El secretario xeral da Emigración ratifica en Montevideo el compromiso de la Xunta con la Galicia exterior

Rodríguez Miranda participó el pasado 25 de noviembre en varias actividades organizadas por entidades en la capital uruguaya en las que comprobó la pasión por la difusión de la cultura gallega de la colectividad

Antonio Rodríguez Miranda
Rodríguez Miranda con los emigrantes que recibieron los diplomas y las compostelas.

El secretario xeral da Emigración anunció en Montevideo el incremento presupuestario de los programas a favor de los gallegos del exterior en un encuentro con la colectividad en Uruguay, ratificando así ante las instituciones de este país rioplatense el compromiso de la Xunta con la colectividad gallega.

La visita de Antonio Rodríguez Miranda a Montevideo se desarrolló el pasado 25 de noviembre en una apretada agenda desde las 16 a las 22 horas, para luego continuar viaje el domingo a la vecina orilla, Buenos Aires.

El secretario llegó junto a la delegada de la Xunta en Uruguay, Elvira Domínguez, al centro cultural y recreativo Alma Gallega, donde se presentaba el grupo Quérovos que es la continuidad del cuerpo de baile que dirige Adriana Pouy desde 1994, y que “como consecuencia de la pandemia”, ella junto a sus alumnas, vieron la necesidad de crearlo para poder transmitir todo lo que han aprendido en los obradoiros (talleres) organizados por la Xunta, y la más rica tradición de los emigrantes que le brindaron apoyo a ella, sin ser descendiente de gallegos, y la incentivaron para continuar con esta pasión que hace grande a la institución que hoy preside Jesús Rodríguez.

Antonio Rodríguez Miranda
El secretario xeral da Emigración disfrutando del espectáculo en el centro Alma Gallega.

Adriana dirige a este grupo de “bailadoras, cantareiras, pandereteiras”, que nos regalaron una explicación sobre la vestimenta y peinados gallego, que fue creado por su propia madre, Brenda Castro, que muy emocionada recibió el saludo de Miranda que quedó asombrado por la calidad de su trabajo, aunque ella prefiere disfrutar de la danza del grupo que dirige su hija, al que aporta su trabajo de diseñadora y modista, con una gran humildad.

Luego de esa magistral clase de cultura gallega, intervino el coro de Alma Gallega dirigido por Noelia Méndez, quien con gran responsabilidad les pidió a los integrantes del coro que actuaran, ya que ellos no querían hacerlo para acompañarla en su dolor, porque hacía menos de dos días su esposo había fallecido. Estas situaciones son las que muestran qué clase de gallegos y no gallegos difunden la cultura de Galicia en el exterior.

Antes de marcharse, el secretario se dirigió al auditorio reafirmando el compromiso de su departamento con “Alma Gallega”. Si bien reconoció que es un club autosustentable, se puso a las órdenes para aportar más recursos e iniciativas para asegurar que el centro continúe siendo un faro de cultura gallega.

Antonio Rodríguez Miranda
Rodríguez Miranda se dirige a los asistentes al espectáculo en Alma Gallega.

“Hoy –destacó– celebramos no sólo un año de éxitos y cultura, sino también el futuro brillante que espera a Alma Gallega. Con nuestro apoyo renovado e incrementado, esperamos ver crecer todavía más la influencia y el impacto de este centro en nuestra colectividad”.

Diplomas y compostelas

Mientras el espectáculo continuaba en Alma Gallega a sala llena, las autoridades se dirigieron al Centro Gallego de Montevideo donde, además de su presidente, Ramón Lorenzo, y demás directivos, también le esperaba la cónsul general María Scola, el presidente de la Federación de Asociaciones Gallegas, Martín Rodríguez, y directivos de otras instituciones de la colectividad.

Allí se entregaron las compostelanas a los jóvenes que realizaron el Camino de Santiago ese año, así como también los diplomas de reconocimiento a los que participaron en los programas Escolas Abertas y los mayores que en octubre volvieron tras haber visitado a sus villas y familias a través del programa Reencontros con Galicia.

Antonio Rodríguez Miranda
Ramón Lorenzo, Elvira Domínguez, Antonio Rodríguez Miranda y Marí Victoria Scola entregaron la compostela a una de las jóvenes que participó en Conecta co Camiño.

Miranda confesó las emociones que le despiertan tanto a él como al presidente Alfonso Rueda estos viajes, ejemplificándolo en el comentario que le hizo una emigrante cuando recibía su diploma: “No tengo palabras para explicarle lo que viví al volver a mi tierra y ver a mi familia”.

También los jóvenes se mostraron agradecidos con el esfuerzo de la Xunta para que pudieran ir a conocer la comunidad autónoma de donde vinieron sus abuelos, afirmando Miranda que el presupuesto para el próximo año, “que se aprobará el 19 de diciembre, tiene 21 millones de euros”, lo que permitirá reforzar los diferentes programas como los de Escolas Abertas, Conecta y Reencontros. Afirmó que “estos programas son fundamentales para la educación cultural y la integración de la nueva generación de gallegos en el exterior”. Estimó también que se busca llegar a los 500 beneficiarios en los programas de viajes a Galicia (Reencontros y Conecta) y pasar de 50 a 80 los participantes en Escolas Abertas.

Teatro y danza gallega

Luego, el secretario xeral tuvo la oportunidad de disfrutar de dos espectáculos que muestran la calidad de la cultura gallega en la diáspora y cómo se las ingenian con escasos recursos para expresar el sentimiento que la morriña produce en los gallegos del exterior.

Primero fue en el Patronato da Cultura Galega, donde su presidente José Piñeiro le esperaba para que presenciara la obra de teatro ‘Todo ten goberno’ de la que España Exterior informó sobre su estreno.

Se trata de una obra dirigida colectivamente por el Obradoiro de teatro de la institución, con escenografía de Bruno Torres y José Di Marco, audio y luces de María Caride, arreglos musicales de Francis Queijo, y con la interpretación actoral de Carmen Varela, Ana Lorenzo, Isabel Calvo, Alejandro Dardano y Américo Pérez.

Antonio Rodríguez Miranda
Rodríguez Miranda con los actores que representaron ‘Todo ten goberno’ en el Patronato da Cultura Galega.

Justamente Américo, que tan bien actúa y habla gallego, tanto en esta obra como en la interpretada el año pasado, no tiene relación con Galicia, lo que le llamó la atención a Miranda. Al respecto, le explicaron que se está viviendo la emigración de uruguayos a Europa y los que van para Galicia, se acercan al Patronato para conocer algo del idioma gallego, tener al menos algunas nociones ya que van a trabajar en la salud como enfermeras o en otras actividades.

Luego sería el teatro Valle Inclán del Centro Gallego el que acogió al secretario xeral para presenciar el espectáculo ‘Bailando as estacións’ que presenta el Ballet Folclórico Gallego Alborada bajo la dirección de Natania Sosa Días.

Se trató del cierre de las actividades con un “espectáculo que refleja el gran camino recorrido”, según subraya Sosa, quien aclara que desde el año pasado buscan el fortalecimiento del grupo sin perder la “la esencia de lo que pertenecer a Alborada significa”.

Confiesa que “buscamos representar no solo nuestras tradiciones, sino también la institución a la que pertenecemos. Tratando de mejorar cada día como bailarinas y como personas, para brindar siempre un espectáculo de excelencia y disfrute para todos”.

Aseguró que “con estos valores como norte, y la pasión de siempre, seguiremos andando el camino de Alborada, con nuevos desafíos y emociones, preparándonos para celebra en 2024 los 60 años de creación del Ballet Folclórico Gallego Alborada, del que estamos orgullosas de pertenecer”.

A Natania le acompañaron las bailarinas Magdalena Britos, Eloisa Cardeillac, Nerea Cuadrado, Victoria Ferreira, Marcia Gallo, Paula Gómez, Valentina Larzabal, Laura Lión, Florencia Maya, Milena Petesguil y Paula Riganti. Casi todas ellas comenzaron antes de los seis años en la escuela de danza infantil del Centro Gallego.

Antonio Rodríguez Miranda
Festival en el teatro Valle Inclán del Centro Gallego de Montevideo.

En esta oportunidad, el desarrollo del espectáculo recorrió las cuatro estaciones como se viven en Galicia, con música y danza, además de vestuarios adecuados.

Participaron como invitados el grupo de cantareiras Enxebre, la banda de gaitas Aturuxeiros, la escuela de Danza Regional Gallega y el grupo folclórico gallego Raigames, del Centro Gallego.

La coreografía estuvo a cargo de Natania Sosa Días y de la profesora que envió la Xunta a Montevideo para dictar el obradoiro de danza, May de la Peña, y el vestuario del Centro Gallego a cargo de Carmen da Silveira y Manuela Castiñeira.

Dos integrantes de la institución fueron las encargadas de hacer viajar por Galicia a la abarrotada sala Valle Inclán, con la gracia y cuentos con acento uruguayo, pero de origen gallego, como lo fueron María Eugenia Cotelo y Florencia Maya.

En este espléndido cierre de la visita del secretario xeral, también estuvo presente la cónsul general María Scola que ha dicho que, aunque es de Madrid, ha sido tan bien recibida aquí, que se siente una gallega más.

Mientras tanto, Miranda habló desde el corazón sobre el escenario pidiendo un aplauso para todos los que hicieron realidad un espectáculo de gran nivel y con una emoción a flor de piel.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.