El personal del Servicio Exterior en Montevideo se manifiesta por la mejora de sus condiciones laborales

Reclaman una actualización de los salarios que palíe la pérdida de poder adquisitivo tras 13 años de congelación

Manifestación frente al Consulado de España en Montevideo.

Los trabajadores de la Embajada de España, Consulado General, Consejería de Trabajo, Oficina Comercial, Centro de Formación, Centro Cultural y Oficina Técnica de Cooperación de la Aecid se reunieron el pasado 9 de mayo en una asamblea en el hall de la oficina consular de la calle Libertad, para luego manifestarse en la calle, como lo hicieron en 2009, reclamando mejoras en sus condiciones laborales.

En la reunión decidieron elevar una carta a sus superiores explicando que “un nuevo año transcurre y, una vez más, se registra una acentuada pérdida del poder adquisitivo de los sueldos del personal laboral en Uruguay, quienes desde 2009 hemos sufrido el abandono y la congelación salarial”.

Aclararon que desde aquel año “el costo de vida ha sido ininterrumpidamente creciente. De hecho, para el periodo 2009-2022 se registró una inflación acumulada en pesos uruguayos del 156,9%”, precisando que “la variación del salario real percibido en dólares americanos puede determinarse como el resultado de la evolución de su relación con la moneda local y el efecto producido por la inflación. Se aprecia que, en el caso de Uruguay, la evolución de estas variables en el periodo de referencia (2009-2022), ha resultado francamente desfavorable, lo que se traduce a una pérdida de poder adquisitivo combinada (inflación-cotización del dólar) del orden del 30%”.

Sin embargo, en su reclamación a los superiores, los trabajadores afiliados a UGT y a CCOO, afirman que “no desconocemos la coyuntura de la economía española, a la que no somos ajenos, y en igual sentido solicitamos a usted, no desconozca el elevadísimo costo de vida que se tiene en Uruguay, la inflación que año a año es próxima al 10%, las perdidas constantes generadas por la fluctuación de la moneda y la falta de diálogo que como administrados hemos sufrido por parte de la Administración”.

Reclaman, asimismo, “una convocatoria de la Comisión Técnica del Personal Laboral de la Administración General de Estado en el exterior con el fin de articular ese inaplazable dialogo entre la Administración y las diferentes fuerzas sindicales y con el Comité Único PLEX que permita discutir la problemática de este colectivo y llegar a un consenso que se traduzca en un sistema retributivo justo que parta fundamentalmente de las circunstancias socioeconómicas actuales de cada país y respete el Acuerdo Administración-Sindicatos de 1990”.

Por otra parte, resaltan las actualizaciones de los módulos de calidad de vida y poder adquisitivo del personal funcionario en el exterior, “medida que nos parece justa teniendo en cuenta las fluctuaciones de la moneda local en relación a las divisas de situación y al impacto inflacionario que afecta a un país como Uruguay”.

Sin embargo, añaden, “nos resulta totalmente incongruente e injusto que estas consideraciones no se tengan en cuenta a la hora de analizar la situación retributiva del personal laboral en su conjunto, un colectivo que atraviesa las mismas condiciones de vida del personal funcionario pero que, al estar sometido a una brutal congelación salarial, está siendo doblemente castigado con una descomunal y progresiva pérdida de poder adquisitivo”.

La manifestación de los trabajadores se produjo en el hall del Consulado luego del horario de atención al público. Luego se trasladaron a la calle Libertad donde se tomaron la misma fotografía que España Exterior registró en el año 2009. De hecho, Juan Carlos, delegado de CCOO afirmó: “Una foto nueva con las mismas reivindicaciones”.

Explicaron que pidieron a sus superiores “elevar la solicitud de una revisión urgente de las retribuciones del personal laboral del servicio exterior de España en Uruguay que permita compensar la situación detallada anteriormente o al menos se sienten las bases para una mesa de diálogo que tienda a una recuperación paulatina de los salarios”.

Finalmente dijeron con un cartel “basta al abandono al que nos tienen sometidos”, explicando que “de no mediar una señal de negociación y actualización salarial no dudaremos en unirnos a las movilizaciones que empezaron los compañeros de Reino Unido y que ha ido secundando el personal laboral de otros países como Alemania o Países Bajos”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *