El segundo seminario virtual del programa ¡Adentro! contó con treinta y ocho participantes

Los emigrantes mayores aceptan los retos de la tecnología digital

Algunos de los participantes en el seminario.

Los pasados días 15 y 16 de abril de 2021 tuvo lugar el segundo seminario de este año del programa ¡Adentro! y el tercero ofrecido de forma virtual desde el comienzo del confinamiento por causa de la pandemia actual. El encuentro contó con una participación de treinta y ocho personas hispanohablantes residentes en diferentes ciudades de Alemania y Bélgica, entre las que se incluía a organizadores y docentes. A este seminario asistió también como invitada especial, Nuria Servent, patrona de la Fundació Privada Can Gelabert de Barcelona, entidad social catalana que apoya el programa ¡Adentro! desde hace años y que en esta ocasión pudo conocer, de primera mano, parte del trabajo que se realiza en favor de los mayores.

En la apertura del seminario, los responsables del mismo dieron la bienvenida a los participantes, agradeciéndoles su interés por seguir aprendiendo, a pesar de las dificultades que para muchos de ellos supone adaptarse a las nuevas tecnologías. La renuncia a los seminarios presenciales, a los que los mayores acudían tres veces al año para participar en los cursos de formación para animadores socioculturales, podría haber significado el fin de este programa social, según observó su coordinador, Vicente Riesgo, pero gracias al esfuerzo de las entidades organizadoras, al interés y buena disposición de las personas mayores para aceptar nuevos retos y a las técnicas digitales como herramienta, se mantiene y continúa su función formativa por vía digital. El sociólogo ve esta nueva forma de trabajar como una oportunidad que, aunque no supla del todo la presencia física, ayuda a los mayores a desarrollar nuevas competencias y a familiarizarse con las actuales técnicas de la comunicación y, a través de ellas, tener más contacto con familiares y amigos y sentirse menos solos.

Antes de finalizar el encuentro, muchas de las personas asistentes tomaron la palabra para agradecer su esfuerzo a los responsables del programa y poner en valor el trabajo de los docentes.

Organizan los seminarios, conjuntamente, la Academia Española de Formación, la Cruz Roja alemana, la Confederación de Asociaciones Españolas de Padres de Familia y la Fundació Privada Can Gelabert, con el apoyo del Departamento de Formación de Adultos de las Misiones Católicas de Lengua Española en Alemania y de la Dirección General de Migraciones.

Cómo mantener sana nuestra mente en tiempos de pandemia

Para orientar a las personas mayores, que actualmente se sienten inseguras por la avalancha de informaciones contradictorias que les llegan a diario sobre los peligros del coronavirus y las normas del confinamiento y la vacunación, el psicólogo y docente del programa, Daniel Gil Abascal, dirigió un grupo de trabajo en el que habló de la importancia de conservar la mente sana en este tiempo de pandemia y cómo afrontar los desafíos del momento. Con las personas de su grupo analizó qué comportamientos podrían ayudarles a superar las dificultades y, en común, hicieron propuestas de actividades que podrían influirles positivamente y ayudarles a mantenerse psíquicamente sanos. Con ellas, elaboraron un catálogo de consejos que cada participante recibió posteriormente como guía para la vida diaria, consejos que podrían transmitir también a sus grupos de mayores. Mantener los contactos sociales a través de internet o del teléfono, realizar alguna actividad en la naturaleza, la alimentación sana, el descanso suficiente, la meditación, pensar en positivo y aprovechar de las ofertas culturales en forma virtual, fueron algunas de las propuestas recogidas.

Daniel Gil dirigió, además, otros dos talleres con el título ‘Estimulación cognitiva: Ejercicios para mejorar la memoria y la atención’ y ‘Reducir el estrés a través del hacer y el escuchar’.

La importancia del contacto corporal

Carmen Salinas, psicóloga y jurista, abordó este tema con uno de sus grupos, recordando la importancia del contacto corporal en estos tiempos de pandemia, en el que muchas personas sufren por no poder abrazar a sus seres queridos y sentir físicamente su cercanía. Comenzó preguntando a los participantes cuál de los cinco sentidos era más necesario para ellos y de cuál podrían prescindir, lo que llevó a la conclusión de que el más importante era el tacto.

Una de las sesiones.

Como apoyo al desarrollo del tema, Salinas utilizó material gráfico y fotos. Para todos resultó impactante la imagen de un anciano abrazando a su hija, protegidos ambos por una lámina de plástico. “Todos necesitamos caricias”, recalcó la docente, lo que sería una necesidad vital de los humanos para sentirse bien. Luego explicó cómo, mediante estímulos táctiles, el cerebro produce endorfinas, unas hormonas de placer que, entre otras funciones, ayudan a reducir el dolor y a sentirse mejor. Por eso serían tan importantes las caricias para todos, especialmente para los niños, para que crezcan sanos y felices, y para los mayores o enfermos, para ayudarles a mitigar sus dolencias y transmitirles bienestar.

Renta básica y niveles de dependencia

El asesor socio-jurídico, José Antonio Haro-Ibáñez, habló en uno de los grupos de trabajo sobre la pensión básica alemana (Grundrente) a la que tienen derecho, desde el 1 de enero de 2021, los jubilados con ingresos insuficientes que hayan cotizado durante 33 años, como mínimo, a la caja de pensiones y ganado en ese tiempo entre el 30 y el 80 por ciento del sueldo medio en Alemania. Los jubilados que viven solos y tienen ingresos superiores a los 1.250 euros mensuales y los matrimonios o parejas de hecho con ingresos comunes de más de 1.950 euros no tienen acceso a ese complemento. Actualmente, 1,3 millones de pensionistas serían beneficiarios del nuevo plan de pensiones alemán.

Haro-Ibáñez hizo también una exposición exhaustiva de la ley de dependencia y cuidados en Alemania, explicando los cinco grados de pendencia que existen en este país y las ayudas y servicios a los que tienen derecho las personas dependientes cuando viven en su propio domicilio, lo que harían dos tercios de ellas, y cuáles si se encuentran en una residencia. El experto en el tema recomendó dirigirse a las estaciones sociales, en caso de tener alguna dependencia, ya que “uno tiene derecho a que examinen y determinen su grado de dependencia” pero sería aconsejable ir acompañado de un familiar a ese peritaje.

Recordó también que los costes generales de la estancia en una residencia, en una habitación compartida, serían de 3.000 euros mensuales o más, pero cuando la pensión y el seguro no alcanzasen a cubrir esos gastos y se hubiera agotado el propio patrimonio hasta un límite determinado, asumiría el copago, en última estancia, la caja social (Sozialamt). Ésta a su vez reclamaría el copago de los hijos, siempre que éstos tuvieran un ingreso anual bruto de cien mil euros o más. “El copago límite que deben asumir los hijos o nietos y también la pareja con mayores ingresos es de 1.900 euros mensuales máximo”, dijo. Ya en este punto, se refirió a las obligaciones legales de los familiares frente a la persona dependiente, advirtiendo que no se podría eludir el pago de la residencia mediante regalos a hijos o nietos.

Teniendo en cuenta que tres de cada cuatro ancianos terminan siendo dependientes y que la dependencia, aunque se asocia a la vejez, puede afectar a cualquiera, Haro-Ibáñez mencionó la posibilidad de asegurar adicionalmente el coste no cubierto por la caja de dependencia (Pflegekasse) en una caja de seguros privada, pero advirtió que es una opción cara. Finalmente, contestó a las preguntas de los participantes y aclaró algunas dudas sobre este complejo tema.

Cómo organizar un encuentro digital con mayores

Carmen Salinas y Carlos Sierra realizaron un taller sobre técnicas digitales, en las que los participantes pudieron adquirir conocimientos básicos y practicar con su propio móvil cómo crear una cuenta de usuario, enviar mensajes por WhatsApp y hacer fotos y mejorarlas para archivarlas o enviarlas. Aprendieron también cómo instalar Zoom en sus dispositivos y planificar una reunión virtual.

Salinas impartió deberes que los participantes deberían de realizar posteriormente para practicar lo aprendido e insistió en la importancia de dominar estas técnicas para estar al día, teniendo en cuenta que el móvil tiene cada vez más funciones, desde pagar en el supermercado hasta digitalizar documentos. Por su parte, Carlos Sierra insistió en que sería primordial perder el miedo y atreverse a usar y experimentar con sus móviles, tablets y portátiles, “no pasa nada si uno se equivoca, lo bueno de la tecnología es que no se rompe“ dijo, animando a los participantes a continuar descubriendo los secretos de la técnica digital.

Otras actividades del programa

Otros puntos del programa fueron los tres talleres de trabajo, dirigidos por el sociólogo, José María Villar. En el primero de ellos habló sobre las vacunas, historia, bulos y realidad, en el segundo trató de cómo mantenerse activo en tiempos de confinamiento y en el tercero se refirió a la salud pública y los derechos humanos de las personas mayores.

Eufemio Cascón dirigió la gimnasia para mayores al comienzo del seminario y Vidal Olmos leyó el tradicional pensamiento del día, para el que esta vez eligió un texto del autor español Juan Ramón Jiménez.

Sesión de ejercicios físicos.

Dentro del espacio reservado en el programa del seminario para la espiritualidad, dirigido esta vez por el teólogo Gerardo Vanegas, el coordinador de ¡Adentro!, Vicente Riesgo, dio la noticia del reciente fallecimiento de Genoveva Suárez, dedicando unas palabras de sentido recuerdo a esa carismática emigrante asturiana que fuera asidua participante de los seminarios y muy querida por todos.

Finalmente, tuvo lugar una reflexión sobre el trabajo realizado y evaluación del seminario que resultó muy positiva. Los organizadores agradecieron a todos la participación y les instaron a continuar aprendiendo y a que invitaran a inscribirse en los próximos seminarios a otras personas mayores que se sientan solas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *