El Tribunal Supremo deja fuera de la amnistía la malversación

Mantiene la orden de arresto al expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont

El magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, rechazó perdonar el delito de malversación que atribuye al expresident catalán Carles Puigdemont y a los exconsellers Toni Comín y Lluis Puig y acordó mantener vigentes las órdenes nacionales de detención que pesan contra ellos. El instructor argumenta en un escrito que la malversación del procès implicó enriquecimiento personal y un beneficio de carácter patrimonial y afectó a los intereses financieros de la Unión Europea.

La Sala de lo Penal del alto tribunal tampoco aplica la amnistía a los líderes independentistas condenados a penas de inhabilitación por el procés, entre ellos, al exvicepresident Oriol Junqueras, ya que consideran que el delito de malversación de caudales públicos no se puede perdonar en este procedimiento. Además, acordó también promover cuestión de inconstitucionalidad al Tribunal Constitucional respecto del delito de desobediencia por el fueron condenados Junqueras y los exconsellers Raul Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa.

Por otro lado, la sección de apelación de la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña amnistió el 25 de junio al exconseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, y el escolta de Puigdemont, Lluís Escolà, lo que les convirtió en los primeros beneficiarios de la medida de gracia, a la que se sumaron una quincena de manifestantes condenados por los disturbios del procés.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.