El Patronato da Cultura Galega de Montevideo conmemora su 58º aniversario

También conmemoró los 72 años de su programa radiofónico Sempre en Galicia, el más antiguo emitido en gallego

María Gil, María Victoria Scola, José Piñeiro y Elvira Domínguez.

Socios, amigos y autoridades festejaron los 58 años de la fundación del Patronato da Cultura Galega de Montevideo y los 72 de su audición radial Sempre en Galicia.

El 3 de septiembre de 1950 se emitió en radio Carve de Montevideo por primera vez la audición en lengua gallega Sempre en Galicia, conducido por Manuel Meilán quien treinta años después aseguraba a el diario El País que la idea había surgido “porque en aquel momento había un grupo de galleguistas que queríamos a toda costa conservar el idioma, porque aquí (en España) se prohibió utilizarlo en público”.

Meilán, que había emigrado para evitar el servicio militar en 1922, llegó a Argentina donde comenzó a trabajar en un almacén de artículos de escritorio, luego fue visitador médico y terminó radicándose en Montevideo, donde junto a Castelao y otros gallegos exiliados y residentes en el Río de la Plata funda el Partido Galeguista.

A lo largo de tantos años hubo momentos muy emocionantes, relataba Manuel Meilán en julio de 1984, “pero ninguno como el vivido hace sólo unos meses, cuando el programa pudo llegar en directo a España gracias a una conexión con Radio Nacional”. O cuando Manuel Meilán supo que “un gallego residente en Argentina había habilitado la cabina de un viejo camión para escuchar desde allí Sempre en Galicia, porque en su casa se lo impedían las interferencias.

Tras la fundación del Patronato da Cultura Galega en junio de 1964 por un grupo de gallegos que se juntaron alrededor de un sentimiento: el amor a la tierra y la idea de expandir la cultura gallega, se harían cargo posteriormente de la audición que pasó en los últimos años de la radio Carve a la Oriental, ambas con alcance amplio en las márgenes del Río de la Plata, transmitiéndose actualmente también por la web.

Los fundadores del Patronato, entre ellos Manuel Meilán, eran conscientes de que una real y definitiva dignificación de Galicia en Uruguay tenía que ser buscada y encontrada en el ámbito cultural, pues “parecía fuera de toda duda que la resolución de nuestros problemas como nación en desarrollo no podían ser arreglados con bailes o queimadas”, según se recoge en los distintos editoriales de la audición.

Así fue como el parón de la emigración en la década del sesenta no hizo mella en la institución que se convirtió en el faro cultural gallego por excelencia, con publicaciones literarias en gallego permanentemente, con el idioma guardado en su gran biblioteca, así como también en la misa por el día de Santiago Apóstol que se celebra en la catedral de Montevideo desde el siglo pasado.

Socios del Patronato entonando canciones populares gallegas durante la celebración.

La celebración de este aniversario volvió a abrir la puerta de la sede de la calle Rondeau para recibir a socios, amigos y las autoridades españolas representadas por la cónsul general, María Victoria Scola, además de la delegada de la Xunta de Galicia, Elvira Domínguez, y de la presidenta de la Federación de Asociaciones Gallegas, María Gil.

El presidente del Patronato, José Piñeiro, agradeció la presencia de todos, así como también de cada uno de los profesores y profesoras que llevan adelante los distintos ‘obradoiros’ que van desde las artes plásticas, hasta la historia y lengua gallega.

Además de los conductores y el grupo de colaboradores para emitir todas las mañanas de domingo la audición radial más antigua del mundo en lengua gallega, Sempre en Galicia, conducido por Antonio de Seárez y Ana María Lorenzo.

Piñeiro, que explicó la importancia que tienen los colaboradores que llevan adelante las redes sociales de la institución para comunicarse con las dos márgenes del Atlántico, también agradeció el invalorable aporte desde la Xunta de Galicia y la Secretaría Xeral da Emigración, así como de la Consejería de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, para poder implementar los distintos aportes que a la cultura realiza la institución.

Finalmente, la fiesta continuó con el gaitero Juan Sánchez recorriendo el salón, despertando la ‘morriña’ de emigrantes y descendientes que comenzaron a entonar canciones populares ‘da terra nai’.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *