El Instituto Cervantes abrirá en Bangalore su primera extensión en la India, adscrita al centro de Nueva Delhi

Empezará a impartir cursos de español a principios del próximo año en esta ciudad considerada la ‘Silicon Valley’ del país y la cuarta en importancia

El Instituto Cervantes prevé abrir su primera extensión en la India en la ciudad de Bangalore, con más de ocho millones de habitantes y considerada como el Silicon Valley de aquel país. El consejo de administración del Cervantes ha aprobado la apertura de dicha extensión, que empezará a impartir cursos de español a principios del próximo año y dependerá del centro de Nueva Delhi.

Bangalore, situada en el sur de la India y capital del estado de Karnataka, alberga numerosas compañías tecnológicas e instituciones de investigación y educativas. También es la sede del programa aeroespacial indio y de la industria cinematográfica en idioma canarés (oficial en ese estado).

El potencial tecnológico, económico, educativo y demográfico de Bangalore (la cuarta urbe más poblada, detrás de Bombay, Delhi y Calcuta) la convierte en el lugar idóneo para abrir la primera extensión del Cervantes en la India, según considera el consejo de administración del Cervantes, ya que se prevé una fuerte demanda de aprendizaje de español. Instituciones afines como la Alianza Francesa y el Instituto Goethe confirman que es la segunda ciudad india con más solicitudes de clases de lengua extrajera.

La previsión de una gran demanda de clases de español a partir de enero de 2023 en la futura extensión de Bangalore se cimenta también en los datos que arroja el Cervantes de Nueva Delhi, que es el centro con mayor número de alumnos al año. Inaugurado en 2009, el pasado año superó las 6.000 matrículas, por delante de otros centros del organismo en todo el mundo.

El Instituto Cervantes alquilará en los próximos meses una sede en Bangalore en la que realizará las obras necesarias para crear ocho aulas y otras dependencias (recepción, sala de profesores…). El estudio de viabilidad contempla que a partir del tercer año de actividad docente pueda alcanzar, o incluso superar, la autofinanciación del cien por cien.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *