El juez nombra a Fernando Cabrera administrador concursal de Casa de Galicia

Mantendrá a las interventoras designadas por el Gobierno uruguaya para ejecutar un plan de pagos que reflote a la entidad / El expresidente de la mutua, Alberto Iglesias ha sido internado por un grave problema de salud

Sanatorio de Casa de Galicia de Montevideo.

La justicia designó un síndico para el concurso de Casa de Galicia y este solicitó que las interventoras continuaran junto a él para poder llevar adelante el interés de los gobiernos uruguayo y gallego de encaminar a la subsistencia a la mutua centenaria más grande de la emigración. Al mismo tiempo, el expresidente de la entidad, Alberto Iglesias, ha sufrido un grave quebranto de salud y se encuentra internado en estado delicado en el hospital por el que tanto ha luchado.

Alberto Iglesias se había embarcado, tras asumir la presidencia de la mutua Casa de Galicia hace tres años, en una quijotesca transformación de la sede central que, entre otras proyecciones permitiría que un banco gallego instalara sus oficinas allí y que todos los clubes y hasta la Asociación de Empresarios Gallegos del Uruguay tuvieran también sus oficinas en el proyectado edificio, que además contaría con policlínicas, emergencia y centro de recuperación deportivo, y alojamiento para los socios de Casa de Galicia del interior del país que tenían que acompañar a sus familiares o para quienes debían hacer un post-hospitalario en Montevideo.

Para ello la asamblea general de asociados votó la creación de una institución en territorio español que tuviera como patrimonio los padrones del centro de la capital uruguaya que iban a ser transformados en este nuevo complejo socio sanitario.

Sin embargo, pandemia de por medio y crisis económica acuciante, el sueño se fue postergando y mientras tanto la directiva debió recurrir a prestamistas y otras formas de financiación que se llevaron los ingresos y día a día fueron haciendo deficitario el balance de saldos de caja de la mutua.

Así fue como se llegó a la intervención del Gobierno uruguayo, declarando el presidente Lacalle Pou que se mantenía en contacto con el gobierno gallego porque se pretendía que Casa de Galicia continuara funcionando y tuviera el aporte de Galicia como ha ocurrido en toda su existencia.

Descartada la liquidación de la institución, las interventoras anularon la convocatoria de elecciones a las que se presentaban Alberto Iglesias para su reelección y Eduardo Miras como oposición, al mismo tiempo que continuaban negociando con los acreedores el concurso legal al que Iglesias había presentado a la entidad tras recibir la negativa del ministro de Salud uruguayo de no permitir un nuevo endeudamiento con un banco privado uruguayo, sucursal del Santander de España.

Continuará la intervención

Esta semana la prensa uruguaya da a conocer que el juez de Concursos de primer turno, Leonardo Méndez, resolvió que la mutualista pase a concurso y se levante la intervención del Ministerio de Salud Pública.

La justicia también establecía en dicha resolución que la Liga de Defensa Comercial deber ser quien lleve adelante el concurso de acreedores nombrándose en su calidad de síndico, al abogado Fernando Cabrera.

Si bien el juez Méndez desplaza a las interventoras de la administración de la mutua, el síndico les pidió que continuaran al frente junto a él por no tener experiencia en la salud y además porque el desplazamiento es un formulismo en estos casos.

Por tanto, ahora las negociaciones se vienen desarrollando entre el síndico designado y las interventoras para concretar un plan de pago a los acreedores que se prevé que comenzará a ejecutarse a partir de mayo del año que viene, aunque la premura está ahora en resolver ciertos casos urgentes, como el pago de salarios y retenciones a los trabajadores de la entidad.

Según pudo saber España Exterior, el síndico está realizando un pedido al juez para que libere las cuentas a los efectos de subsanar estos pagos, así como también a clínicas privadas que han dejado de atender a los socios de Casa de Galicia por falta de pago.

Por otra parte, el expresidente de Casa de Galicia, Alberto Iglesias, sufrió un ataque cardíaco debiendo ser atendido en primera instancia en el hospital de la Asociación Española, donde se le realizó un cateterismo, para luego ser internado en el hospital en Sayago de Casa de Galicia.

El pasado martes 23 de noviembre fue operado allí de las carótidas y los médicos están aguardando su recuperación para poder realizar una nueva intervención cardíaca para resolver el problema más grave que tiene y así luego recuperarle de los dos accidentes cerebro vasculares que ha padecido.

UN comentario en “El juez nombra a Fernando Cabrera administrador concursal de Casa de Galicia

  1. Me llama la atención la poca o casi nula presencia en este Boletín de España Exterior y, por ende, de Galicia Exterior, de noticias o comentarios relacionados con Chile y con la numerosa colonia española que hay en el país.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *