El Grupo Tordoia de Ginebra conmemoró su 40º aniversario con una gran fiesta

Asistieron concejales del Ayuntamiento coruñés, grupo folclóricos de otras entidades gallegas en Suiza y una representación del club de fútbol SD Tordoia

ACD Tordoia
Directiva de la ACD Tordoia con la tarta por el 40º aniversario.

Con un emotivo y vibrante evento, el Grupo Tordoia de Ginebra celebró con alegría su 40 aniversario, una ocasión especial que reunió a la comunidad gallega en Suiza para conmemorar décadas de cultura, música y amistad.

La celebración tuvo lugar en Ginebra, donde los miembros de la entidad se unieron para compartir recuerdos, honrar su legado y mirar hacia el futuro con esperanza. La piedra angular del evento fue la fascinante exposición que destacó la rica historia y la evolución de la agrupación Tordoia a lo largo de los años. Desde sus humildes comienzos hasta convertirse en una institución cultural sólida en Ginebra, la exposición capturó la esencia de la dedicación y el esfuerzo del grupo para preservar y promover la cultura gallega en tierras suizas.

El escenario cobró vida con las vibrantes actuaciones de varios grupos musicales, destacando la diversidad y la riqueza de la herencia gallega. Entre los grupos destacados se encontraba ACG A Roda de Lausana que deleitó a la audiencia con su talento musical y su energía contagiosa, y el grupo anfitrión, Aires de Tordoia, que deslumbró a todos con una actuación apasionada que reflejaba la profunda conexión del grupo con sus raíces.

ACD Tordoia
Actuación del grupo anfitrión.

Uno de los momentos más emocionantes de la noche fue la presentación del grupo Faíscas da Pontagra de Galicia, que viajó especialmente desde Tordoia para unirse a la celebración. Su actuación cautivadora no solo resaltó la calidad artística del grupo, sino que también subrayó la importancia de mantener vivas las tradiciones gallegas fuera de sus fronteras originales.

Una representación del equipo de fútbol SD Tordoia de Galicia se unió a la celebración. El presidente Lamas, el tesorero Chechu y la vicepresidenta Susana Pena, quienes en el pasado participaron como jugadores en eventos anteriores en Ginebra, se sumaron para apoyar a sus compatriotas suizos en este significativo aniversario. El año pasado, celebraron con entusiasmo sus propios 40 años de existencia como sociedad deportiva. Como anécdota curiosa, hace once años viajaron a Ginebra con la intención de festejar junto a Tordoia y disputar un partido amistoso. Sin embargo, las intensas nevadas impidieron que el encuentro se llevara a cabo.

ACD Tordoia
Grupo Faíscas da Pontraga.

El presidente del SD Tordoia de Galicia expresó su profunda alegría al participar en la celebración de los 40 años de historia del ACD Tordoia de Ginebra. Destacó la significativa trayectoria del club suizo, elogiando su dedicación y esfuerzo a lo largo de cuatro décadas. No escatimó elogios al comparar la historia de ambos clubes, reconociendo el mérito especial del ACD Tordoia por ser una agrupación formada por emigrantes y establecida en el extranjero. Subrayó la notable dificultad que implica construir y mantener una institución deportiva fuera de su país de origen, señalando que este logro es aún más meritorio. En sus palabras, destacó la resiliencia y la pasión de los miembros del ACD Tordoia, que han superado obstáculos únicos al establecer y consolidar el club en un entorno distinto al suyo. En este sentido, el presidente del SD Tordoia expresó su admiración por la capacidad del ACD Tordoia para mantener viva la llama del fútbol y la comunidad, convirtiendo la distancia geográfica en un factor que fortalece su identidad y unidad.

ACD Tordoia
Vista de los asistentes.

Lamas extendió sus mejores deseos al ACD Tordoia, deseándoles muchos más años de éxito y celebraciones, y reafirmando la importancia de la diversidad y la unidad en el mundo del fútbol. Sin duda, el deporte y la cultura se entrelazaron en un momento único que simbolizó la unidad y la solidaridad de la comunidad gallega en Ginebra.

Las ediles del Ayuntamiento de Tordoia, Manuela González  (Festejos y Tercera Edad), y María García González (Cultura y Deporte) en un gesto significativo, se desplazaron hasta Ginebra para unirse a la celebración. Su presencia no solo fue un testimonio del fuerte lazo entre la localidad gallega y su diáspora, sino también un reconocimiento a la contribución invaluable de la Agrupación Tordoia de Ginebra a la preservación y difusión de la cultura gallega y el deporte en el extranjero. Desde la perspectiva del ayuntamiento, el fenómeno migratorio ha variado mucho.

“Recordar las celebraciones de ACD Tordoia en los años 90 evoca una época muy diferente. En aquel entonces, estas festividades contaban con la participación activa de alrededor de 500 migrantes, creando un ambiente que me hacía sentir como si estuviera en Galicia. Mis vecinos y personas de los pueblos cercanos se encontraban aquí, formando una comunidad unida. Aproximadamente el 85% de esa emigración tenía vínculos directos con nuestro ayuntamiento y sus alrededores. El primer equipo de ACD Tordoia estaba compuesto en su mayoría por personas de mi generación, muchos de los cuales habían jugado previamente en el equipo Tordoia de Galicia. Al emigrar a Ginebra, fundaron este equipo con la intención de dar continuidad a una actividad que les unía. En la actualidad, muchos de ellos han regresado a casa marcando un cambio significativo en la dinámica de nuestra comunidad. Observamos que las nuevas generaciones no tienen el mismo arraigo ni vínculo con Galicia. La realidad es que ya no acogemos a tantos emigrantes como lo hacíamos en el pasado. Las circunstancias han cambiado y este cambio se refleja en la composición y la esencia de nuestras celebraciones actuales. Aunque conservamos el espíritu festivo, la comunidad ha experimentado transformaciones notables a lo largo del tiempo» declaró Manuela González.

ACD Tordoia
El conjunto A Roda de Lausana.

Los participantes compartieron una cena de fraternidad donde los platos tradicionales gallegos fueron protagonistas. El 40º aniversario del Grupo Tordoia de Ginebra no solo fue una celebración de su historia, sino también un testimonio de su dedicación a garantizar que las generaciones futuras sigan disfrutando y valorando la rica herencia cultural gallega. Hubo unión, alegría, compromiso y una gran dosis de Galicia palpable en la atmósfera. Los integrantes de A Roda, Irmandade Galega na Suiza, A nosa Galiza, ACD Tordoia y Faíscas da Pontraga, se unieron para deleitar a los asistentes con un gran repertorio de música y baile tradicional en Suiza.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.