El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones dice que no es fácil responder a la petición de ayuda de las entidades españolas en Argentina

La directora del Gabinete del ministro Escrivá, Elena Biurrun, dice que las propuestas serán estudiadas y analizadas por la Secretaría de Estado de Migraciones

La directora del Gabinete del Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Elena Biurrun, afirmó que no es fácil atender la propuesta realizada por la Federación de Sociedades Españolas de la República Argentina para ayudar a estas entidades. “Me encantaría poder transmitirle que la solución que proponen es fácil, tanto como que la particular situación que vivimos está ya casi superada, pero no es así. La situación es dura, complicada y grave, y lo va a seguir siendo en las próximas semanas”, señala la jefa del Gabinete del Ministro quien también recalca que “vivimos momentos extremadamente duros y complejos, con un grado de incertidumbre sin parangón”.

Hace unos días, la Federación de Sociedades Españolas de la República Argentina envió un escrito al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones de España, José Luis Escrivá, en el que le solicitaban que se reasignen con urgencia partidas a fin de atender las necesidades de funcionamiento y subsistencia de las instituciones de la colectividad para evitar daños que, estiman, podrían ser “irreparables”.

En la respuesta a esta carta, a la que ha tenido acceso España Exterior, Elena Biurrun señala también que las propuestas y reflexiones expuestas en la misiva enviada por la Federación de Sociedades Españolas de la República Argentina serán “estudiadas, analizadas, entendidas y respondidas puntualmente por la Secretaría de Estado de Migraciones”, departamento al que les dará traslado personalmente para que, “en el menor plazo posible, pueda darnos una respuesta”.

En el escrito enviado a Escrivá, firmado por el presidente de la Federación, Benito Blanco Álvarez, y el secretario general, Pablo Marmotes Raña, se explica que desde el 20 de marzo pasado, cuando comenzó a regir en Argentina el confinamiento, las instituciones de la colectividad, salvo las prestadoras de servicios sanitarios, han paralizado totalmente sus actividades y se encuentran “literalmente cerradas y sin actividad presencial”, más allá de algunas tareas por vía virtual “para darles algún tipo de contención a los asociados”.

Según explican las autoridades de la Federación, “todo ello significa que los ingresos se reducen prácticamente a la nada, pues la cuota social suele no ser la mayor fuente de ingresos; éstos se basan fundamentalmente en servicios hoy inactivos. Las cuotas, asimismo, no están siendo abonadas porque las familias tienen otras urgencias debido a la pandemia”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *