El Gobierno prevé que este año el PIB se desplome un 9,2% y el paro suba al 19%

El Ejecutivo envía a Bruselas el los planes de Estabilidad y Reformas

Nadia Calviño y María Jesús Montero durante la rueda de prensa virtual para informar de las previsiones del PIB y del paro para 2020.

El Gobierno prevé un desplome del PIB del 9,2% este año y una tasa de paro que se elevará al 19%, mientras que para 2021 estima un repunte del 6,8% en 2021 y un descenso de la tasa de paro al 17,2%.

Así lo anunció el viernes 1 la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en rueda de prensa en Moncloa para presentar el nuevo cuadro macro y el Plan de Estabilidad 2020, remitido por el Ejecutivo a Bruselas, junto al Plan Nacional de Reformas. Según dijo, la economía tocará fondo en el segundo trimestre del año y se recuperará desde entonces en forma de “V asimétrica”, lo que llevará a un rebote de la economía del 6,8% en 2021.

La contracción económica será consecuencia del desplome del consumo de los hogares (8,8%) y del hundimiento de la inversión (25,5%) y las exportaciones (27,1%). En concreto, el PIB registrará una caída del 9,2% este año para repuntar un 6,8% en 2021, mientras que el empleo caerá un 9,7% en 2020 y se crecerá un 5,7% al año siguiente, con lo que la tasa de paro escalará al 19% en 2020 y descenderá al 17,2% en 2021.

El Programa de Estabilidad 2020-2023 contempla un descenso del consumo privado del 8,8% este año, pero un alza del 4,7% el año que viene, mientras que el consumo público aumentará un 2,5% en 2020 y un 1,8% en 2021.

La inversión este año se desplomará un 25,5%, pero se recuperará con un crecimiento del 11,6% el próximo año; al tiempo que tanto las exportaciones como las importaciones retrocederán en 2020, con una caída del 27,1% y del 31%. En cambio, en 2021 las exportaciones crecerán un 11,6% y las importaciones, un 9,3%.

Como consecuencia de todo ello, el PIB nominal caerá un 10,1% este año, pero avanzará un 8,7% el próximo año. El Gobierno prevé que el déficit público alcance el 10,34% del PIB este año, hasta los 115.671 millones de euros, el mayor déficit desde 2012, cuando alcanzó el 10,7%, como consecuencia del impacto de la crisis del Covid-19, con una caída de los ingresos de 25.700 millones respecto al año pasado y un aumento del gasto público de 10 puntos de PIB, hasta el 51,5% del PIB.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *