El Gobierno salva in extremis sus primeros decretos a cambio de más concesiones a Junts

Como la cesión de competencias de inmigración a Cataluña o medidas para el retorno de empresas

Pedro Sánchez aplaude el resultado de la votación con miembros del Gobierno y el PSOE.

El Gobierno logró sacar adelante los decretos leyes anticrisis y ómnibus gracias a Junts -que no participó de la votación en uno y se abstuvo en otro- tras un acuerdo in extremis y en un pleno agónico celebrado , aunque los de Carles Puigdemont habían anunciado su voto negativo a los tres decretos que debatió el Congreso de los Diputados. El tercero, que reforma el subsidio del desempleo a propuesta de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, no salió adelante por el voto en contra de Podemos, que se vengó así de la líder de Sumar que los dejó fuera del Gobierno.

El Pleno del Congreso convalidó el 10 de enero, en sesión extraordinaria tras habilitar el mes de enero para acelerar la ley de amnistía que se celebró en el Senado por las obras en la Cámara baja, los reales decretos leyes relativos a la adopción de medidas en materia de justicia, función pública, régimen local y mecenazgo; y por el que se adoptan medidas para afrontar las consecuencias de los conflictos en Ucrania y Oriente Próximo y para paliar los efectos de la sequía. Además, se dio luz verde a los objetivos de estabilidad presupuestaria y, por otra parte, se rechazaron los textos alternativos a la Ley Orgánica de amnistía presentados por el PP y por Vox.

El acuerdo entre el PSOE y Junts contempla la delegación de las competencias sobre inmigración a la Generalitat y suprimir el artículo de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que a su juicio haría peligrar la amnistía a cambio de no votar los tres primeros decretos ley del Gobierno. El pacto incluye también la publicación de las balanzas fiscales, el compromiso de reformar la ley de Sociedades de Capital para revertir el decreto que aprobó en 2017 el Gobierno del PP “y que las empresas puedan volver a Cataluña”, rebajar al 0% el IVA del aceite, un aumento de los recursos para la digitalización de la administración de Justicia hasta los 6,2 millones de euros que el Estado asuma la totalidad del coste del descuento en el transporte público, y que se reconozcan “los derechos históricos de Cataluña en materia de régimen local”.

Todo lo pactado entre PSOE y Junts será analizado por el PP para determinar si es recurrible, según anunció su presidente, Alberto Núñez Feijóo, quien denunció la “humillación” y la “deshonra” del Gobierno ante Junts y se preguntó si hay más “pactos encapuchados”. El PP, posteriormente, anunció una protesta en Madrid el 28 de enero por las cesiones del Ejecutivo.

En una reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el líder del PP pactó que la Comisión Europea supervise las negociaciones para renovar el Consejo General del Poder Judicial y cambiar la ley que regula su sistema de elección, además de afearle la moción de censura en Pamplona que dio la Alcaldía a EH Bildu con el apoyo del PSOE porque supone “un antes y un después” en las relaciones entre ambos partidos.

El Rey reivindica la Constitución y alerta de que se instale “el germen de la discordia”

El Rey Felipe VI destacó la importancia fundamental de la Constitución Española, que cumplió 45 años como hoja de ruta democrática trazada por el pueblo español en su momento, y la reivindicó como aval de convivencia en un contexto polarizado. En un discurso pronunciado durante la conmemoración de la Pascua Militar que contó por primera vez con la presencia de la Princesa de Asturias, Leonor de Borbón, el monarca señaló que la Carta Magna sigue guiando el camino libremente emprendido y ensalzó ante la cúpula de las Fuerzas Armadas su “papel fundamental en la preservación” de la unidad nacional.

Ya en su tradicional discurso de Navidad, Felipe VI dejó claro que “fuera del respeto a la Constitución no hay democracia ni convivencia posibles; no hay libertades sino imposición; no hay ley, sino arbitrariedad”, afirmó en pleno debate en torno a la ley de amnistía. La Constitución, dijo, permitió “superar la división, que ha sido causa de muchos errores en nuestra historia, que abrió heridas, fracturó afectos y distanció a las personas”. Por ello, añadió, “evitar que nunca el germen de la discordia se instale entre nosotros es un deber moral que tenemos todos”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.