El presidente coloca al PEPA en un lugar clave para que Asturias se convierta en el polo logístico del Cantábrico

Adrián Barbón participa en el acto de entrega de la certificación como Polígono empresarial de calidad al área industrial de Avilés

El presidente Adrián Barbón visitó el Parque Empresarial Principado de Asturias.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, resaltó el pasado 5 de junio que el Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA) ha servido de plataforma para el despegue de la comarca de Avilés y es una pieza clave para que la Comunidad se convierta en el polo logístico del Cantábrico. “Asturias cuenta ya con una de las mejores ofertas de localización empresarial del país y estamos ante un momento crucial con la reactivación de Bobes, la puesta a la venta de las primeras parcelas de la Zalia, la refundación de Sogepsa y el impulso del polígono de Baterías”, señaló durante el acto de entrega de la certificación como Polígono empresarial de calidad al área industrial de Avilés.

El polígono fue distinguido con la marca de calidad que reconoce estas áreas empresariales en Europa, que ostentan ya cuatro zonas en Asturias. Para Barbón, la elección del PEPA supone un reconocimiento al “renacimiento empresarial de la comarca y de toda Asturias y a una colaboración público-privada ejemplar”. “Ha habido también involucración institucional y compromiso de los trabajadores y trabajadoras del parque. Porque el PEPA nunca se ha conformado con ser un polígono más”, subrayó.

El propósito del Gobierno de Asturias pasa por seguir impulsando las zonas empresariales para lograr ese lugar nuclear en la cornisa norte del país. Para ello, la Consejería de Transición Ecológica, Industria y Desarrollo Económico publicó hace poco más de un mes la convocatoria de subvenciones para la mejora y desarrollo de estas áreas de actividad, dotada con 2,8 millones, que se suman a los 6,3 millones procedentes de fondos mineros para actuaciones en suelo industrial en colaboración con los ayuntamientos.

En su intervención, el jefe del Ejecutivo incidió en el ejemplo de reinvención que supone Avilés, reconocida por su ecosistema innovador que alberga algunas compañías a la vanguardia mundial en sus actividades. Ese tesón y confianza de la ciudad, sin miedo al futuro, es el espíritu que, en opinión del presidente, está impregnando toda la Comunidad. No obstante, Barbón no apartó la mirada de los reveses y quiso reiterar el apoyo del Gobierno de Asturias a la plantilla de Saint Gobain. “Todo mi apoyo y solidaridad. De la mano del Ministerio de Industria seguiremos trabajando para obtener el mayor compromiso posible por parte de la empresa”, garantizó.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.