El Informe PISA 2018 vuelve a situar a Castilla y León entre los mejores sistemas educativos del mundo

Con 12 puntos por encima de la media de los países de la OCDE en Ciencias y 13 en Matemáticas

El Informe PISA 2018 (en sus siglas en inglés, Programme for International Student Assessment), sitúa de nuevo a Castilla y León entre los mejores sistemas educativos del mundo en Matemáticas y Ciencias.

La consejera de Educación, Rocío Lucas, presentó el pasado 3 de diciembre los datos del estudio en el que han participado 612.000 alumnos de 15 años que cursan sus estudios en 21.904 centros de 79 países o áreas geográficas, representando a 32 millones de estudiantes. La muestra en Castilla y León ha sido de 1.876 alumnos pertenecientes a 59 centros.

“Sin duda alguna, estamos ante un barómetro que resulta de gran utilidad a la hora de evaluar la calidad de los diferentes sistemas educativos en todo el mundo, de poder analizar en detalle su situación”, reconoció Lucas.

Castilla y León se mantiene en el segundo puesto del pódium español en Matemáticas, muy por encima de la media del país, la OCDE y la UE. De hecho, la puntuación de esta prueba en el conjunto de España se sitúa en 481 puntos, la media de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) llega hasta los 489 y los estudiantes castellanos y leoneses han alcanzado los 502 puntos.

“Estamos a la cabeza de España, solo superados, y por tan solo un punto, por Navarra”, señaló la titular de Educación en la presentación de los datos. Además, añadió que “si Castilla y León fuese un país, ocuparía el puesto número 12, en el entorno de la OCDE y la Unión Europea (UE), justamente a continuación de Finlandia, que ocupa el undécimo lugar con 507 puntos, y empatados con Suecia y Reino Unido”.

El propio Informe PISA expone, en el análisis de los resultados de Ciencias, que Castilla y León “consigue, junto con Galicia, resultados significativamente más altos que los del conjunto de España”. Con 501 puntos, la Comunidad es la segunda mejor del territorio español, solo superada por Galicia. Un resultado que sitúa en esta materia al sistema educativo castellano y leonés 18 puntos por encima de la media española y 12 más que la de los países de la OCDE.

Equidad entre centros públicos y privados

En este sentido, la titular de Educación destacó que “si nos comparamos a otros países, también seguimos en posiciones destacadas y ocuparíamos el puesto 14 en el entorno de la OCDE y la UE, casi empatados con Estados Unidos y a solo dos puntos de los que ocupan el décimo lugar -Países Bajos, Alemania y Australia-. Es decir, una diferencia mínima. Así pues, también en Ciencias seguimos en las primeras posiciones, entre los mejores sistemas educativos del mundo”.

Uno de los compromisos adquiridos por Rocío Lucas para esta legislatura es “no dejar a nadie atrás”, porque la equidad es uno de los pilares del sistema educativo de Castilla y León. “La buena noticia es que, también en esto, PISA nos indica que vamos por el buen camino”, subrayó la consejera de Educación.

Así, las diferencias en ambas pruebas entre los escolares de centros públicos y concertados, son mínimas. Algo que no sucede ni en otras comunidades autónomas, ni en la media de la OCDE.

Unas cifras que demuestran, según Lucas, “el logro de que tanto si se elige estudiar en la escuela pública como si se hace en la concertada, los padres pueden estar seguros de que, en ambos casos, tienen asegurada una educación de la máxima calidad”.

El informe deja, además, otros datos que demuestran la buena salud del sistema educativo de Castilla y León como el índice de segregación, donde la Comunidad se sitúa a la par con países como Noruega, el mejor de todos los analizados. Eso significa que Castilla y León es uno de los lugares del mundo en los que más se garantiza que todos los estudiantes se beneficien, en la misma medida, del mejor profesorado, con independencia de los recursos económicos familiares.

La consejera de Educación quiso poner el acento también en una cuestión que los titulares pueden pasar por alto, pero que para Lucas es de vital importancia: el bienestar de los escolares. El informe de la OCDE señala que Castilla y León es uno de los sistemas educativos con menor índice de exposición al acoso. Un marcador que deja en muy buen lugar a España con -0,20 (frente al 0,40 de Nueva Zelanda o el 0,37 de Letonia), y sitúa a Castilla y León a la cabeza del país, solo Extremadura registra menor índice de exposición al bullying.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *