El Gobierno diseña una desescalada en cuatro fases sin fechas precisas para volver a una “nueva normalidad” a finales de junio

Empezará el lunes 4, aunque el sábado 2 ya se podrá salir a pasear y hacer deporte / La unidad de referencia será la provincia y no se podrá viajar de una a otra / Las medidas se tomarán con prudencia y serán reversibles

Pedro Sánchez durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.

El Consejo de Ministros ayer el Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad, que establece los principales parámetros e instrumentos para la desescalada tras la crisis provocada por el Covid-19. El plan constará de cuatro fases, sin fechas concretas, más allá de que la primera, llamada fase 0, comenzará el lunes 4 de mayo, y pasar de una a otra dependerá de la capacidad del sistema sanitario, situación epidemiológica, medidas de protección en espacios públicos, datos de movilidad y socioeconómicos. Cada fase durará mínimo dos semanas porque es el tiempo de incubación del virus. La duración mínima de toda la desescalada será de mes y medio. Cada dos semanas se revisarán las fases ya que este es el periodo de incubación del coronavirus. El Gobierno planea que no dure más de ocho semanas, por lo que a finales de junio se llegaría a la “nueva normalidad”, esto es, justo cuando arranca la temporada más fuerte de verano.

La unidad territorial de referencia será la provincia. Cada una avanzará a un ritmo diferente, según sus características epidemiológicas, pero coordinado. La dirección de todo el proceso corresponderá al Ministerio de Sanidad, en diálogo con las comunidades autónomas. La idea es recuperar poco a poco el movimiento pero sin desplazarse entre provincias hasta que no termine la desescalada a finales de junio. Sí se permitirá ese movimiento para ir a trabajar de una provincia a otra, como sucede ahora, y para algunas situaciones extraordinarias como un velatorio, según explicó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la rueda de prensa en la que presentó el plan.

Negocios con cita previa y comidas para llevar

La fase 0 o preparatoria comenzará el lunes 4, aunque el pistoletazo de salida real llegará el sábado 2 con la posibilidad para los adultos de salir a pasear y a hacer ejercicio físico, cuyos detalles serán concretados en una orden ministerial. A lo largo de esta fase, los negocios, incluidos gimnasios o peluquerías, podrán empezar a funcionar con cita previa y siempre cumpliendo medidas de seguridad y distancia social. Los restaurantes aún no podrán abrir, pero sí dar comidas para llevar. También se permitirá hacer deporte individualmente.

Algunas islas como La Graciosa, el Hierro y La Gomera en Canarias o Formentera en Baleares pasarán directamente a la fase 1 o inicial ya desde el 4 de mayo. Para el resto, esta llegará el 11 de mayo a todas las provincias que cumplan los criterios epidemiológicos, cuyas cifras concretas todavía no se han concretado. Durante esta fase las terrazas podrán abrir con reducciones de aforo del 30%. Los hoteles y los apartamentos turísticos podrán volver a funcionar excluyendo las zonas comunes. En ese estadio también comenzará la apertura de museos, con un tercio de su aforo. También podrá abrir el pequeño comercio. Con horario preferente para mayores de 65 años. Apertura centros de alto rendimiento. Arrancarán los espectáculos culturales de menos de 30 personas y un tercio del aforo en recintos cerrados y con menos de 200 al aire libre siempre que sean sentados y manteniendo la distancia de seguridad. También volverían algunos rodajes con medidas de protección.

El curso escolar no empezará hasta septiembre

En la fase 2 o intermedia se abrirán el interior de los locales de hostelería con aforo limitado y garantías de separación. El curso escolar no se reanudará hasta septiembre pero se podrán abrir actividades de refuerzo o para menores de 6 años si ambos padres trabajan. Además se celebrará la EBAU (la antigua Selectividad). Abrirán cines, teatros o salas de exposiciones y espectáculos al aire libre con hasta 400 personas o 50 en lugares cerrados. También reabrirán los lugares de culto con un aforo del 50%.

En la fase 3 o avanzada habrá una flexibilidad en la movilidad general y una relajación de las restricciones en la restauración. En cines y teatros se podrá pasar a un 50% de aforo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *