El Gobierno ratifica una tendencia descendente del Covid-19 pero reconoce todavía cifras preocupantes

La incidencia acumulada pasa de 470 a 276 en 2 semanas y baja la presión hospitalaria pero 270 con muertes diarias

El Ministerio de Sanidad notificó el pasado 30 de noviembre 19.979 nuevos casos de Covid-19 durante el fin de semana precedente, que elevan la cifra total a 1.648.187 desde el inicio de la pandemia, según las estadísticas oficiales. Son 151.323 más respecto al 16 de noviembre, cuando se contabilizaban 1.496.864, lo que supone una media diaria de contagios superior a los 10.800. Con esta última actualización, la incidencia acumulada se queda en 276 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 470 de hace dos semanas.

Según los datos del Ministerio, 45.069 personas con prueba diagnóstica positiva han fallecido desde que el virus llegó a España tras sumar 401 durante el fin de semana, frente a las 41.253 de hace dos semanas. Son 3.816 más, lo que da una media diaria de más de 270 muertes. Hay que recordar que las cifras del Gobierno no incluyen las defunciones con síntomas compatibles pero sin prueba diagnóstica ni los decesos de las residencias, que podrían llevar la cantidad total a más de 60.000 víctimas, como reconocen otras fuentes oficiales tras analizar el exceso de mortalidad.

Actualmente, hay 14.503 pacientes ingresados por Covid-19 en toda España (frente a los 20.452 de hace dos semanas y 2.629 en UCI (3.156 el día 16). Según los datos notificados a Sanidad por las comunidades autónomas, la presión hospitalaria en toda España por el virus se sitúa en el 11,85% y un 26,74% de las camas UCI está ocupada por enfermos de Covid-19.

La secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, aseguró en rueda de prensa para dar cuenta de la evolución de la pandemia, que los datos confirman “la tendencia descendente” y la mejora de los indicadores pero se trata, dijo, de “cifras preocupantes que hay que seguir bajando”. Calzón recordó que “España se ha sumado al acuerdo de compra anticipada de vacunas” de la Unión Europea y que “corresponde a la Agencia Europea del Medicamento seguir toda la secuencia que acabe en la autorización de una vacuna”.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció el pasado día 27 los 15 grupos de población que, a lo largo de tres fases que previsiblemente comenzarán en enero y finalizarán en verano, recibirán la vacuna, según se establece en el Plan de Vacunación contra Covid-19, aprobado el día 24 por el Consejo de Ministros, y según avanzó días antes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Los primeros en recibir la vacuna serán los residentes y el personal sanitario de residencias y centros de grandes dependientes  una vez lleguen las primeras dosis, a partir de enero de 2021 y hasta marzo, y, a continuación lo hará el resto de personal sanitario y los grandes dependientes no institucionalizados. En total, en la primera etapa de la vacunación se vacunará a 2,5 millones de personas.

Es lo único que se sabe por ahora; el resto de colectivos en que se divide la población todavía no tienen fecha. Tampoco hay plan concreto para las próximas Navidades. Sánchez e Illa avanzaron que serán diferentes y que se trabaja en un protocolo común para toda España pero todavía no se ha acordado con las comunidades autónomas. Se baraja que sólo se puedan reunir entre 6 y 10 personas en las comidas y cenas más señaladas y no se sabe si habrá limitaciones a los desplazamientos entre comunidades autónomas o entre ciudades para reunirse con la familia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *