El Gobierno aprueba el Proyecto de ley de Memoria Democrática que incluye dos nuevos supuestos de acceso a la nacionalidad

Podrán obtener la ciudadanía los hijos de las españolas que la perdieron al casarse con un extranjero antes de la entrada en vigor de la Constitución y los hijos mayores de edad que no pudieron acceder a ella a través de la Ley de Memoria Histórica de 2007

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, explicó los detalles del proyecto de ley.

El Consejo de Ministros en su reunión del 20 de julio ha aprobado el Proyecto de ley de Memoria Democrática que remitirá a las Cortes y que incluye dos nuevos supuestos de acceso a la nacionalidad española.

Según destacó el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, tendrán esta posibilidad los hijos de las españolas que se casaron con extranjeros durante la dictadura y perdieron su nacionalidad y también los hijos mayores de edad de aquellos a quienes ya se les dio la opción de conseguirla en la Ley de Memoria Histórica de 2007. Aquella norma, como señaló el ministro, “solo afectó a los hijos menores” y resaltó que “ahora abrimos también la posibilidad a los hijos mayores de edad en aquella fecha”. Esta medida estará reflejada en el capítulo III de la ley dedicado a las medidas de reparación.

En ambos supuestos, la solicitud deberá formalizarse en el plazo de dos años desde la entrada en vigor de la Ley de Memoria Democrática. Dicho plazo será prorrogable un año por acuerdo del consejo de ministros.

Asimismo, se mantiene que también podrán optar por la nacionalidad española “los nacidos fuera de España de padre o madre, abuelo o abuela que originariamente hubieran sido españoles, y que, como consecuencia de haber sufrido exilio por razones políticas, ideológicas o de creencia, hubieran perdido o renunciado a la nacionalidad española, a los efectos del artículo 20 del Código Civil”.

Cabe recordar que ya el pasado 20 de octubre de 2020, en una intervención en el Senado, la entonces vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, aseguró que la nueva Ley de Memoria Democrática daría respuesta a dos de los supuestos que quedaron pendientes en 2007: el de las mujeres a las que se les privó de la nacionalidad al casarse con un extranjero y el de las divisiones en las familias en las que unos pudieron acceder a la nacionalidad por ser menores de edad cuando se aplicó la Ley de Memoria Histórica y otros no por ser mayores de edad entonces.

Con esta medida se da respuesta a dos de los cuatro supuestos sobre los que la colectividad en el exterior viene reclamando una solución. Quedarían pendiente el acceso a la nacionalidad de los nietos de las personas emigradas por causas económicas que obtuvieron la nacionalidad del país de acogida y perdieron la española antes del nacimiento de su hijo o hija, y el de los nietos de nacionales españoles que, habiendo ostentado la nacionalidad, la han perdido por no ratificar su deseo de conservarla al cumplir su mayoría de edad. Algunos de ellos pudieron recuperar su nacionalidad y otros no debido a la falta de una Instrucción específica para este supuesto en particular que dejó esa posibilidad a la interpretación de cada registro consular.

Día de las personas exiliadas

En el Proyecto de ley de Memoria Democrática también se recoge la creación del día de homenaje a los exiliados, el Día de las personas exiliadas, que se celebrará el 8 de mayo en recuerdo a todas aquellas personas que tuvieron que abandonar España.

Ahora, esta iniciativa se presentará en las Cortes para su tramitación, durante la cual puede sufrir modificaciones, y hasta su aprobación definitiva todavía pueden pasar varios meses.

5 comentarios en “El Gobierno aprueba el Proyecto de ley de Memoria Democrática que incluye dos nuevos supuestos de acceso a la nacionalidad

  1. Si estos dos supuestos salen así, no se da respuesta a uno de ellos. ¿Dónde están los nietos de exiliadas, que sí salían en el anteproyecto original? De todos modos, esperemos ver el texto enviado, ya que según Pilar Cancela sí entrarían los nietos. Soy nieto de exiliados de la GCE y creo que ya es hora que se aplique el ius sanguinis a los descendientes de quienes se vieron forzados a emigrar por causa de la guerra civil, sin tantos condicionantes. Nuestros antepasados no tuvieron elección, era el exilio o la muerte.

  2. Esta aprobación de la Ley de Memoria Democrática tan esperada tanto tiempo , nos llena de felicidad a todos los españoles y más , en tiempos tan duros y difíciles como vive la humanidad por la terrible Pandemia. Bendiciones para todos.

  3. Muy bueno, pero todavía existen vacíos, como por ejemplo el caso de los cónyuges de españoles, que debemos residenciarse en España para optar a la nacionalidad española, y todos sabemos que en estos tiempos, es bien difícil emigrar sin dinero y sin ninguna protección. Que lastima.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *