En las próximas semanas se presentará la nueva Estrategia Madrileña de la Emigración

El director general de Cooperación con el Estado y la Unión Europea de la Comunidad, José Francisco Herrera Antoyana, explicó en el pleno del CGCEE que en ella se priorizará la atención a los emigrantes madrileños que se encuentran en situación de vulnerabilidad y el retorno de los investigadores y emprendedores en el exterior

José Francisco Herrera Antonaya.

El director general de Cooperación con el Estado y la Unión Europea de la Comunidad de Madrid, José Francisco Herrera Antonaya, anunció que en las próximas semanas presentarán ante el Consejo de Emigración y Retorno de la Comunidad de Madrid la nueva Estrategia Madrileña de la Emigración. En ella se priorizará el apoyo “a los emigrantes madrileños que se encuentran en situación de vulnerabilidad, bien sea por falta de recursos, necesidades sanitarias, privados de libertad o siendo mayores dependientes” así como “a los investigadores, un grupo minoritario pero especialmente relevante en el desarrollo científico y técnico con dificultades específicas” y a los emprendedores.

Antonaya explicó ante los miembros del pleno del Consejo de la Ciudadanía Española en el Exterior, reunido en Madrid los días 14 y 15 de junio, que esta decisión se toma en base a la evaluación de la primera Estrategia Madrileña de la Emigración que se desarrolló entre 2017 y 2021. Las conclusiones de dicha evaluación dibujan una emigración con características propias diferentes a las de otras comunidades autónomas. Así, el director general explicó que se trata de una emigración “más reciente, más joven y relativamente más cualificada”.

Explicó que hay tres circunstancias que distorsionan los datos de emigración de la Comunidad de Madrid. Por un lado, que muchas de las personas que adquieren la nacionalidad “son adscritos de la Comunidad de Madrid sin tener ninguna relación con ella”, es el caso de muchos de quienes adquirieron la nacionalidad a través de la Ley de Memoria Histórica.

En segundo lugar, muchas personas que adquirieron la nacionalidad cuando vivían en Madrid se siguen considerando madrileños cuando regresan a su país de origen. Y en tercer lugar, muchos de los retornados españoles de los últimos años se han instalado en Madrid. De los 46.256 retornados en 2020 a España, 11.900 se han empadronado en la región.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *