Emigración destinó 600.000 euros en 2020 para apoyar a casi un centenar de gallegos retornados que pusieron en marcha un proyecto empresarial

El secretario xeral de este departamento autonómico, Antonio Rodríguez Miranda, destacó que el 65% de las solicitudes proceden de América, mientras el 29% lo hacen desde Europa

Álvaro Montes retornó de Venezuela y puso en marcha nunuku.com con el apoyo de las Ayudas al Retorno Emprendedor.

La Secretaria Xeral da Emigración destinó en 2020 un total de 600.000 euros para apoyar a casi un centenar de gallegos retornados que pusieron en marcha una pequeña empresa a través de la línea de ayudas al autoempleo para personas retornadas emprendedoras.

De este modo, aunque inicialmente se destinaban a este fin 400.000 euros, el aumento de solicitudes, que llegó hasta las 122, provocó la necesidad de un aumento del presupuesto hasta los 750.000 euros para garantizar el crédito suficiente para atenderlas en el caso de que todas cumpliesen con los requisitos exigidos. Finalmente fueron 94  las ayudas otorgadas a emprendedores retornados cuyas solicitudes completaron la tramitación por una cuantía total de 600.000 euros. De este modo, se atendieron todas las solicitudes que reunían los requisitos demandados.

En su mayoría, las solicitudes procedían del continente americano, en un 65%, mientras que un 29% lo hicieron desde Europa, y el resto proceden de países como China o Nueva Zelanda. Los países con gallegos retornados que presentaron más solicitudes para el autoempleo fueron Venezuela con 33 demandantes, México con 13, Reino Unido con 14 y Suiza con 8.

Por provincias, 42 gallegos retornados decidieron poner en marcha un negocio en alguna de las localidades de la provincia de A Coruña, destacando la capital de la provincia con 8, Santiago de Compostela con 6 y Oleiros con 4; en la provincia de Pontevedra fueron 35 y las localidades con más ayudas fueron 9 en Vigo, 7 en la ciudad del Lérez y 3 en A Estrada; en Ourense fueron 11 los negocios abiertos por autónomos retornados, destacando 5 de ellos en la capital de la provincia y 3 en Celanova. Finalmente, en la provincia de Lugo, fueron 6 los gallegos retornados que iniciaron un proyecto empresarial, 4 de ellos en la capital y otros dos en Abadín y Ribadeo.

Esta línea de ayudas, según explicó el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, tiene como objetivo colaborar con los gallegos del exterior que regresan a la comunidad para poner en marcha un negocio propio, dándole un apoyo económico con una cuantía fija de 5.000 euros para cada persona retornada emprendedora, que puede verse incrementado hasta en 1.000 euros más si es mujer, y hasta otros 2.000 más si el negocio está establecido en un municipio rural.

A este programa de la Xunta pueden acogerse los gallegos de nacimiento, sus cónyuges o personas con una unión análoga a la conyugal y los descendientes de las personas gallegas y nacidas en Galicia que, residiendo fuera de España, se establezcan en la Comunidad Autónoma gallega.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *