El Retorno, un viaje histórico

Ernesto Ordóñez recuerda en este artículo las emociones vividas durante el viaje organizado por las entidades españolas e italianas en Argentina

Una de las actividades durante el viaje.

Estando de vuelta todos en casa, las vivencias a bordo siguen revoloteando en nuestras cabezas. Siento que fue una experiencia similar a cuando emigrantes como yo dejamos España e Italia, para emprender el viaje a un lugar desconocido, convencidos de que valía la pena transitar ese aventura. Esta vez con la diferencia de que las lágrimas y las alegrías celebraron con emoción aquellos recuerdos del corazón.

Y de esa forma embarcamos al ritmo de nuestras canciones españolas e italianas, cantando y bailando con los gaiteros y agitando nuestros pañuelos a bordo. Nuestro destino: la tierra que habían dejado nuestros padres y abuelos, y en muchos casos la que vimos desvanecerse en nuestros propios ojos al partir del puerto.

Fuimos estrechando lazos y compartiendo diversas actividades coordinadas por el equipo de animación, como las caminatas matinales, el vóley mixto, los torneos de truco, brisca y dominó, disfrutando de las sobremesas cantadas, riéndonos en los ensayos de la coreografía, aprendiendo en las clases de sevillanas y castañuelas, integrando el gran coro mixto de italianos y españoles, protagonizando la obra de teatro, participando del karaoke, del dígalo con mímica, siendo protagonistas de los conmovedores relatos para el futuro libro y disfrutando de las maravillosas actuaciones en vivo de nuestros artistas invitados, quienes nos hicieron bailar y emocionar al entonar el himno de El Retorno.

Este histórico viaje, que por cuestiones de fuerza mayor dejó pendiente el reencuentro con España e Italia, recreó los vínculos de la gran familia mixta que conformamos italianos y españoles y nos permitió transitar profundos aprendizajes personales y colectivos.

Quiero expresar mi agradecimiento a cada uno de los viajeros soñadores por haber compartido las vivencias que permanecerán para siempre en mi corazón, y estoy seguro que en el de todos ustedes. Agradecer a Fedespa y Feditalia, a sus presidentes, Benito Blanco y Julio Crocci, a sus asociaciones e instituciones federadas, por confiar en mí y hacer propio el proyecto. A Juan Gomila por su incansable apoyo desde los comienzos de este sueño, a Juan Pablo Brandi, a la Cancillería Argentina que, ante nuestro pedido, formó un comité con las autoridades francesas, y luego italianas, logrando implementar un corredor sanitario seguro para nuestro regreso. Un gracias especial a quienes nos hicieron vibrar con sus canciones, Marita Tuero y Ariel Zamora, a nuestra directora de coro, Ana María Rey, y a Cristina Borruto, por su colaboración en las locuciones.

Y finalmente, el agradecimiento tanto a Gustavo Álvarez y a todo su equipo de Flypass: Vivi, Jacky, Ingrid, Carmen y Felipe, por su profesionalidad, calidez y contención, como a los integrantes del equipo de animación Celsux, Luis, Sol y Nehuen. Vaya todo el reconocimiento para ellos. Será hasta la “revancha”.

Ernesto Ordóñez Ordóñez

Coordinador del viaje ‘El Retorno’ y presidente de la Subcomisión de turismo de Fedespa

Archivado en

2 comentarios en “El Retorno, un viaje histórico

  1. Fue maravilloso lo compartido ,nos queda la revancha de poder ver a nuestra familia en mi caso en Barcelona y Galicia, quiero la revancha. Súper agradecida con los organizadores y por las amistades de este hermoso viaje.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *