva presidida por Fernando García, preparó una íntima celebración para que el centenar de residentes pudieran con alegría recordar aquella fundación que tantos frutos ha dado.

Así fue como en la terraza de la vieja casona, un residente asturiano, José Manuel García, viejo barista y conocedor de la cocina, se puso el delantal y cocinó una paella en cuya elaboración colaboraron tanto la cocinera de la institución como otros residentes.

La Asociación Española continúa con la administración del Hogar, realizando el mantenimiento necesario al tiempo que también ejecuta un plan para lograr el equilibrio financiero del mismo sin dejar de atender a los españoles más necesitados que no tienen el amparo de su familia o el dinero para solventar su alojamiento y alimentación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.