El pleno del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior se reunirá en el primer trimestre de 2022

El secretario de Estado de Migraciones adelantó que uno de los asuntos que llevará al pleno será la elaboración de un plan de retorno / Explicó que la reducción del presupuesto para los residentes en el extranjero se debe al descenso por causas naturales del número de perceptores de la prestación para ‘niños de la guerra’

En el centro el ministro José Luis Escrivá y a su izquierda el secretario de Estado de Migraciones, Jesús Perea, explicando los presupuestos destinados a la ciudadanía en el exterior.

El secretario de Estado de Migraciones, Jesús Perea, anunció que el pleno del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE) se reunirá en el primer trimestre de 2022. La última reunión plenaria de este órgano de asesoramiento e interlocución entre las administraciones y la ciudadanía en el exterior tuvo lugar en junio de 2018 y desde entonces no ha vuelto a reunirse a pesar de que la norma que lo regula establece que como mínimo debe celebrar una sesión plenaria cada año. Los cambios en el Gobierno durante 2019 y luego la pandemia fueron los motivos esgrimidos por el Gobierno para no convocar durante todo este tiempo al CGCEE.

Perea, que intervino en la rueda de prensa convocada para explicar los presupuestos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones el pasado 14 de octubre tras una pregunta de España Exterior, también adelantó que uno de los temas que van a plantear al CGCEE desde la Secretaría de Estado es el de la puesta en marcha de un plan de retorno que tenga en cuenta las diferentes medidas que en esta materia están ejecutando las comunidades autónomas.

“Es una de las ideas que queremos trasladar al pleno del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior que se va reunir en el primer trimestre del año que viene para evaluar de una forma más clara y, sobre todo, teniendo en cuenta el conjunto de prestaciones que las comunidades autónomas, que son actores muy importantes en esta materia, ya están desarrollando”, afirmó Jesús Perea. “Creo que tenemos que hacer un ejercicio de eficiencia y de análisis de las acciones que diversas administraciones están haciendo para evitar solapamientos y ser más eficaces a la hora de detectar lo que podemos hacer”, añadió.

Respecto a la partida de 500.000 euros que estaba prevista en los presupuestos de este año para el plan de retorno, Perea indicó que su ejecución “ha estado muy afectada por la situación de la pandemia de los años 2020-2021 que propiciado restricciones de movilidad que invalidaban la aplicación concreta de este concepto”.

Homologación de títulos

Sobre el fomento del retorno, el secretario de Estado adelantó que uno de los ámbitos en los que “con más claridad y determinación vamos a actuar de cara al año que viene”, es en materia de homologación de títulos y certificaciones profesionales. Perea señaló que son materias en las que “hemos detectado que de verdad podemos incidir de una manera clara, en colaboración con otros departamentos ministeriales, para que quienes quieran volver puedan hacerlo de la mejor manera posible y, sobre todo, evitando trabas burocráticas innecesarias”.

Recalcó que estas actuaciones “van a tener un impacto presupuestario menor, pero un impacto práctico real” que “va a tener como beneficiarios claros a los españoles en el exterior”. Perea quiso destacar esta iniciativa como muestra de que “a este Gobierno le ocupa y le preocupa lo que pasa con los españoles en el exterior y tiene una política clara y decidida, que va más allá de lo que es este Ministerio, para conseguir el retorno de las personas que están fuera de nuestro país y que quieran volver a España”.

Reducción del presupuesto

Por otro lado, el secretario de Estado confirmó que en 2022 habrá una reducción de los presupuestos destinado a la ciudadanía española en el exterior y explicó que la razón fundamental se debe “a una cuestión demográfica». “Buena parte de las cantidades en las que se centra esa reducción -continuó- tienen que ver con las prestaciones económicas a los ‘niños de la guerra’. Hay una reducción evidente, por razón de edad, en el número de perceptores y esto tiene un impacto presupuestario en términos agregados que se tiene que imputar anualmente”.

En concreto, la cuantía destinada a esta prestación pasará de los 4.850.000 euros de este año a los 4.400.000 euros en 2022, 450.000 euros menos. “Esta reducción que planteamos en términos prudentes está por encima de lo que nosotros esperamos que pueda ser la reducción final”, afirmó Perea.

La suma de los 450.000 euros que se reducen de las prestaciones para ‘niños de la guerra’ más la eliminación de los 500.000 euros que había previstos este año para el plan de retorno, alcanzan los 950.000 euros de recorte en la cuantía del programa presupuestario 231B Acciones en favor de los emigrantes.

Si bien también se reduce la cuantía de las prestaciones por razón de necesidad y asistencia sanitaria a los beneficiarios de la misma, que pasa de 45,2 millones de euros a 39,7, 5,5 millones menos, se ha aumentado la partida de la pensión asistencial a retornados, que ha subido de 6,7 millones a 8,2, 1,5 millones más, y se ha añadido una nueva de ayudas a entidades y españoles en el exterior de 4 millones. En resumen, los 5,5 millones que se reducen de las prestaciones por razón de necesidad se igualan con los 5,5 millones de pensiones asistenciales a los retornados y ayudas a entidades y personas en el exterior.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *