El Gobierno se apoya en Bildu para tramitar los Presupuestos Generales del año que viene

Polémica por el apoyo de los simpatizantes de ETA al proyecto de Cuentas del Estado

El Pleno del Congreso de los Diputados rechazó el pasado 12 de noviembre las siete enmiendas a la totalidad al proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2021, presentadas por PP, Vox, JxCAT, CC, Foro Asturias, BNG y la CUP, con lo que continúa su tramitación.

El proyecto de Cuentas del Ejecutivo, el primero diseñado por el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, logró 198 votos de socialistas, ‘podemitas’, ERC, Ciudadanos, PNV, Bildu, PDeCAT, Más País-Equo, Compromís, el PRC, Nueva Canarias y Teruel Existe  en contra de las enmiendas frente a los 150 votos del PP, Vox, Junts, la CUP, el BNG, Coalición Canaria, UPN y Foro Asturias a favor tras dos días de debate. Esta votación sólo garantiza la tramitación de los Presupuestos y ahora el PSOE y Unidas Podemos deberán sellar acuerdos para asegurarse que el proyecto acaba aprobado por las Cortes Generales tras debatir las enmiendas parciales presentadas por los grupos.

El acuerdo del Gobierno con EH Bildu, los herederos de Batasuna y simpatizantes de ETA, para lograr su apoyo a las Cuentas provocó numerosas críticas, no solo de la oposición sino también desde dentro del PSOE, por medio de dirigentes autonómicos o de antiguos altos cargos como Felipe González o Alfonso Guerra. Y las declaraciones de portavoces de Bildu asegurando que así “empieza todo” o que llegan para “tumbar definitivamente el régimen” no ayudaron a calmar las denuncias contra la actitud de Pedro Sánchez y su Gobierno. O que el líder de Podemos y vicepresidente segundo del Ejecutivo, Pablo Iglesias, afirmara que Bildu se integraba en “la dirección del Estado”.

El Gobierno se comprometió con los independentistas catalanes de ERC a eliminar el castellano como lengua vehicular en la educación y con Bildu a ceder en política laboral para asegurarse sus votos, además de coincidir esto con el acercamiento de presos de ETA a cárceles vascas. Y Ciudadanos optó por dar otra oportunidad al PSOE. Mientras, el Banco de España, la Unión Europea o el Fondo Monetario Internacional criticaron los Presupuestos y renegaron de sus previsiones de ingresos y crecimiento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *