El Rey Felipe VI reivindica el “carácter” de España para superar las dificultades y salir adelante

Realizó la Ofrenda al Apóstol en la catedral de Santiago por el Día de Galicia

El Rey Felipe VI, durante la Ofrenda al Apóstol ante el resto de la Familia Real y parte de las autoridades asistentes.

Los Reyes, acompañados de sus hijas Leonor, Princesa de Asturias, y la infanta Sofía, presidieron el pasado 25 de julio, Día de Galicia, la Ofrenda Nacional al Apóstol Santiago, Patrón de España. Durante sus palabras en la tradicional misa en la catedral de Santiago, el Rey Felipe VI reivindicó el “carácter” que tiene España para superar las dificultades y salir adelante, en su ofrenda al Apóstol, que inició con un recuerdo especial para las personas afectadas por los incendios forestales en Galicia y otras comunidades.

Destacó, asimismo, “la complejidad de la situación actual” que vive el país, también a nivel económico, pero convencido de que seguirá sin doblegarse porque “España tiene carácter” y los valores de “un pueblo responsable, decidido, fuerte y solidario” al que nunca le ha faltado “ambición ni coraje”.

También se refirió a la invasión rusa de Ucrania, al abogar por mantener todos “unidos” los “valores cívicos, culturales y espirituales” del Camino de Santiago en esta etapa en la que “el horror de la guerra reaparece en el viejo continente” porque “la paz debe marcar el norte de nuestra brújula. Ahora y siempre”, afirmó.

El proyecto europeo “conserva intacto su significado”, según Felipe VI, quien aunque admitió que la economía, el comercio y la energía condicionan la Europa moderna consideró necesario poner los valores de “la democracia y la cultura” como base para consolidar el proyecto común.

Además del agradecimiento al Apóstol por su protección le pidió ayuda para que España “dé los pasos correctos en esta etapa del camino no exenta de obstáculos” y que cada español pueda, como un peregrino, “superar las adversidades que se le presenten” para alcanzar su propio y personal Pórtico de la Gloria.

“En este año 2022, al contrario de lo que se anhelaba las incertidumbres permanecen”, constató, por lo que España se encuentra nuevamente ante “un reto colectivo de gran envergadura”, tras la pandemia ante la que España “ha recorrido su camino con entereza” y confía en que seguirá haciéndolo.

El monarca incluyó, como siempre, unas palabras en gallego en su discurso en las que insistió en la “afouteza” (fortaleza) que impregna todas las sendas del Camino de Santiago y los valores de la peregrinación para superar las adversidades.

A los afectados por los incendios les trasmitió el “cariño y apoyo”. “Esta tierra, Galicia, sabe bien lo que es sufrir el azote de los incendios, y también ha padecido de manera intensa esta última oleada”, lamentó.

La tradición de la ofrenda al Apóstol Santiago data de 1643, en tiempos de Felipe IV, tal y como recordó el Rey en su intervención, en la que reiteró el compromiso con esta ofrenda, que ya es la cuarta vez que realiza como monarca, tras las de 2014, 2020 y 2021.

Tras finalizar el acto en el interior de la Catedral, las autoridades se dirigieron al balcón de la fachada principal desde donde observaron el salto de dos miembros de la Patrulla Acrobática de Paracaidismo que descendían con las banderas de España y de Galicia.

La Familia Real estuvo acompañada, entre otras autoridades, por el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda; la vicepresidenta primera del Gobierno de España y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño; la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; y del presidente del PP y jefe de la oposición, Alberto Nuñez Feijóo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *