El PP gana las elecciones en Castilla y León pero no alcanza una mayoría suficiente y deberá pactar para gobernar

El Partido Popular vuelve a ser el más votado y a liderar el número de escaños en detrimento del PSOE / Vox obtiene un gran éxito al quedar en tercer lugar con 13 procuradores y reclama la vicepresidencia de la Junta / Debacle de Ciudadanos y Podemos, al borde de la desaparición

Alfonso Fernández Mañueco (PP) celebra el resultado.

El Partido Popular (PP) ganó las elecciones a las Cortes de Castilla y León, celebradas el pasado 13 de febrero por primera vez en pandemia y en solitario, puesto que suelen coincidir con las municipales y con las de otras trece autonomías españolas. Estos hechos, especialmente que no hubiera también comicios en los ayuntamientos, pudieron influir en la baja participación, que se quedó en un 63,44%, casi dos puntos menos que en las autonómicas de 2019.

A falta del recuento del voto de los castellanos y leoneses residentes en el extranjero que tiene lugar el miércoles 16 de febrero, el PP logró la victoria en las elecciones con 378.896 votos, el 31,43%, y 31 procuradores -como se denomina a los diputados de las Cortes Regionales-, aunque obtuvo 55.000 papeletas menos pero subió 2 escaños respecto a la anterior cita con las urnas por la bajada de la participación.

Es una victoria agridulce porque, por un lado, vuelve a ser la fuerza más votada tras haberse visto relegada a la segunda posición en 2019 por el PSOE, pero, por otro lado, no cumple los objetivos que se había planteado con el adelanto electoral. Su candidato a la reelección, Alfonso Fernández Mañueco, se queda así a 10 diputados de la mayoría absoluta y no logra su propósito de alcanzar una mayoría suficiente que le permitiera encabezar un gobierno en solitario, tras deshacerse de Ciudadanos, su socio de coalición hasta la llamada a las urnas.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) perdió una nueva oportunidad de desbancar al PP tras 35 años de presidencias en la Junta de Castilla y León y se vio relegado de nuevo a la segunda plaza con 362.304 votos, el 30,05%, y 28 procuradores frente a los 479.916 de 2019, el 35,20%, y 35 escaños. Su líder, Luis Tudanca, deslizó una posible retirada. Los socialistas, que ya perdieron una moción de censura el año pasado, pagaron el desgaste del Gobierno central de Pedro Sánchez, a pesar de aprobar en campaña electoral varias medidas del Consejo de Ministros dirigidas a esta Comunidad.

Vox, sin embargo, representa la otra cara de la moneda al cosechar un gran éxito con el respaldo de 212.605 votantes, el 17,64%, y 13 procuradores, cuando tenían uno de 2019 y un 5% de apoyos. Su presidente nacional, Santiago Abascal, reclamó la vicepresidencia de la Junta para el candidato Juan García-Gallardo por un mandato “claro” de las urnas, por el cual “Vox tiene el derecho y el deber de formar gobierno”. Y descartan la abstención para un Ejecutivo del PP en solitario.

Los otros grandes triunfadores de la noche fueron los partidos provinciales: Soria ¡Ya! que se impuso en su circunscripción sumando casi lo mismo que PP y PSOE juntos para lograr 3 procuradores; Unión del Pueblo Leonés (UPL) que repitió sus mejores resultados históricos con otros 3 procuradores; y Por Ávila (XAV), que pudo reeditar su escaño de 2019. Los grandes perdedores que se quedan al borde de la extinción fueron Ciudadanos (Cs), al que Francisco Igea llevó desde la tercera posición y 12 procuradores a 1 solo escaño tras su experiencia de gobierno y de vicepresidente de la Junta, mismo resultado que Podemos, socios de coalición de Sánchez en el Gobierno de España.

La dudas del PP sobre un acuerdo con Vox

El ganador de los comicios, Alfonso Fernández Mañueco (PP), aseguró tras conocerse los resultados que hablará con todos para buscar un acuerdo de investidura. Ni descartó ni mencionó a Vox como socio. Una opción que no parece gozar de simpatías en la dirección nacional del PP, que apuesta por llegar a pactos con las fuerzas provinciales o incluso sondear al PSOE para que se abstengan y permitan un gobierno en solitario del PP sin Vox. Los socialistas, por su parte, rechazan esta posibilidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *