El Ejecutivo remite a las Cortes el Acuerdo entre España y Argentina para realizar un programa de movilidad de jóvenes

En el marco de esta iniciativa se concederán 500 visados especiales con el objetivo de favorecer que los beneficiarios puedan adquirir una experiencia personal y profesional y ampliar su conocimiento de la cultura y sociedad del país de acogida a través del desempeño de empleos ocasionales o de actividades de voluntariado

El Consejo de Ministros aprobó en su reunión del pasado 7 de junio la remisión para su aprobación por las Cortes Generales del Acuerdo entre España y Argentina sobre un programa de movilidad de jóvenes.

En febrero de 2017, durante la visita de Estado del presidente argentino, se firmó en Madrid un Memorándum de Entendimiento en el que ambos países declararon la intención de establecer en un futuro un Programa de Movilidad de Jóvenes. En el marco del viaje del presidente de España a Argentina en abril de 2018, se consideró oportuno proceder a la firma del acuerdo, si bien, al no disponerse de tiempo suficiente para recabar la autorización del Consejo de Ministros, fue firmado ‘ad referendum’ por el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación español y por el ministro de Relaciones Exteriores y Culto argentino, en fecha 10 de abril de 2018. Posteriormente, el Consejo de Ministros, en su reunión de 31 de agosto de 2018, aprobó la firma ‘ad referendum’ del acuerdo y dispuso su remisión a las Cortes Generales.

Las sucesivas convocatorias electorales del año 2019 así como la irrupción del covid en marzo de 2020 hicieron que se interrumpiese la tramitación de la citada autorización de las Cortes Generales que ahora se solicita.

La finalidad del acuerdo es favorecer la movilidad de los jóvenes y fomentar la cooperación y colaboración entre ambos países para que puedan adquirir una experiencia personal y profesional y ampliar su conocimiento de la cultura y sociedad del país de acogida a través del desempeño de empleos ocasionales o de actividades de voluntariado. A tal fin, se establece un régimen singular de concesión de visados y de entradas y estancias de jóvenes ciudadanos de cada una de las partes en el territorio de la otra.

Podrán beneficiarse de este acuerdo, una vez que entre en vigor y se ejecute, los jóvenes de entre 18 y 35 años.

Los nacionales de cada país que deseen obtener un visado para participar en el programa deberán presentar su solicitud ante la representación consular correspondiente del otro estado ubicada en el territorio del que sean nacionales y en cuya circunscripción residan, pudiendo otorgarse un máximo anual de 500 visados. No obstante, ese límite de visados podría aumentarse.

Por otra parte, el acceso a un empleo en el marco del programa, según indica el Acuerdo, es un aspecto circunstancial de la estancia y que, a lo largo de esta, los participantes no podrán trabajar o realizar cursos durante más de seis meses.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *