El MEGA subió a sus redes sociales la muestra ‘Luis Seoane 2019. Entre Galicia y Buenos Aires’

Además de difundir la vida y obra de este artista gallego, también se da a conocer el proyecto de ley que la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires presentó para proteger 34 de sus creaciones porteñas

Exposición sobre Luis Seoane organizada por el MEGA en abril de 2019.

El Museo de la Emigración Gallega en la Argentina (MEGA) Francisco ‘Paco’ Lores subió a su página web y redes sociales la muestra ‘Luis Seoane 2019. Entre Galicia y Buenos Aires’, ofreciendo al público que la visite la posibilidad de descargar archivos y contenidos e interiorizarse sobre el proyecto de ley que la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires presentó para proteger 34 obras del prestigioso artista gallego.

La muestra, que se exhibió en abril del año pasado en el hall de honor del Palacio Legislativo porteño constituye, en palabras del curador de la exposición y subdirector del MEGA, Luis Chiloteguy, un diálogo entre la pintura, la gráfica, publicaciones, diseños e ilustraciones que Seoane realizó y permite contemplar grabados sobre metal, serigrafías, xilografías, óleos y porcelanas, como así también los diseños con los que ilustró cientos de portadas en editoriales como Botella al mar, Ediciós do Castro o Ediciones Galicia, entre otras, “soportes y técnicas que expresan su renovación estética a través de un lenguaje modernista”.

Seoane como intelectual y artista fue un notable creador que aportó sus ideas para el Laboratorio de Formas en la manufactura de Sargadelos y fundó posteriormente junto a Díaz Pardo y otros la fábrica de porcelana La Magdalena en la provincia de Buenos Aires.

‘El Pastor’ una de las obras más famosas de Luis Seoane.

‘Luis Seoane 2019. Entre Galicia y Buenos Aires’ reúne parte del patrimonio del artista que custodia el Museo de la Emigración Gallega en Argentina, así como algunas obras cedidas para la ocasión por el Hogar Gallego para Ancianos de Domselaar, del que Seoane también fue fundador, presentando un recorrido integrado por óleos y grabados pintados en las décadas del 50 y 60 del siglo pasado en diálogo con ilustraciones y portadas de diversas publicaciones realizadas y editadas por el artista.

“Los diseños cargados de simbolismo componen imágenes inmersas en un movimiento o tensión de fuerzas entre el color y la línea en donde el contorno no es un límite. En su obra Seoane revela un lenguaje directo y modernista de fácil lectura y comunicación para el observador, impronta que reconocemos también en los modelos realizados para las manufacturas de porcelanas exhibidas junto a objetos, documentos y fotos ubicados en el centro del recorrido de la exposición”, apunta Chiloteguy.

Cabe recordar que la diputada porteña de ascendencia gallega María Rosa Muiños, en colaboración con el MEGA y la Federación de Asociaciones Gallegas de la República Argentina, fue la responsable de impulsar el proyecto por el cual se declararon 34 obras públicas y privadas de Seoane como patrimonio cultural porteño, garantizando así su restauración, conservación y puesta en valor.

María Rosa Muinos en la inauguración de la muestra en abril del año pasado.

Quienes visiten las redes sociales y la página web del MEGA también podrán acceder a la carta que la Federación y el MEGA enviaron al Hogar Gallego para Ancianos solicitando en préstamo diferentes obras del artista gallego, descargar pruebas de imprenta de portadas de libros realizados y editados por Seoane junto a Arturo Cuadrado en Botella al Mar, bajar en formato pdf grabados, pinturas, publicaciones, portadas de libros y semblanzas, entre otros materiales.

Sobre Luis Seoane

Luis Seoane nació en 1910 en un hogar de emigrantes gallegos en Buenos Aires; a los 6 años, viajó a Galicia con sus padres. Fue en Santiago de Compostela donde se conocieron sus primeros pasos como artista y expuso por primera vez. Allí también militó en partidos de la izquierda republicana y autonomista, y como integrante del Partido Galleguista participó en la campaña del Estatuto de Autonomía.

A partir de 1930, la situación española se torna cada vez más crítica y el estallido de la Guerra Civil lo obliga en 1936 a abandonar territorio gallego para recalar nuevamente en Buenos Aires, donde, en palabras de la investigadora Silvia Dolinko, desarrolló “una vasta obra como grabador, pintor, diseñador gráfico, ilustrador, gestor cultural, ensayista, poeta, dramaturgo, editor de libros y de revistas. Sus creaciones se vinculan fuertemente con sus circunstancias sociopolíticas: la emigración, el exilio, la conformación de redes intelectuales y la trama antifascista, que tuvo en Seoane un claro protagonista. Tanto en Galicia como en Argentina desarrolló un programa en el que el acceso amplio al arte y la cultura constituyó uno de sus principales objetivos. Obra gráfica, publicaciones y murales fueron para él soportes privilegiados a través de los cuales apuntó a trascender las fronteras de la élite coleccionista”.

Entre los premios que recibió a lo largo de su carrera se encuentran la medalla del Senado de la Nación Argentina y de la Exposición Universal de Bruselas (1958), así como el premio Palanza de la Academia Nacional de Artes (1962).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.