El volcán de Cumbre Vieja en La Palma muestra signos de agotamiento tras tres meses en erupción

El día de Navidad podría darse por finalizado este fenómeno si se mantienen los parámetros actuales

El volcán de Cumbre Vieja, en la isla canaria de La Palma, cumplió tres meses de erupción, desde que arrancase el 19 de septiembre, y acumula ya siete jornadas consecutivas con signos de agotamiento. Si se mantienen estos parámetros, el 25 de diciembre se podría dar por terminada la erupción, aunque no se descartan nuevos repuntes. Sin embargo, los datos siguen siendo positivos al no observarse tremor volcánico y mantenerse el ruido sísmico en niveles próximos al periodo preeruptivo.

Todavía preocupan los gases remanentes en las inmediaciones de la erupción. Todos los parámetros, tanto los observables como procedentes de los sistemas de vigilancia (dióxido de azufre, sismicidad y tremor) corroboran los signos de agotamiento del proceso eruptivo, aunque no es descartable un nuevo repunte de actividad estromboliana y de emisión de coladas, según el Comité Científico del Pevolca (Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias).

La responsable nacional de vigilancia volcánica del Instituto Geográfico Nacional (IGN) y portavoz del Comité Científico del Pevolca, Carmen López, aseguró que aunque el día de Navidad se pueda dar por concluída la erupción -siempre y cuando continúe sin actividad hasta entonces- si que se pueden seguir registrando sismicidad y nuevas deformaciones en el Cumbre Vieja, incluso durante meses.

Según datos del programa europeo de satélites Copernicus, un total de 2.988 construcciones han sido destruidas y la superficie de la isla afectada por el volcán alcanza las 1.241 hectáreas, dato que el Pevolca fija en 1.193 hectáreas.

Por otro lado, el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, firmó el día 20, junto al titular del Cabildo, Mariano Hernández Zapata,y los alcaldes de Los Llanos de Aridane, El Paso y Tazacorte los cinco primeros convenios del Plan Extraordinario de Empleo y Formación aprobado por el Gobierno de España para contrarrestar las consecuencias del volcán con una partida de 63 millones de euros, que permitirán contratar a 1.675 personas (por un máximo de 12 meses). Torres afirmó que este plan facilita que “ahora, justo cuando el volcán da signos de agotamiento, y esperamos que se confirme su extinción en los próximos días, afrontemos ya el relanzamiento económico de la Isla. Por tanto, se trata de un día importante, a apuntar en el calendario, porque en este 20 de diciembre se da un paso en firme para la reconstrucción de La Palma”.

Además, la Consejería de Vivienda inició la entrega de las 46 casas compradas en Tazacorte a las familias afectadas y comenzó en Los Llanos el montaje de las primeras viviendas modulares para atender la emergencia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *