En recuerdo de Ricardo Martínez Barros, un apasionado de los derechos de los emigrantes

El prestigioso abogado vigués y colaborador de España Exterior falleció a los 73 años

Ricardo Martínez Barros
Ricardo Martínez Barros.

El pasado 23 de marzo falleció en Vigo a los 73 años Ricardo Lito Martínez Barros, abogado de prestigio en la ciudad olívica y colaborador de España Exterior desde 2013.

En estos once años, Martínez Barros publicó más de un centenar de artículos en este medio en una sección titulada ‘Con la Ley en la mano’ de los que se puede destacar su profunda preocupación por la situación de los ciudadanos españoles en el extranjero, en especial en lo referido a sus derechos, como las prestaciones sociales, la participación política, el análisis de la normativa que regula la relación de las administraciones con los residentes en el exterior o la fiscalidad que se aplica a quienes viven fuera del país, entre otros asuntos. A lo largo de su carrera, Martínez Barros escribió más de 1.600 artículos dedicados a la emigración española.

Desde 1980 dirigía su propio despacho de abogados y en su trayectoria profesional destacó su papel como vicepresidente y asesor jurídico del Real Club Celta de Vigo entre 1991 y 1995. En esa etapa se encargó de la conversión del Celta en Sociedad Anónima Deportiva y fue quien lidió con la denominada “crisis de los avales” que llevó al club vigués durante unas semanas a descender a Segunda División B. En ese caso, Martínez Barros fue el responsable de negociar directamente con los organismos implicados. El pasado 31 de marzo se guardó un minuto de silencio en su memoria antes de comenzar el partido de liga entre el Celta y el Rayo Vallecano.

En el número 1060 de España Exterior del pasado 12 de marzo se publicó el último artículo de Ricardo Martínez Barros. Y, como siempre, muy pegado a la actualidad de la emigración española ya que trató sobre el proyecto de reglamento de desarrollo de la Ley del Estatuto de la Ciudadanía Española en el Exterior.

Desde España Exterior enviamos nuestras sentidas condolencias a toda su familia, amigos y compañeros de trabajo. Y también queremos expresar nuestro agradecimiento por haber podido disfrutar de la cercanía, ejemplar quehacer profesional y bonhomía de Ricardo, una persona siempre pendiente de los españoles del exterior.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.