España destina 50 millones de euros para atender la crisis de los migrantes venezolanos

"Seguiremos apoyando sin descanso a los ciudadanos venezolanos en su legítima aspiración a un futuro mejor, de progreso y estabilidad”, aseguró Pedro Sánchez

La ministra Arancha González Laya, escucha el mensaje del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con motivo de la Conferencia Internacional de Donantes en solidaridad con los refugiados y migrantes venezolanos.

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, concretó el pasado 26 de mayo el desembolso de 50 millones de euros para los próximos tres años, con los que España dará apoyo a los principales países de acogida de refugiados y migrantes venezolanos en América Latina cuya situación se ha visto agravada por el Covid-19.

González Laya, durante su intervención en la Conferencia Internacional de Donantes en solidaridad con los refugiados y migrantes venezolanos organizada por España y la UE, recordó que la cooperación española ya ha destinado más de 20 millones de euros a apoyar los esfuerzos de los países de acogida y a responder a las necesidades de las personas afectadas, dentro y fuera de Venezuela.

No obstante, la ministra manifestó que España ha querido dar un salto cualitativo, concretando el paquete de apoyo anunciado, hace apenas siete meses, para atender la crisis venezolana en su conjunto, es decir, abordando tanto su impacto en la región a través del flujo migratorio, como en relación a la situación dentro del país.

En este sentido, el compromiso oficial de España prevé que durante este primer año se asignarán prácticamente la mitad del monto comprometido, unos 23 millones de euros, para atender las necesidades inmediatas, que son muy elevadas, y han aumentado mucho con la pandemia del Covid-19, pero también para contribuir a la resiliencia de medio y largo plazo de los países de acogida.

De ese primer gran desembolso, el grueso, 12 millones de euros, se destinarán a los socios multilaterales de esta Conferencia, Acnur y OIM, con el fin de apoyar su labor de respuesta a las necesidades humanitarias y de integración de los migrantes y refugiados venezolanos, y de acompañamiento a los esfuerzos de los países de acogida.

En este año 2020 España aportará, además, cinco millones de los 50 comprometidos en alianza con el Banco Interamericano de Desarrollo, para apalancar operaciones reembolsables que permitan maximizar el impacto en desarrollo y el beneficio tanto a los migrantes y refugiados venezolanos como a las comunidades de acogida.

Según adelantó la ministra, España también trabajará en alianza con los países socios, otras organizaciones internacionales y organizaciones de la sociedad civil en ámbitos prioritarios como servicios sanitarios, protección de las personas en situación de especial vulnerabilidad, y la generación de medios de vida, tanto en la región como dentro de Venezuela.

El Gobierno de España y la Unión Europea se congratularon de la respuesta política y financiera de la comunidad internacional ante el drama de más de 4 millones de venezolanos, desplazados en los países vecinos.

La solidaridad de los países de la región, que desde hace años están acogiendo a estos migrantes y refugiados, se ha visto reconocida y respaldada por los países donantes, que comprometieron 2.544.468.167,00 euros (2.793.062.707,00 dólares) para complementar y sostener el esfuerzo que están realizando las comunidades de acogida.

El Gobierno de España y la Unión Europea como organizadores, junto a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), y los gobiernos de Canadá y de Noruega como coorganizadores, consideran alcanzado el objetivo de esta conferencia, que era sensibilizar a la Comunidad Internacional sobre esta crisis sin precedentes, movilizar recursos para ayudar a la población desplazada, abordar la deteriorada situación creada por la Covid-19 en las zonas de concentración de la población refugiada y migrante, y posibilitar un compromiso mayor y mejor coordinado de los actores clave.

El grave déficit de atención que padece esta crisis de desplazamiento, a la que ahora se suman las dificultades provocadas por la propagación de la Covid-19, se verá paliado por estas contribuciones de la Comunidad Internacional. La UE y España instan a países, agencias de Naciones Unidas, Instituciones Financieras Internacionales, y sociedad civil nacional e internacional a “mantener el interés sobre una situación que seguirá exigiendo nuestro compromiso en el futuro”.

En este sentido, los organizadores celebran y agradecen el anuncio hecho por la representante del Gobierno canadiense de acoger la organización de la próxima reunión de seguimiento de esta conferencia.

“Los actores que hemos participado en el encuentro hemos hecho visible para el mundo la peor crisis de desplazamiento que ha sufrido América Latina y el Caribe en su historia reciente. España y la Unión Europea agradecen el esfuerzo que responsablemente ha asumido cada uno de los donantes y les exhortan a seguir apoyando los esfuerzos de los países receptores, para que refugiados y migrantes puedan establecerse, de manera concertada y pacífica, en las sociedades de acogida, mientras dure esta situación”, señalaron.

Mensaje de Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dirigió un mensaje a la Conferencia Internacional de Donantes en solidaridad con los refugiados y migrantes venezolanos, en el contexto de la Covid-19, auspiciada de forma conjunta por España y la Unión Europea.

El objetivo de esta iniciativa, que cuenta con el apoyo de Acnur y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), ha sido movilizar recursos destinados a atender las necesidades de los migrantes venezolanos, y a reforzar las capacidades de los países de acogida en su lucha contra la Covid-19. El Gobierno se felicitó por el éxito de la convocatoria y el compromiso alcanzado: más de 2.500 millones de euros en donaciones y préstamos.

En concreto, España anunció una contribución de 50 millones de euros en ayuda a los países de la región que acogen migrantes y refugiados venezolanos, especialmente Colombia, Perú, Chile, Ecuador y Brasil.

El presidente Sánchez afirmó que “la dimensión de este desafío humanitario, al que ahora se suma la amenaza de la Covid-19, nos exige una respuesta multilateral, coordinada y ambiciosa. Los migrantes y refugiados venezolanos, y los países y las comunidades que los acogen, necesitan todo nuestro apoyo y lo necesitan ya”.

Con esta aportación, el Gobierno de España se sitúa en primera línea de acción frente a un reto migratorio y humanitario que ha adquirido gradualmente proporciones históricas: Según Acnur, más de 5 millones de venezolanos han abandonado el país estos años huyendo de la pobreza, la inseguridad y la precariedad. Venezuela representa hoy la segunda crisis de desplazamiento más grave del mundo, tras Siria.

Sánchez quiso además reconocer los esfuerzos de todos los países de América Latina y el Caribe que acogen a ciudadanos venezolanos, “un desafío que se multiplica en un contexto de crisis sanitaria como el actual”, dijo, y agradeció, a su vez, la generosidad de todos los donantes que, “aún en un contexto de incertidumbre y dificultad económica, han apostado por la solidaridad”.

Por último, el presidente reiteró el firme compromiso del Gobierno de España con la vuelta de Venezuela a la normalidad democrática e institucional, “requisito imprescindible para resolver esta crisis humanitaria”, aseguró. “Por ello seguiremos apoyando sin descanso a los ciudadanos venezolanos en su legítima aspiración a un futuro mejor, de progreso y estabilidad”, concluyó el presidente del Gobierno de España.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *