El lehendakari, Íñigo Urkullu, convoca las elecciones vascas para el 21 de abril

No se presenta a la reelección tras designar el PNV a Imanol Pradales como candidato a las autonómicas

El presidente del Gobierno vasco, Íñigo Urkullu, durante la comparecencia para anunciar la convocatoria de elecciones autonómicas.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, anunció el pasado 22 de febrero la fecha para las próximas elecciones al Parlamento vasco tras el Consejo de Gobierno celebrado esa tarde. Urkullu explicó que tomó la decisión atendiendo a tres criterios: cumplir con el programa de Gobierno aprobado y comprometido con la sociedad; dejar el mejor legado posible al próximo Gobierno vasco y lehendakari y defender el interés general de la sociedad vasca. En base a dichos criterios, decidió convocar las elecciones para el 21 de abril.

Urkullu aprovechó su comparecencia para hacer balance de los últimos 12 años y trasladar su agradecimiento, “jamás habría imaginado mayor honor”, admitió con total sinceridad. Recordó sus propias palabras al jurar el cargo de lehendakari en 2012: “daré lo mejor de mí y trabajaré a favor de los consensos, espero que todas y todos los ciudadanos sientan que los políticos prestamos un servicio sincero a la sociedad; durante todos estos años he trabajo bajo esa convicción, en defensa de Euskadi y los intereses de la sociedad vasca por encima de todo y ese mismo compromiso es el que he pedido a todos y cada uno de los consejeros que han trabajado conmigo y a todas y cada una de las personas de sus equipos”, señaló. Es por eso que, el lehendakari agradeció a los miembros del Gobierno su dedicación y trabajo, también tuvo palabras de agradecimiento hacia todas y cada una de las personas y grupos de trabajo del Gobierno vasco y el Parlamento, así como la sociedad vasca. “Hemos vivido momentos de gran dificultad y crisis que se han sucedido una tras otra con consecuencias directas y muy graves, pero me quito el sombrero ante el esfuerzo que ha realizado la sociedad. Nunca me he permitido que esta espiral de crisis y dificultades fuera una excusa para no hacer nuestra labor de la mejor manera posible. Nuestra obligación ha sido siempre ofrecer respuestas y obtener resultados. De ello depende el bienestar de nuestras vecinas y vecinos. Nuestro norte ha estado marcado siempre por el compromiso con las personas, en defensa del bien común y dicho compromiso lo hemos aplicado cada día, con tesón, para alcanzar los Objetivos de País”, destacó Urkullu.

Aunque el lehendakari no mencionó uno por uno todos los Objetivos de País sí resumió en tres ideas los principales hitos de estos doce años -empleo, superación, respeto, cohesión y convivencia-. “Hemos avanzado en bienestar, en calidad de vida, en autogobierno, en empleo, en convivencia, en respeto… Es un honor poder legar una Euskadi más avanzada y más justa a quienes nos sucederán. Una Euskadi asentada en los valores del respeto, la cohesión y la convivencia”, señaló Urkullu. “Hemos logrado reducir la tasa de paro en un contexto de crisis, -continuó- salir reforzados de esta coyuntura de crisis; más fuertes en cohesión social, fuertes en actividad económica e industrial y fuertes para seguir mejorando nuestros servicios públicos”, añadió. “Hemos reforzado el concierto económico, extendido el autogobierno en once nuevas competencias y aprobado 121 leyes en estas tres legislaturas, en un 85% de los casos ampliando el acuerdo más allá de los partidos que sustentan el Gobierno, es decir, con el apoyo de los partidos de la oposición y en todos los casos, con la participación y aportaciones de los sectores concernidos y las asociaciones y entidades de la sociedad. Este es el sentido de la política: diálogo y entendimiento entre diferentes; lograr puntos de encuentro por el bien de la sociedad tratando de representar, de la mejor manera posible, la diversidad de nuestro País. Espero haber procedido con el debido respeto, así lo he intentado siempre; he trabajado lo mejor que he sabido buscando en cada decisión, en cada momento, lo que sinceramente creía mejor para nuestra sociedad y seguiré haciéndolo hasta el último día”, concluyó el lehendakari Urkullu.

Cabe recordar que Urkullu, que gobernaba en coalición con el Partido Socialista de Euskadi-Euskadiko Ezkerra (PSE-EE), no encabezará la candidatura del Partido Nacionalista Vasco (PNV) a los próximos comicios, ya que su partido ha optado por la renovación generacional y presenta a Imanol Pradales -diputado foral de Infraestructuras y Desarrollo Económico de Bizkaia, sociólogo y profesor universitario de 48 años de edad, como cabeza de lista.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.