El Rey y Pablo Iglesias, en la toma de posesión del presidente de Bolivia

La agenda paralela desplegada por Iglesias ha generado discrepancias

El Rey Felipe VI viajó a Bolivia para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente, Luis Arce, encabezando una delegación española que completaban el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y la ministra de Exteriores, Arancha González Laya.

La agenda paralela desplegada por Iglesias ha generado polémica dentro del Gobierno y entre los partidos de la oposición, pues mantuvo contactos bilaterales con diversos dirigentes latinoamericanos y firmó, junto al ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero y el propio Luis Arce, una declaración denunciando el “golpismo” y la “violencia política” de la ultraderecha como “principal amenaza a la democracia y a la paz social”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *