El programa Rehabitare prevé recuperar cerca de 300 inmuebles para familias jóvenes en el medio rural

Con una inversión de más de 26 millones de euros hasta el fin de la legislatura

Suárez-Quiñones y los representantes de los cinco ayuntamientos leoneses.

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, firmó el pasado 26 de diciembre los protocolos de incorporación al programa ‘Rehabitare’ de los ayuntamientos leoneses de Palacios de la Valduerna, Sosas de Laciana, Priaranza del Bierzo, Villamontan de la Valduerna y Valderrueda, que supondrán una inversión global de 450.000 euros. La Junta tiene previsto rehabilitar con cargo a este programa 294 viviendas más en la Comunidad -que se suman a las 449 ya recuperadas- hasta el fin de la legislatura con una inversión de 26 millones. Tras la firma, el consejero visitó una de las viviendas reformadas en Prado de la Guzpeña, en León.

El objeto de la firma del protocolo, a la que asistió el vicepresidente primero de la Diputación de León, Roberto Aller, es establecer los propósitos y las condiciones necesarias para articular la colaboración entre la Junta de Castilla y León y los ayuntamientos con el fin de llevar a cabo la rehabilitación de viviendas de titularidad municipal para su posterior incorporación al parque público de alquiler social de la Comunidad de Castilla y León.

Con la firma de estos protocolos los municipios se comprometen a ceder a la Junta los inmuebles que les pertenecen para que ésta los rehabilite y a destinarlos posteriormente al alquiler social en favor de los colectivos de especial protección señalados en la Ley 9/2010, de 30 de agosto, del Derecho a la Vivienda de la Comunidad de Castilla y León, dando preferencia a las familias jóvenes. Por su parte, el compromiso de la Junta consiste en ejecutar la rehabilitación y supervisar el cumplimiento de la finalidad social de la actuación.

Programa Rehabitare

El programa Rehabitare tiene como objetivo incrementar el parque público de alquiler social de la Comunidad y fijar población en el medio rural, a través de la recuperación de inmuebles en desuso que sean de titularidad municipal. Viviendas de los maestros, antiguas escuelas, vivienda de los farmacéuticos, de los médicos, antiguos cuarteles y viviendas de la Guardia Civil o casas rectorales de los sacerdotes, viviendas de titularidad municipal que, estando bien situadas en las localidades, están actualmente sin uso y deteriorándose. La finalidad prioritaria es atender las necesidades habitacionales de los colectivos de especial protección.

Este programa de rehabilitación de viviendas sirve para recuperar edificios que puedan ser destinados al alquiler social de manera que se consigue optimizar los recursos municipales, restaurar inmuebles valiosos patrimonialmente, revitalizar los espacios tradicionales del entramado urbano municipal y, sobre todo, fijar población en el medio rural con la puesta a disposición de las viviendas rehabilitadas, en régimen de alquiler social, en favor de los citados colectivos de especial protección, con preferencia a los jóvenes menos de 36 años.

Además, también se configura como un instrumento de reactivación económica y de creación de empleo en el medio rural, gracias a la implicación de las empresas locales en las obras de rehabilitación que se acometan a su amparo.

La mecánica de la actuación administrativa que se desarrolla en la ejecución de este programa es sencilla: tras la cesión de la vivienda o inmueble en desuso por parte del ayuntamiento a la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, la Dirección General de Vivienda, Arquitectura, Ordenación del Territorio y Urbanismo contrata las obras de rehabilitación necesarias para, una vez finalizadas, proceder a su devolución al municipio, que lo ofrecerá en régimen de alquiler social a familias u otros colectivos de especial protección, quedando incorporadas al parque público de alquiler social de Castilla y León.

Para ello se firman convenios con los ayuntamientos, y también con los obispados en cuanto a las casas rectorales. Y también, desde el año 2022, se han incorporado las diputaciones provinciales, que colaboran en la financiación para alcanzar mayores objetivos.

El consejero visitó la vivienda que forma parte del programa en Prado de la Guzpeña, en León.

Programa Rehabitare en León

Una de las líneas fundamentales de esta política reside en el compromiso de ayudar a jóvenes y familias vulnerables a acceder a viviendas en condiciones óptimas, ya sea a través de la compra o el alquiler. Este esfuerzo se alinea con el objetivo de reducir la carga que supone para estos sectores de la población disponer de una vivienda adecuada.

Con el Programa ‘Rehabitare’, implementado en todas las provincias desde el año 2016, la Junta de Castilla y León ha demostrado su compromiso con el incremento del parque público de alquiler social y la fijación de población en el medio rural. En colaboración con obispados y diputaciones provinciales, se han llevado a cabo 449 rehabilitaciones con una inversión de 21,23 millones de euros hasta la fecha en Castilla y León.

Para el periodo restante de la legislatura, se prevé rehabilitar en el marco del Programa ‘Rehabitare’ 294 viviendas más en Castilla y León, con una inversión de 26 millones de euros. De estas, 36 serán ejecutadas en la provincia de León con una inversión 3,2 millones de euros. Hasta el momento, en León se han recuperado 63 inmuebles, con una inversión total de 2,8 millones de euros.

Este compromiso no es solo un ejemplo de la preocupación de la Junta de Castilla y León por mejorar la calidad de vida de sus habitantes, especialmente en el ámbito rural, sino también una muestra de la continuada implementación de iniciativas.

Así, en la provincia de León la Consejería tiene prevista la promoción de 120 viviendas en modalidad ‘cohousing’ o colaborativas par familias jóvenes; la construcción de 84 viviendas en el medio rural con descuento del 20% del precio de adquisición para jóvenes menores de 36 años; la rehabilitación de 38 viviendas de camineros. En total, incluyendo las viviendas del programa rehabitare, serán 278 viviendas que se incorporarán al parque público de alquiler o venta y 28 millones de euros.

Rehabitare de Prado de la Guzpeña

El consejero visitó la vivienda que forma parte del programa en Prado de la Guzpeña, en León, en la que se han invertido 53.674 euros. Se trata de las vieja vivienda de los maestros de la localidad, en desuso, en cuyo edificio se ha realizado la redistribución interior de la vivienda con una superficie útil de 67,80 metros cuadrados, demoliendo los tabiques existentes y creando nuevas dependencias, resultando: 1 salón-comedor-cocina, 1 baño completo y 3 dormitorios. Se han cambiado los solados y techos. No se ha actuado en la estructura, ni en la fachada, ni en la cubierta del edificio.

Las obras de rehabilitación ejecutadas han sido la demolición, tabiquería de pladur y trasdosado interior de fachada; nueva carpintería interior; restauración/reposición de peldaños de escalera; solado de gres porcelánico (planta baja y baño de 1ª planta) y parquet laminado en 1ª planta, excepto baño; falso techo de placa de yeso laminado; nuevo cuarto de baño; nuevas instalaciones de saneamiento, fontanería, electricidad y telecomunicaciones; instalación de calefacción por caldera de pellets, chimenea y radiadores de aluminio. Producción de ACS con termo-acumulador eléctrico; y finalmente, acabados de paramentos interiores mediante alicatado con azulejo en zonas húmedas y pintura plástica en el resto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.