El personal del Servicio Exterior en Finlandia, Noruega y Suecia se une a las reclamaciones por la mejora de las condiciones laborales

“Hemos tenido casos dramáticos de trabajadores con cargas familiares que se han visto obligados a pedir ayuda social al Gobierno sueco para poder mantener a su familia”, señalan en un comunicado

El personal laboral de la Administración General del Estado en el Exterior (PLEX) en las diferentes misiones diplomáticas ubicadas en Finlandia, Noruega y Suecia se ha sumado a las protestas del colectivo en otros países y a través de un comunicado han señalado que la propuesta de incremento salarial de entre un 8 y un 10 por ciento realizada por el ministro Albares a las organizaciones sindicales más representativas “no es suficiente para paliar la discriminación salarial sufrida durante 13 años hacia el conjunto de países del Servicio Exterior”.

Señalan que hace unos meses pudieron reunirse de manera informal con el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, y comprobaron las buenas intenciones, disposición y voluntad de diálogo por parte del ministro. Sin embargo, afirman, “no podemos considerar esto suficiente y queremos matizar que la hoja de ruta de actuación del señor Albares está prevista únicamente para los trabajadores de Embajadas y Consulados. Quedan por lo tanto fuera el resto de personal que presta servicio en el Exterior asistiendo a la ciudadanía española presente fuera de España, cuyo número no para de incrementarse cada año que pasa”.

“Después de demasiados años denunciando la situación del colectivo PLEX en nuestros países mediante escritos, protestas y huelgas, volvemos a manifestar una vez más que la pérdida de masa salarial en nuestros tres países es gravísima en comparación con los aumentos realizados en el mercado local”, señalan. En concreto indican que en Suecia se han realizado aumentos salariales de hasta un 37,2% en los últimos 14 años. Así, la congelación salarial al personal PLEX “representa una pérdida de poder adquisitivo brutal mermando la capacidad de las familias para poder vivir con condiciones mínimamente dignas”.

Además, señalan en el comunicado, “con la merma salarial sufrida en las bajas por enfermedad, no podemos ni darnos el lujo de ponernos enfermos. Tampoco es fácil la conciliación familiar durante los permisos por maternidad y paternidad ya que el subsidio que se percibe es muy bajo. En cuanto a las pensiones, al ir también ligadas a la retribución anual del trabajador, serán mucho más bajas que incluso las recibidas por trabajadores cotizando el mismo número de años en la Seguridad Social española y dentro de la misma categoría profesional. Hemos tenido casos dramáticos de trabajadores con cargas familiares que se han visto obligados a pedir ayuda social al Gobierno sueco para poder mantener a su familia”.

En definitiva, el personal PLEX de las misiones diplomáticas en Finlandia, Noruega y Suecia reclama “solucionar la pérdida salarial y poder adquisitivo acumulado de los trabajadores durante estos trece años” así como “una armonización salarial entre categorías y ministerios y que los trabajadores reciban la retribución máxima autorizada”.

El colectivo PLEX en los tres países escandinavos exige “una interlocución entre la Administración y los sindicatos para dar solución a los problemas y reivindicaciones históricas del colectivo”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *