El PSdeG de Ourense aconseja a los perceptores de pensión española y extranjera que comprueben que se les aplican las correspondientes retenciones

Ha detectado varios casos en los que no se asignaron a la prestación de España por lo que tuvieron que afrontar elevados pagos al hacer la declaración de la renta

La secretaría provincial de Migracións del PSdeG-PSOE de Ourense continúa con su labor de asesoramiento a los colectivos de emigrantes retornados con motivo de la presentación de la declaración de la renta 2021 y también en lo relativo a las pensiones. El secretario provincial de esta área, Luís Gulín, afirma haber detectado varios casos de perceptores de pensiones extranjeras y pensiones españolas a la vez, donde a la prestación española no se le realiza la retención del IRPF.

Gulín explica que en la “totalidad” de los casos la pensión de “mayor cuantía” es la extranjera, siendo la española inferior, “en una media de 300 a 400 euros al mes”, y todas a percibir desde finales de los años 90. Según el responsable del área de Migracións del PSdeG-PSOE orensano esta es “una de las causas por las que los afectados tenían elevados pagos a realizar en las declaraciones de la renta y nunca enmendaron dicha situación”.

Desde la Secretaría Provincial de Migracións se insta a los emigrantes retornados con pensiones españolas a “verificar” si en el justificante anual, que envía el INSS para la declaración de la renta, viene especificada también la retención del IRPF. “En caso contrario hay que ponerse en contacto con la oficina de la Seguridad Social más próxima para solicitar voluntariamente una aplicación de retención a efectos de IRPF”, apunta Luís Gulín, que también subraya que “aplicado un mínimo de un 2 por ciento, en una pensión de 400 euros mensuales puede suponer una retención de 8 euros mensuales”.

Desde el PSdeG-PSOE de Ourense también informan que “una vez solicitado hay que mantenerlo durante todo el año fiscal” y hacen hincapié en que en diciembre “se puede comunicar para el año fiscal 2023 si se quiere mantener, disminuir o incrementar la retención”. En este sentido también explican que “dos pensiones de alrededor de 15.000 euros anuales de ingresos, ambas sin retención IRPF, saldrían a pagar entre 400 a 600 euros de media en la declaración de la renta”. Desde la Secretaría Provincial de Migracións se aconseja consultar con las gestorías o asesorías correspondientes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *